Artículo

El final de nuestro Ciclo Cósmico y el inicio de una Nueva Era. (II parte: El punto de inflexión y los acontecimientos por venir desde una visión astrológica).

«No sea que levantes los ojos al cielo y veas el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército del cielo, y seas impulsado a adorarlos y servirlos, {cosas} que el SEÑOR tu Dios ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos». Deuteronomio 4:19

Mis estimados lectores, amigos,  Hermanos;

Me complace mucho hacer una nueva entrega (II parte) acerca de este tema, el cual es una continuación a mi publicación anterior de hace algunos días que como recordarán, hacia referencia al final de nuestro actual Ciclo Cósmico y el inicio de una Nueva Era (la de Acuario).

 Este devenir,  vendría a marcar la ocurrencia de ciertos eventos de capital importancia, algunos de ellos ya en pleno desarrollo y experimentación como comprobaremos en las siguientes líneas.     De igual manera, esta nueva publicación viene a ser el colofón de mis  escritos astrológicos anteriores en este mismo espacio, fechados en Enero 8 y 9 respectivamente.   Dicha continuación del tema,  la enfocaré en esta oportunidad desde el punto de vista astrológico,  pero tomando en cuenta todo lo demás que nos dice la Tradición Recibida.

En este 2020, el gran tema astrológico será la triple conjunción Saturno-Jupiter-Plutón.     No obstante, tendrá una especial relevancia los efectos que se produzcan entre Jupiter-Saturno,  hechos que abrirán sus puertas el 21 de Diciembre 2020 bajo el signo de Acuario (signo de Aire).     Esta conjunción marcará un gran punto de inflexión:  El nacimiento de una Nueva Era, no solamente porque estos dos grandes cronatores son considerados por la astrología clásica como factores determinanes de los grandes cambios históricos, sino por que como explicamos detalladamente en el capítulo anterior, son el final de una Era y además representan las postrimerías del Kali-Yuga, dando cierre a nuestro actual Manvantara o Ciclo Cósmico.

Sin embargo, según algunos místicos y hermetistas modernos, teósofos y filósofos de la Nueva Era, el mundo ha estado en la Era Acuario desde la segunda mitad del siglo XX.   Esto se explica por el hecho de que, en el momento del nacimiento de Jesús El Cristo, el punto vernal cambió de la constelación de Aries a la constelación de Piscis y de allí, aproximadamente 2020 años después a la Era de Acuario.

Acuario es un signo relacionado con los cambios bruscos y radicales.  Rige cuestiones como la electricidad, la aviación, las tecnologías de vanguardia, los inventos impactantes, la informática, el Internet ya que no en vano su regente es Urano.     En el ámbito más directamente humano, Acuario también se vincula con valores de libertad, de solidaridad e igualdad, así como con la rebeldía y el espíritu contestatario y revolucionario ante  los poderes conservadores.

La conjunción de estos planetas se producen cada 20 años y señala el inicio de un período marcado por los significados del signo en que se se encuentre en cada uno de los tránsitos.     Este encuentro,  determina los sucesos globales en el muy corto lapso de perioricidad de dos décadas, sin embargo,  siempre ha sido observada y altamente respetada por los astrólogos desde hace más de 3.000 años, por lo que su efectividad no debería estar cuestionada.

  No obstante esta conjunción que experimentaremos en breve, no es una conjunción cualquiera, ya que duranta las últimas 10 conjunciones de esta misma naturaleza,   las mismas se han producido bajo un común  Elemento agua (el Agua).    Es por esta razón,  que ahora se origina una particularidad adicional y es que se gesta un cambio del elemento alquímico (del elemento Agua al elemento Aire ), evento que se produce cada 200 a 240 años.

En este sentido, cabe destacar que el  Aire es el elemento por el cual se transmite la comunicación en todas sus formas (naturales o tecnológicas), las nuevas ideas y tendencias (algunas revolucionarias y de caracter vanguardista), el pensamiento, etc.  aspectos estos que generan cambios en el modelo actualmente establecido, el cual estaría llegando al final de su ciclo.

También se caracteriza por la capacidad creativa y el auge de tecnologías avanzadas, condición que se verá muy favorecida en ese preciso momento por la posición de Urano en la carta del 21 de Diciembre, ya que éste planeta se encuentra  desde hace algún tiempo  en el signo de Tauro , el cual otorga concreción y materialización en nuestro dia a dia, para poder palpar concretamente estos avances tecnológicos.

