• Artículo

    Jesús de Nazaret y las Condiciones Astrológicas en su Nacimiento.

     

    I

    Tal vez pudiera considerarse  aventurado, el hecho de atreverse a esbozar este tipo de carta astrológica para unos de los Avatares más importantes que ha tenido la Humanidad y que vino a cambiar completamente el curso de la historia.   Sin embargo, muchas de estas investigaciones  se han realizado ya, con mayor o menos éxito, tanto por astrólogos profesionales cómo por iniciados y estudiosos del hermetismo.   Humanizar a Jesús no lo desacredita, sino por el contrario lo hace más coherente.

    Lo que nos mencionan los Evangelios Canónicos acerca del nacimiento y vida de Jesús y que se nos narra en el Nuevo Testamento, serían  las fuentes principales “oficiales” de información para describir la vida de Jesús.      Más sin embargo, otras partes del Nuevo Testamento, como las epístolas paulinas que probablemente se escribieron con una diferencia de 20 a 30 años, también incluyen referencias a episodios clave de la vida del Nazareno y que discrepan, en  muchos aspectos, de los Evangelios antes mencionados, incluso los contradicen.

    No obstante, existen otras fuentes, que a mi juicio serían inclusive más confiables que las anteriores y son los denominados Evangelios  Apócrifos, los cuales y en este caso los pertenecientes en su relación con los del Nuevo Testamento, serían  los que más nos interesarían a efectos de este trabajo. Se trata de una complicación de más de 50 libros,  los cuales destacan y hablan de la vida de Jesús y de su Nacimiento entre otros muchos contenidos, muchos de ellos de profundo contenido esotérico e iniciático. Estos serían:  Libro sobre la Natividad de María, Evangelio Árabe de la infancia de Jesús, Historia de José el carpintero,  Declaración de José de Arimatea, Evangelio de los Egipcios, Evangelio de la Verdad, Evangelio de María, Hechos de los Hebreos. Los Milagros de Jesús, etc.

    Con una mente amplia y  combinando diversas fuentes tanto canónicas como apócrifas, podemos determinar con cierto grado de exactitud el momento del nacimiento de Jesús.   El otro ingrediente, mis queridos lectores, nos lo aportaría la otra inteligencia o lo que llamamos la intuición o “inteligencia del corazón”, que en casos como en el nos ocupa ahora, sería de  importancia primordial.

    II

    y sucedió que, habiendo nacido el Señor Jesús en Belén de Judá durante el reinado de Herodes vinieron a Jerusalén unos magos según la predicción de Zaradust”.  Evangelio apócrifo árabe.

    El acontecimiento astrológico que nos marca este Natalicio,  es el viaje que realizaran los llamados “reyes magos”, desde diversos territorios del Oriente Medio.  

    Estos distinguidos personajes aparte de su condición de realeza,  eran astrólogos y pertenecían a un grupo o hermandad de iniciados que profesaban el Mazdeísmo (que es un antigua religión Persa).  Es por eso que se les menciona como “magos”, ya que la palabra «magoi» es la raíz etimológica de la palabra mago y es el nombre que recibía la casta sacerdotal de la religión Zoroástrica.    

    No nos olvidemos, que el cristianismo tuvo como padre al judaísmo, pero su madre fue el mazdeísmo.   Es por eso que el cristianismo ha sido desde sus orígenes, una religión sincrética.   Los apóstoles Marcos y Lucas no hablan de los reyes magos, pero Mateo si los menciona en su Evangelio.  Igualmente, los apócrifos La Caverna de los Tesoros, el Protoevangelio y el Pseudo Mateo si los mencionan ampliamente.      Específicamente en La Caverna de los Tesoros, se  narra que poco antes de que naciera Jesús, dichos magos-astrólogos vieron una  estrella o «brillo astral» muy especial, el cual y según investigaran en sus libros astrológicos, en especial en los llamados Oráculos de Ninrod, encontraron el significado del mismo en base a una antigua profecía.

    Se trataba, en este caso,  de la sagrada conjunción astrológica de Júpiter y Saturno, en este caso,  en la constelación de Piscis.    Esta conjunción se repetiría tres veces en un mismo año mayo, octubre y diciembre como veremos en detalle más adelante, ya que en ese lapso de tiempo, tuvieron movimientos normales y también retrógrados (Rx).     Algunos autores, mencionan que esta estrella de gran luminosidad,  pudiera haber sido Sirio, pero discrepo acerca de esa  posibilidad dada la ubicación en la bóveda celeste en ese momento.   

    No obstante y debido al brillo de la luz generada por la conjunción mencionada anteriormente y que estaría en la eclíptica (cero grados), es que me oriento por esa teoría.     No nos olvidemos, que en aquellos tiempos no existía la contaminación lumínica que padecemos ahora,  por lo que sería fantástico imaginar la diafanidad del cielo en una clara noche en esas tierras.   Por otro lado, Sirio estaría con una declinación de -4 grados en la curva del Ecuador y su visión no sería tan evidente.

    No podemos perder de vista, que los nacimientos de otros Avatares como lo fueron Krishna, Osiris  y Buda, también fueron anunciados por una estrella.

    Arriba, bóveda celeste al momento del natalicio de Jesús. A la derecha, flecha con la conjunción Júpiter-Saturno, A la izquierda debajo de la eclíptica, la estrella Sirio.

    Visto esto, estos reyes-magos partieron “dejando el Este”, para llevar consigo ofrendas de oro (para el Rey), mirra (para el sanador o médico) y óleo (para el sacerdote), ya que ellos sabían que el Mesías que estaba por nacer, pertenecía a la rama iniciática de Melquisedec y que por lo tanto,  poseería esa trilogía única de Rey, Sacerdote y Sanador.     Dichos magos se llamaban; Hormizd (que es una deformación de Ormuz, Dios principal Persa), Jatderegerd (rey de Saba) y Peroz (rey de Seba).

    III

    En mi opinión y luego de estudiar y consultar diversas fuentes de investigación,  textos Sagrados, canónicos y apócrifos, se llega a la conclusión que  el Maestro Jesús no nació en el año 0 de nuestro calendario Gregoriano.  Su nacimiento aconteció en el año 7 A.C.

    Por todos es sabido, que en aquellos tiempos el territorio de lo que hoy es Israel y Palestina, estaba gobernado por Herodes llamado “el grande”, el cual una vez enterado del suceso por venir, ordenó la famosa matanza de los neonatos.

    José y  María se vieron obligados huir  a Egipto  y tal y como nos cuenta el Evangelio apócrifo “Pseudo Mateo”, regresaron de aquellas tierras de residencia provisional, cuando Jesús tenía 3 años.    De igual manera, los Evangelios canónicos, coindicen en describir que la Sagrada Familia regresó a Palestina cuando Herodes falleció, (Mateo 2:19-20).    En la historia, también está  claramente documentado, que este gobernante murió en el año 4 A.D.  En consecuencia y si las matemáticas no nos mienten, Jesús nacería en el año 7 del famoso A.C. del calendario Gregoriano (o sea en el -7). 

    De igual manera si consultamos los escritos del gran astrólogo-astrónomo Johannes Kepler, nos relata que mediante sus propias investigaciones, llegó a la conclusión de que Jesús nació durante la conjunción de Saturno-Júpiter en la Constelación de los peces, al inicio de esa misma Era.   

    La conjunción Júpiter-Saturno, (también llamada de los planetas superiores o “cronatores”), son las que marcan ciclos de tiempo y cambios drásticos en la humanidad.   También indican el nacimiento de Avatares de la humanidad a la largo de la historia que conocemos.

     El astrólogo Messhallah, uno de los fundadores  de la astrología árabe, nos dice en su libro sobre las conjunciones de los planetas:   “La conjunción de Saturno y Júpiter es la conjunción máxima, ésta indica cambios en las sectas, partidos y religiones.”    Es por lo tanto, el antes y el después de una Era.

    Una de las características básicas  astrológicas del planeta Saturno, es que simboliza al maestro, el instructor, el mago,  el sacerdote, al hierofante (poder del cielo o espiritual), mientras que la del planeta Júpiter, es el papel del monarca, del regente, rey, emperador, etc (poder de la tierra).

    Esto no sería ninguna casualidad, ya que Jesús de Nazaret  nació como sacerdote y rey,  y  está claramente escrito en la Biblia que perteneció  a la misma cadena iniciática que el Gran Profeta Melquisedec (Lucas 3:23) , el cual fue otro Avatar y encarnación anterior de la misma alma de Jesús.    Tal fusión de fuerzas, se  produciría en una constelación como la de Piscis (el pez) el cual es el símbolo por excelencia del cristianismo, es una profecía que ya estaba escrita desde el principio de los tiempos.

    IV

    “Al llegar a mitad de camino, dijo María a José:  Bájame porque el fruto de mis entrañas pugna por venir a Luz, Y José la ayudó a apearse del asno diciéndole: ¿Dónde podría yo llevarte para resguardar tu pudor? Porque estamos al descampado”  Evangelio apócrifo “El protoevangelio”.