Se trata pués, de dos tipos de energía muy diferentes que se expresan en nuestro mundo con efectos que no son compatibles entre sí y que generan agitación y confusión en la colectividad, tanto psíquicamente (inconsciente colectivo) como materialmente, ya que Piscis es un signo guiado por la sensibilidad y las emociones (el Agua), y Acuario se basa en ideas y conceptos (el Aire) casi siempre alejados de las emociones. 

Como podemos apreciar en las generalidades del cuadro de más abajo, será un inicio de Era marcado por fuerzas Cardinales muy encadenadas a la materialidad terrenal y que al principio, generarán mucha acción.

A continuación y basado en lo hechos y antecedentes expresados en la 1ra. parte de esta investigación y escritos anteriores, voy a exponer la carta astrológica del tránsito del proximo 21 de Diciembre a las 12 horas según el meridiano de Greenwich.     He levantado esta carta bajo esas características, dada la sincronicidad de varios factores de relevante importancia (tanto astrológicos como basados en la intuición), que considero sumamente relevantes y que resumo de la siguiente manera:

  • Conjunción partil (en grado, minuto y segundo), de Jupiter y Saturno en el signo de Acuario y además, en la casa 11 (Acuario) para esa hora prevista.
  • Momento exacto del inicio del Solsticio de invierno ( Sol en los 0 grados del signo de Capricornio -cúspide- y en la posición exacta del mediocielo), en conjunción también partil con Mercurio.
  • Gran «T cuadrada» con cúspide en Urano (arriba mencionado) en el signo de Piscis, que hace cuadraturas con los nodos lunares, lo cual indica una lección Kármica para la Humanidad entre el Nodo Sur (karma) y el Nodo Norte (Dharma o lecciones de aprendizaje).

 

 

Pasemos a analizar este tránsito planetario y su significado.   Primero que nada,  analicemos el estado cósmico de los planetas, comenzando como es natural,  por el Astro Rey que estará peregrino ese día en su entrada al signo de Capricornio (Solsticio de Invierno).

Destaca aquí la conjuncion exacta (partíl) de Mercurio – Sol en la cúspide de Capricornio.  Es menester notar,  que la conjunción es el único aspecto posible entre el Sol y Mercurio, ya que siempre viajan juntos en la bóveda Celeste.    Mercurio rige la comunicación, los patrones de pensamiento, la racionalidad y el razonamiento.     También la educación primaria y secundaria, la zona donde vives, hermanos, primos, transporte de corta distancia, noticias e información.      Mercurio es rápido, vivo, adaptable, variable, sin emociones y curioso.     Por otro lado el Sol es el Ego, la Voluntad y la Energía fundamental .  Es por esta razón, que  el Tránsito Sol Conjunción Mercurio es el mejor de todos los aspectos para la efectiva  comunicación.  

Por otro lado, cuando estos dos planetas fusionan sus ernergías ( y además en el MC – Medio Cielo), esta energía se irradia en toda la carta astrológica y magnifica su efecto.  Claro, todo va a depender del resto de los aspectos tanto del Sol como de Mercurio.

Un aspecto no armonico y hasta conflictivo, va a a ser la cuadratura del Sol con la Luna.  Este uno de los aspectos más difíciles de todos en astrología  y  en este caso en particular,  pudiera no canalizar adecuadamente esas energías tan grandes derivadas de esa conjunción Sol-Mercurio.   De esta manera, es probable que se experimenten muchos altibajos, con algunas confusiones y malentendendidos en la comunicación, especialmente con superiores y figuras de autoridad.       Las emociones negativas pueden llegar a magnificarse , y luego expresarse en forma explosiva  a través del Ego personal y colectivo.   Esto puede poner a la gente  irritable y puede llegar a ponerse  muy combativa.   Si además, lo sumamos al estado cósmico de Marte el cual como veremos mas abajo estará bastante sólido, puede ser exposiva.     Por lo tanto, la gente puede estar a la defensiva y con reacciones fuertes.  

Esto puede suceder a pesar de que Mercurio se encuentre en buena relación con el planeta de la Nueva Era (Urano),  ya que ambos se encuentran en un armónico trígono.

Los cronatores Júpiter y Saturno, también  se encontrarán peregrinos para esa fecha en el  signo de Acuario y además, en la cúspide de dicho  signo en pleno y fuerte comienzo.   No nos olvidemos que Jupiter ha sido considerado siempre el planeta de la expansión y del crecimiento (benéfico), mientras que Saturno el de la contracción y el endurecimiento (supuestamente «maléfico»), pero también es un gran maestro.