    José y María iban camino a Belén procedentes de la Alta Galilea en compañía de uno o dos de los hijos de él, para celebrar el día del Yom Kippur, también conocido como Día de la Expiación, del arrepentimiento y del perdón.   Estas festividades,  sabemos empiezan el día  27 de septiembre y se prolonga por diez días más.  Es el día más sagrado del año judío, conjuntamente con el Año Nuevo o Rosh Hashaná.

     José estaba en Galilea atendiendo un trabajo (solía desplazarse mucho por el país por razones de trabajo) y en esta oportunidad estaba en compañía de sus esposa María.  Pero aconteció, que decidieron  celebrar esta festividad en Belén, a pesar del avanzado estado de gravidez de María.   Querían ir a Belén  ya que José era nativo de esa ciudad y allí tenía su morada permanente, hijos, familia, amigos y ciertas comodidades, lo que no hace sentido que hubiera nacido en un humilde pesebre en esa misma ciudad,  ¿o es que acaso las escrituras canónicas no son confiables?.

     Es por esa razón, que tengo serias dudas que el nacimiento de Jesús se haya producido en Belén, ya que dicho alumbramiento fue un poco anticipado a lo esperado y los pilló en pleno viaje.  Tal vez éste se anticipó por lo duro de los viajes en aquellos tiempos a caballo o a lomos de asno o camello.  Es probable entonces,  que el nacimiento se haya producido en algún sitio entre ambos puntos del viaje,  tal vez luego de haber pasado la ciudad de Nazareth en la baja Galilea,      es por eso que Jesús sería  llamado para la posteridad “de Nazareth”.

     Es muy posible que esto  haya sido así, ya que como dijimos arriba, no tendría lógica que si Jesús nació en una cueva tipo establo y llena de carencias, esto hubiera sido en la ciudad natal de su Padre José, donde como dijimos, poseía familia y comodidades.     No se si el lector recordará, que en la celebración Navideña del año 2017, el Papa Benedicto XVI se refiriera a Nazareth como el lugar de nacimiento de Jesús y no Belén.  Esto también lo menciona Mateo en el Nuevo Testamento.

     Por esa razón, la carta natal la levantaré desde este emplazamiento aunque astrológicamente y por la ubicación geográfica en que se desarrolló el viaje, no sería mucha la diferencia con respecto a otros puntos.

    De tal manera que, este nacimiento se debió haber producido aproximadamente entre los días comprendidos entre  el día 24 de septiembre y el 7 de octubre del año 7 A.C. según el calendario Gregoriano.     Estas fechas han sido contempladas por mi persona,  luego de un análisis de varios factores.    Si la celebración del Yom Kippur, comenzara el 27 de septiembre y la Sagrada Familia estaba en Galilea y querían llegar al comienzo de la celebración, serian aproximadamente unos 300 km. los cuales se recorrerían (José a píe el y María a lomo de un asno) en unos 5 a 7 día de camino, previos al comienzo. 

    De igual manera,  hemos tomado 10 días después de esa fecha que sería la duración de esa celebración.      Sobre este particular, se han producido una enormidad de planteamientos en cuanto a esa fecha.     Muchos investigadores mencionan que esa conjunción astrológica se produjo tres veces en ese año (mayo, octubre y diciembre) y cada uno da su planteamiento y teoría.  Otros afirman que sería en el mes de marzo, etc.

    Lo que si mi persona tiene en claro, es que definitivamente no sería el 25 de diciembre como indica la tradición católica, ya que antes de que naciera Jesús, ya se celebraba esta festividad en los territorios ocupados por el imperio Romano.     El día de Navidad en realidad es una fiesta pagana y que después la disfrazaron de cristiana. La misma empezó a celebrarse a partir del año 354 D.C. por decreto del emperador romano Justiniano y por una conveniencia meramente política y social, colocó el nacimiento de Cristo ese día para aprovechar la celebración de varias fiestas religiosas.

    V

    Ya en esta parte de este breve estudio, es menester precisar el supuesto día y hora de este nacimiento.  Hasta el momento, nos hemos basado en una rigurosa investigación histórica y bibliográfica (tanto de los evangelios canónicos como apócrifos) y también un poco de sentido común.     No obstante y para este tipo de investigaciones, es absolutamente necesaria la combinación de razón en intuición (lo que denominábamos “inteligencia del cerebro” sumada a la “inteligencia del corazón”).  

    Después de sopesar todo esto, algo me he llevado a concluir que el probable nacimiento de Jesús, sería el día 29 de septiembre del año 6 A.C. alrededor de  las 17:00 horas aproximadamente.  Pero vamos a desmenuzar esta afirmación;

    ¿Por qué el 29 de septiembre?

    Un Avatar de las características de Jesús de Nazareth  es probable que haya nacido en una conjunción Júpiter-Saturno (de cuyas características astrológicas hablaremos más abajo) y algo en el corazón me dice que fue cuando esta conjunción fue absolutamente partil (alineación matemáticamente exacta), y que se produciría a los 17°23’ (para ambos planetas) en el signo de Piscis y en la casa 12 (que además es la constelación de Piscis).  Además el ASC (ascendente del signo zodiacal), también estaría en Piscis en ¡ conjunción con el evento anterior ¡.  Es demasiada le sincronicidad que se produce en este magno evento.

    Por otro lado, es muy importante destacar en este punto, que el grado 17 en el signo de Piscis es considerado un grado crítico en cualquier carta natal. Es por eso, la especial relevancia que tendría en esta carta con esa especialísima conjunción.       Aparte de lo anterior, las escrituras nos relatan que antes del alumbramiento, José tuvo que localizar de emergencia un lugar donde guarecerse y que en aquel momento había pastores y ganado pastoreando (ya a finales del verano), cosa que no hubiera acontecido en diciembre con las bajas temperaturas que existen esa región (a veces bajo cero en esos meses de inviernos) y que hubieran obligado a recluir el ganado en los establos, no a la intemperie para ser vistos, tal y como relatan las escrituras.

    pero, ¿Por qué el año 6 A.C. y no el 7 como mencionado anteriormente y como mencionan las escrituras?   

    Antes del año que marcó el inicio de nuestra Era (el año 0), se utilizaba el llamando calendario Juliano, introducido por Julio César en el año 46 a. C. es decir, desde la fundación de Roma.      El mismo, fue el resultado de una reforma del calendario romano y  entró en vigor en el 45 a. C., poco antes de la conquista romana de Egipto.     Era el calendario predominante en el mundo romano, y posteriormente en la mayor parte de Europa y en los asentamientos europeos de América y otros lugares, hasta que fue sustituido progresivamente por el Calendario Gregoriano, promulgado en 1582 por el Papa Gregorio XIII.

    Por esta razón es que Jesús nació, como vimos, antes del año 0 de nuestra era.   ¿Pero que implicaciones tiene esto en nuestros cálculos para el levantamiento de la carta natal?  Bueno, sería de 365 días, que es la diferencia entre el calendario Juliano  y el Gregoriano.

    La enciclopedia astronómica nos dice:   “En términos astronómicos, el calendario juliano se atrasa con respecto al año trópico aproximadamente un día cada 128 años lo que equivale a 11 minutos 14 segundos de exceso por año. Para el calendario gregoriano, la cifra es de un día cada 3324 años.2 La diferencia en la longitud media del año entre el calendario juliano (365,25 días) y el Gregoriano (365,2425 días) es del 0,002%”.

    pero, ¿Por qué a las 17:00 horas?

    En este punto es donde se pudieran generar más dudas y esto cambiaría el ascendente astrológico, el cual varía dependiendo de la hora de nacimiento.  En este punto, nos basamos en las siguientes premisas de sentido común:

    1. Por la noche o en la oscuridad, en aquellas tierras era peligroso transitar (los ladrones y criminales han existido siempre).
    2. Si José tuvo oportunidad de dejar a María en su lugar protegido (después de ubicarlo y posiblemente rentarlo) y correr en busca de una partera, es muy probable que esto hubiera sido de día y al final de una dura jornada de viaje.

    VI

    Luego de este preámbulo, estamos ahora en capacidad de levantar las carta natal de Jesús de Nazaret;

     

    El ASCENDENTE ASTROLÓGICO (ASC) DE JESÚS de NAZARETH.

    (Descripción de su visión ante la vida y como  lo veían  los demás.  De qué forma se presentaba el ante la gente y la cara que mostraba al mundo).

    Al tener a Piscis (el símbolo de la Cristiandad) en el Ascendente, Jesús se mostraba como una  persona gentil y sensible con una profunda comprensión de las personas y una actitud muy tolerante, y sin prejuicios hacia la vida (tal y como demostró al casarse con María Magdalena y en haber estudiado las religiones esotéricas en sus viajes al lejano Oriente).