Ambos planetas en conjunción,  han marcado hitos de importantísima trascendencia en la historia de la humanidad y no lo dice mi persona, sino los más grandes astrólogos que ha tenido nuestra historia.    

Esta conjunción a dado origen a eventos  de grandiosa trascendencia tales como el nacimiento de algunos avatares de la historia como son Buda, Moisés o Jesús de Nazareth ( ver mi anterior publicación de este mimso espacio titulada «Jesús de Nazareth y las condiciones celestes en su nacimiento».   No obstante y en la otra cara de la moneda,  también a desencadenado  eventos que han marcado el inicio de pandemias y choques religiosos, culturales y políticos.  

Debemos añadir a lo anterior, que  esta especial conjunción tambien coincide en ambos Planetas con la triple conjunción con Plutón.  Bajo esa interpretación,  los eventos se desencadenan con especial intensidad y virulencia (tal y como es la naturaleza de Plutón), pudiéndose producir catastrofes naturales, graves conflictos socio-políticos y pandemias como las que estamos padeciendo en este momento.     Es posible que estos efectos unidos al inicio de una Nueva Era, siembren en la humanidad la simiente de un nuevo despertar y un cambio de los paradigmas.   No obstante y como todo en el Universo, será un cambio gradual.

Los tres planetas estan de igual manera aspectados en sextil con el asteroide Juno y el ASC (ascendente),  lo cual les otorga un caracter de colaboración y «confabulación» mutua,  para identifcarse con esos valores de re afirmacion de sus energías y mostrarlas a todo el mundo  (ASC).

También esta misma  conjunción, marcará el fin de la era  clásica industrial  y el nacimiento de otra etapa, gradual pero constante, que será la Era de la comunicación digital, tal y como lo podemos evidenciar en la conjunción exacta o partíl Sol-Mercurio en el Mediocielo (cuspide de capricornio) y en el transito de Urano por Tauro (aplicación práctica de la tecnología).

No podemos dejar de lado,  el quincuncio que muestra Plutón con la parte arábiga del Infortunio , lo cual nos indica la enfermedad y muerte en su mas genuina expresión.     Además, el mismo se produce con el nodo sur Lunar.    Esto nos indica un claro  enfoque Kármico (como lo es el del quinquncio), en la forma de una lección que debe aprender la humanidad, tal y como nos lo está demostrando ahora la epidemia del COVID-19. 

Pero este tipo de fenómeno pandemico no es nuevo bajo la configuración celeste.   La gran peste negra de la Edad Media (siglo XV), ocurrió bajo una conjunción similar y no coincidencialmente, esa epidema se originó en China.    De igual manera, la epidemia del cólera se origino también en China y en India y recorrió Europa con fatales resultados entre los años 1.817 a 1.824 (hace apenas 200 años) y tuvo muy serias repercusiones de caracter internacional tanto en la política como en la sociedad, originando conflictos entre los paises y las regiones de un mismo país y entre ricos y pobres, tal y como se está evidenciando ahora  en la Comunidad Europea y otras potencias con el tema del covid-19.

Ahora, casi dos siglos después (200 años), se nos presenta bajo la forma de otro virus aún más silencioso y letal como lo es el covid-19. 

?Pero que nos dice la cifra de 200 años?, pues bueno algo de mucha significación, ya que son 200 los años en los que aproximadamente cambian en el zodíaco los elementos fuego, tierra, agua y aire, de uno a otro en su ciclo.  

En la epidemia del cólera teniamos en el zodiaco a el elemento Agua – signo de Piscis ( y el vacilo del cólera se transmite por el agua…), ahora el covid-19 está bajo el elemento Aire – signo de Acuario, y este virus,  !y no coincidencialmente se transmite principalmente por el aire!.   Además y para matizar este efecto, la parte arábiga del Infortunio, se encontrará el 21 de diciembre en Geminis (los pulmones).

Pero sigamos con el análisis astrológico.

Por otro lado, el planeta Marte se nos presenta  con un aceptable estado cósmico comodamente domiciliado en su signo Aries y tambien en colaboración con la parte del Infortunio, energia que junto a la que vimos de Plutón, puede llegar a ser bastantes cardinal para todo lo que es la salud y la vida.