    No le gustaban los ambientes competitivos y ruidosos, detestando intensamente los conflictos.   Esto le hubiera dado la falsa imagen de ser algo pasivo ante las circunstancias mundanas, a esperar, a mirar, a observar, a sentir y conocer mucho.   Dejar que las cosas se hagan o resuelvan por sí mismas a su manera y con la intervención de otras fuerzas superiores Divinas.       Jesús tenía profundos sentimientos religiosos y espirituales hacia la vida, no necesariamente ortodoxos (discrepaba de muchas costumbres Judías y de la propia tradición, como por ejemplo el respeto al Sabat).  También fu un crítico de muchos aspectos de otras religiones que conoció en sus viajes junto a su Madre, lo cual le valió enemistades con muchos sacerdotes de esos cultos.  No obstante, poseía un sentido innato e instintivo hacia la inmensidad y unicidad de toda vida, que le hacía ver claramente  muchas de las aspiraciones y luchas humanas mundanas como algo de poca importancia, en comparación con el plano Divino.   

    Las características de este ascendente astrológico, lo hacía ver muy compasivo y no soportaba ver ninguna criatura viviente sufrir, sea humana, animal o incluso una planta.  De niño lloraba fácilmente y le perturbaba profundamente el sufrimiento ajeno, físico o emocional. El mundo de su imaginación y fantasía eran muy reales para El, un lugar a donde podía escapar del mundo externo.    Como Jesús era una persona generosa y tolerante, las personas con problemas de todo tipo gravitaban a su alrededor, porque intuían su naturaleza compasiva.

     Desde el punto de vista racional, Jesús era  tan inteligente como cualquier otra persona, pero Él  no poseía una visión racional y lógica de la vida.   Tratar de llegar a Él a través de argumentos lógicos era a menudo inútil y frustrante.  Le guiaban siempre sus sentimientos, intuición y corazón, y no su cabeza, cosa que solía  sorprender o enfurecer a sus seguidores y apóstoles, que se regían en casi su totalidad bajo el puro entendimiento racional.

    Él realmente reconocía que la vida es mucho más que lo que podemos explicar intelectualmente o lo que podemos encerrar nítidamente en categorías bien definidas. Esto le hacía poseer una cualificación especial hacia temas tales como los fenómenos psíquicos, la telepatía, la parapsicología, etc.     Sus actitudes no eran tan estructuradas y rígidas como las de otra gente, y esto le permitía ver muchos y diferentes puntos de vista y aceptarlos todos como válidos, como lo demostró en sus muchos años de viaje en compañía de su Madre, visitando países del lejano Oriente y conociendo otra formas de adorar a Dios y culturas milenarias,

    Siguiendo con el estudio de su ascendente astrológico, tenemos las siguientes características relevantes;

    Júpiter Conjunción con el ASC.

    Jesús de Nazareth irradiaba seguridad, bienestar y optimismo que inspiraba en sus seguidores confianza y buenos sentimientos en los demás. Él se quería a si mismo al sentirse portador de una alma muy especial y de la importancia de su rol. Se apreciaba a sí mismo y lo demostraba.  Era especialmente cuidadoso son Su Alma  con el templo de la misma, su cuerpo.  Sin embargo y como todo ser humano, a veces solía exagerar y sobre estimarse.

    Saturno Conjunción ASC.

     Él tenía un porte maduro, solemne y muy serio.  Poseía un gran dominio de sí mismo, mucha auto disciplina y un altísimo nivel de conciencia. No obstante, le podían obstaculizar ciertos sentimientos de inhibición e insuficiencia.  A veces y  ya desde niño, daba la impresión a los demás de ser autoritario.

    Medio Cielo Astrológico.

    El hecho de que Jesús tuviera su  MC en Sagitario, refleja su búsqueda y la expansión de la conciencia y de la sabiduría, que traería como consecuencia una suprema elevación espiritual.   La naturaleza muy  intuitiva de sagitario,  lo convertía en  hábil visionario y le confería una  intuición profética.   Es decir, El tendía a conocer de modo innato como se desarrollarían los acontecimientos en el futuro.  Es por eso que era abierto, creativo y expansivo.     Existía también en El una gran capacidad de atesorar sabiduría, la cual sabría  utilizar en el momento oportuno.   Este tipo de perfil lo tienen las personas que no se dejan convencer fácilmente, al mismo tiempo, necesitan convencer a los demás para que los acompañen en sus planes.

    Es por eso que Jesús era un tanto dogmático en sus ideas.    La búsqueda de la aventura estaría  presente en todos los órdenes de la vida. La conexión con el extranjero y los viajes es muy común en esta posición del MC, no siendo raras las residencias en otros países o los abundantes viajes.  Su vida poco conocida (desde su niñez hasta los 30 años), transcurrió en viajes por todo el Oriente medio y lejano en compañía de María, su Madre.

    ACERCA DE SU YO PROPIO E ÍNTIMO Y SUS VERDADERAS MOTIVACIONES.

    Jesús de Nazaret nació con su Sol en la cúspide del signo de Libra, y además en la misma constelación de su nombre o casa. Jesús era un Librano “Puro”.

     En cuanto a su Planeta “dispositor” o co-regente de la carta, después de efectuados los cálculos éste sería Plutón, con todo lo que ello conlleva.

    Su elemento es el Aire por lo de Libra (de ahí sus profunda espiritualidad), Cardinal y sumamente Activo. Polaridad positiva.    No obstante, el elemento Agua también tiene un peso específico muy alto en su carta. Él fue bautizado con agua y la religión que luego se creó con su legado espiritual, también bautiza con agua.     Con respecto a sus energías Planetarias, aun cuando en éste y los subsiguientes capítulos son descritos con lujo de detalles, vemos que están concentradas en el hemisferio Norte de la carta, lo cual nos indica a una persona completamente abierta al Mundo y al servicio de los demás.

    Tenía en su vía “combusta” (15 grados de Libra a los 15 de Escorpio), tanto a Mercurio, Neptuno, Venus y la “cola del dragón” lunar.  Esto definitivamente marcaría su vida, toda vez que vino a cumplir una labor de Karma importante y tormentosa (nodo sur) que por su verbo y prédica (mercurio) lo condujo por intereses ocultos (Neptuno) a la muerte prematura.

    Sus Planetas, estarían dignificados  como sigue;

    Sol: Caído.

    Marte : Peregrino.

    Venus: Exiliado.

    Mercurio: Peregrino.

    Luna: Exiliada.

    Saturno: Peregrino.

     Jupiter: Peregrino.

    Lo cual nos indica una energía planetaria que si la vemos en forma global, es bastante conflictiva toda vez que no posee ningún planeta domiciliado o exaltado.    Apreciamos algo interesante en su carta, al oservar que tiene interceptadas las siguientes casas: La 8 en su signo (escorpio) encerrando la energía de Venus y Neptuno en las transformaciones, la muerte y todo lo oculto, de ahí que su futuro de redención fuera eminente en ese sentido.   La 9 en Sagitario con Marte, que indica que tos su vida, energía y esfuerzo estuvo canalizado con un solo objetivo: la redención de la humanidad.  La  3 en tauro, con Vesta y Juno, cuyos efectos ya comentamos arriba.

    No obstante, la armonía y el equilibrio eran sus notas claves. Jesús comprendía instintivamente la necesidad de acomodar los deseos e intereses de los demás, y era extremadamente  justo y equitativo.    Poseía mucho tacto, diplomacia y sentido social y hacía todo lo posible para evadir la discordia y el conflicto. Expresaba un buen sentido de cooperación y un excelente sentido de adaptabilidad, y a menudo, lograba con encanto y discreción lo que hubiera sido imposible de forma directa y enérgica.

     Para Él, poder congeniar con otros y complacerles, asistirles y curarles era extremadamente importante. Prefería compartir y hacer cosas en grupo que hacerlas a Solas, es por eso que casi siempre estaba rodeado de sus Apóstoles y de gente que lo seguía.

    Era muy idealista y romántico,  sobre todo lo relativo a la relación de pareja y al matrimonio.  Él no la buscó, pero encontró una pareja que era parecida a Él intelectualmente y la encontró en María Magdalena, capaz de mantener una relación mental, intelectual, a la vez que sea física y emocional. Esto lo vio en esta joven, rica y culta Cananita, con unas creencias religiosas muy particulares.

    Jesús era un amigo (y amante) considerado y consciente, y disfrutaba también de los símbolos tradicionales del amor: el cortejar, las flores, etc. Las relaciones eran como un arte para usted, algo que requiere tiempo, atención y esfuerzo creativo. Le gustaba que su pareja sea sutil y con cierta clase, nunca grosera, aburrida o brusca.     La justicia e igualdad, tanto en su vida personal como en el mundo, serán de capital y extrema importancia para Él.    Si luchaba por algo, casi siempre era por alguna cuestión que el veía que era injusto y desigual y por eso (entre otras cosas), le supuso su muerte prematura.   El equilibrio le era muy importante y creía en la moderación en todas las cosas y su carácter y origen divino y espiritual, evitando el fanatismo o los extremos de cualquier tipo.