También existen otras inarmonias, una de ellas para el planeta Urano, el cual transita Tauro en un estado cósmico caído, formando una cuadratura con nuestra gran conjunción Jupiter – Saturno, lo cual nos anuncia ciertos movimientos imprevisibles que a lo largo del 2021 podrán  alterar en formar repentina el orden establecido, al más puro estilo Uraniano.  

La conjunción con  Lilith (la Luna negra), nos cofirma que esas manipulaciones y cambios repentinos pueden producirse bajo el manto de ciertos intereses  velados y de intenciones no muy sanas.

Todo parece indicar pués,  el nacimiento de una época marcada por un nuevo orden Mundial bajo el mando de grandes poderes socio-politico-económicos restrictivos de las libertades  y la democracia, amparados en la ignorancia de una gran masa de la población y en el monopolio y control de los medios de comunicación (Urano).

Ya lo estamos viendo en los EE.UU con la reciente victoria de los «demócratas» y el resurgimiento velado de una especie de izquierda (pero con dinero),  que maneja a placer los medios de comunicacion y la redes sociales, las cuales están empezando, por primera vez en la historia, a ser controladadas y restringidas por esos sectores.    Esta situación la estamos viendo en este momento de forma evidente, en paises como España, Venezuela (en sumo grado) y en otras partes del Mundo.

Finalmente, observemos el estado de Venus, el planeta de la belleza  y el amor, que además y como casi todos los demás planetas, estará peregrino

Como vemos en el cuadro de más abajo, sus aspectos nos relatan también una carga kármica importante, dados los quincuncios con Lilith y Urano y su afinidad con Quirón.  Nos está diciendo que la humanidad a torcido y tergiversado el concepto del Amor en su genuina y verdera expresión, por lo cual,  va a sufrir ciertas heridas (quirón)  y deberá experimentar consecuencias dolorosas.

Como hemos podido apreciar en el  transcurso de este estudio, nos esperan en el corto plazo unos tiempos bastante delicados de cambios y confrontación.     Pero este devenir,  no podría ser de otra manera al encontranos en las postrimerias del Kali Yuga, por lo que eso ya esta escrito tal y como nos relatan las Sagradas Escrituras;

» 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores serán estos.
9 Mas vosotros mirad por vosotros: porque os entregarán en los concilios, y en sinagogas seréis azotados: y delante de presidentes y de reyes seréis llamados por causa de mí, en testimonio á ellos.
10 Y á todas las gentes conviene que el evangelio sea predicado antes.
11 Y cuando os trajeren para entregaros, no premeditéis qué habéis de decir, ni lo penséis: mas lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.
12 Y entregará á la muerte el hermano al hermano, y el padre al hijo: y se levantarán los hijos contra los padres, y los matarán.
13 Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre: mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo.
14 Empero cuando viereis la abominación de asolamiento, que fué dicha por el profeta Daniel, que estará donde no debe (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea huyan á los montes;
15 Y el que esté sobre el terrado, no descienda á la casa, ni entre para tomar algo de su casa;
16 Y el que estuviere en el campo, no vuelva atrás á tomar su capa.
17 Mas ¡ay de las preñadas, y de las que criaren en aquellos días!
18 Orad pues, que no acontezca vuestra huída en invierno.»
 
MATEO 13:8-18

Después de la tormenta, llega la calma.  

La Era de Acuario después de que pasemos esta etapa tan dolorosa y tumultuosa que caracteriza a la decadencia total características de las postrimerias del Kali Yuga, la humanidad (nuestros hijos o lo más probable los hijos de nuestros hijos),  vivirán un largo período en el cual la espiritualidad, la paz y la armonía, seán la forma común de vida, en una hermandad adecuada y bajo la tutela de un nuevo Avatar de la descendencia de Melquisedec.

Pero esto será el tema de nuestra próxima entrega.

«Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud».   EXODO 15:26

 

 

Astrólogo, Esoterista y Terapeuta Holístico por vocación y convicción. Ha realizado diversos estudios y cursos de la mano de reconocidos Maestros de estas disciplinas. Profesional graduado en el C.A.V. (Centro Astrológico Venezolano), E.S.T. (Escuela Superior de Tarot) y el Centro Internacional de Qabalah, en diversas ramas de la Astrología, Mancias (Tarot, Runas, Oniromancia), Radiestesia, Reiki, Angeologia y Qabalah Hebrea. Inscrito en la Federacion Española de Reiki y en la Sociedad Española de Astrología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.