    Como dijimos anteriormente, su Sol también se sitúa en la casa 7 por lo que estaría domiciliado en su propia casa y muy a gusto con todo lo anterior.  Esto refuerza todo lo que hemos mencionado.  Esto le permitía poner mucha energía creativa en sus relaciones con los demás.  Sentía e intuía en forma natural lo que necesitaban los demás.  El trabajar con la gente en condiciones de igualdad para generar comprensión mutua, armonía y satisfacción, era un área en la cual se desenvolvía muy bien,  Se le daba muy bien aconsejar y negociar.

    Otra característica importante que refuerza esa personalidad, era su Sol en sextil Marte, que lo hacía ser una persona activa, vital, enérgica y positiva. Era un hombre de iniciativa y confianza en sí mismo.

    ACERCA DE SUS  INTERESES Y HABILIDADES MENTALES

    Al tener a Mercurio en Libra y además domiciliado en su casa,  uno de sus puntos fuertes era su especial  habilidad de ver los dos lados de un mismo asunto, y de negociar y lograr acuerdos y reconciliaciones.  Era objetivo y algo despegado de prejuicios emocionales y por ello haría un excelente consejero y mediador.  Su pasión por ser justo y buscar la armonía o por lo menos la coexistencia pacífica entre la gente, y su diplomacia era una ventaja para cualquier situación social en la que se encontraba. Tenía también, una fina sensibilidad artística y puede trabajar en un ambiente artístico o cultural.

    Le fascinaban los intercambios verbales, entrevistas, discusiones, debates, consultas, negociaciones, en dar, recibir y compartir información (¡ya desde niño discutía temas de alto alcance espiritual y teológico con los rabinos¡.  Le atraía la gente inteligente y conversadora con la cual podía comunicarse y de la cual podía aprender.   Le encantaba el  tener un público que escuchara sus ideas ( a veces rayando el edonismo), pero también sabía apreciar la elocuencia de los demás.

    Al poseer también otra conjunción especialísima como lo es la de la Mercurio con Neptuno (la cual es también una característica de los Avatares y seres de alto nivel espiritual), su mente no funcionaba de forma lógica y lineal por lo cual y para que lo entendieran, solía expresar sus pensamientos en un lenguaje sencillo y cotidiano en forma de metáforas y parábolas.

     Los símbolos, las imágenes, el arte o la música expresaban mejor sus ideas. Su alto nivel de consciencia e imaginación lo llevaban en  viajes astrales a través de los cuales  podía luego desarrollar la habilidad de transmitir algunas de sus percepciones y compartirlas.    Era muy sensible a los pequeños detalles y poseía una excepcional intuición y facultades psíquicas.  Jesús era un gran Mago y Psíquico, además de sanador. Tenía una fuerte inclinación hacia lo ideal y místico y bastante dificultad para fijar su atención en actividades mundanas y prácticas.    Le atraían muy poderosamente los temas metafísicos y espirituales, lo cual fue uno de los motivos para que desapareciera de la vida pública durante bastantes años y recorriera aprendiendo, diversos países de Oriente, todo lo relativo  a las ciencias y las artes de la Magia, la Alquimia, la Sanación etc. lo cual puso en práctica a su regreso a su tierra natal.

    ACERCA DE SUS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS.

    Jesús de Nazaret tenía su Luna en Capricornio, lo cual lo hacía una persona muy seria y responsable.   El trataba en todo momento  de “llevar el mundo sobre sus hombros, En muchas oportunidades aparecía a los ojos de los demás, dando la impresión de aspereza y dureza con una actitud hacia sus preocupaciones y sentimientos personales. Pero en realidad, no existía en el mundo un mejor amigo que Él.   Sus sentimientos y lealtades eran muy arraigadas, pero a menudo no permitía que nadie supiera cuánto las quería.  

    Su Luna, presenta estar bien aspectada en prácticamente todas su facetas.  Al tener la Luna en la 11va casa, Jesús encontraba mucha realización emocional en estar relacionado con grupos,  organizaciones, actividades comunitarias y en especial, con sus Apóstoles, ya que  hacía de ellos sus amigo0 y su familia y sentía un parentesco íntimo con la gente que compartía ciertos ideales o creencias que Él apreciaba.  Esta Luna en sextil con Venus, le hacían experimentar que los pequeños actos de cariño y consideración son esenciales para la felicidad y éxito y sabía cómo hacer que otros se sientan aceptados, amados y estimados.

     Disfrutaba de muy buenas relaciones con las mujeres y era especialmente aceptado por ellas, ya que en muchas ocasiones se le veía hablando con ellas de muchos temas tanto terrenales como espirituales, lo cual le traía fuertes crítica de la comunidad judía en general de aquel tiempo, poseedora de muchos prejuicios para el sexo femenino.      También esta afortunada Luna, le tenía en  Sextil  con Júpiter, lo cual lo presentaba ante los demás como una persona “informal”, abierta de mente, agradable y tolerante, dispuesta a pasar por alto los errores de los demás, a olvidar el pasado, y a empezar de nuevo en clave positiva.  Deseaba y amaba que los demás se sintieran cómodos y felices, siendo siempre en extremo generoso.

    Otro sextil característico de su Luna es aquel que se forma con Saturno, lo cual le otorgaba un plante y equilibrio interior que le permitía actuar de manera eficiente durante los traumas y momentos de mucho estrés emocional.   Mantenía la perspectiva y la objetividad sobre asuntos con mucha carga emocional, muchas veces para disgusto de aquellos que desearían que reaccionara más intensamente. Sus Apóstoles, a veces se desesperaban por ver como nunca reaccionaba intensa o impulsivamente, a excepción del incidente cuando desalojó a los mercaderes del templo, faceta de su personalidad que veremos más adelante.

     Él era definitivamente un punto de apoyo y fuente de lealtad para sus  seres queridos. El cumplimiento de su deber y del papel que tenía asignado en el mundo, era de capital importancia para Él.       Nunca rechazaba una responsabilidad y era capaz de sacrificarse si creía que si alta misión así se los exigía.    No se incomodaba por eso, sino que lo aceptaba como Alto destino y misión en la vida.

    Su influencia Venusina (Planeta Venus) era muy profunda y marcada, este Planeta lo tenía también muy bien aspectado.    Al tener dicho planeta en Escorpio y además en la casa de este (ocho).   Sentía un amor, intenso, profundo y apasionado pero en una forma muy diferente a la netamente material y carnal que conocemos.  Le atraían las personas a quienes les rodeaba un aura de misterio. Él amaba completa e intensamente a sus semejantes.   Le gustaba rodearse de un ambiente de belleza (Venus en trígono con Júpiter) y tener amistades agradables, disfrutando mucho en ayudar a las personas. Gozaba de  buen humor y un corazón muy generoso.

    Para Jesús, el amor, la lealtad y la fidelidad  eran valores muy importantes (Venus Trino Saturno).   Es cauteloso a la hora de entregar su corazón pero fiel a quien consiguiera ganarlo.     Sus gustos eran sumamente sencillos, incluso austeros, y no le gustaba la frivolidad.  Le interesaban sobre todo las cualidades interiores y el carácter de las personas mucho más que las apariencias externas y eso el lo sentía desde lejos, dadas sus especiales facultades extrasensoriales y Psíquicas  No sentía ningún interés por las relaciones casuales o superficiales.

     SUS EMPUJES Y “AMBICIONES”

    Con su Planeta Marte en Sagitario, Jesús era un incansable caminante y un ambicioso emprendedor, como le demuestra sus constantes viajes (tanto cortos como largos), en los cuales adquirió enorme sabiduría.  Siempre  tenía una estrella lejana que seguir, una nueva empresa que emprender, o nuevas posibilidades que explorar.    Siempre iba hacia arriba (literalmente hablando), en sentido espiritual. Apuntaba muy alto y no se contentaba con una vida tranquila y segura.  Le gustaba traspasar sus propios límites, para ver hasta donde conseguía llegar; también le gusta arriesgarse.

    Era de pensamiento positivo, esperaba siempre el éxito en lo que emprendía y se tomaba con filosofía sus fracasos, sabiendo que solo eran pruebas pasajeras, que ante decían su Grandiosa Misión.   Era  flexible y se recuperaba en seguida de las desilusiones, casi siempre con algo nuevo que  intentar.    Su entusiasmo y confianza eran contagiosos y le permitía recabar la ayuda y el apoyo que necesitaba para sus proyectos.  Al tener a este mismo Planeta en la 9na, casa, era poseedor de sobrenatural energía y de fuertes y convicciones apasionadas y luchaba por ellas.   Estaba siempre dispuesto a dedicar mucha energía y fuerza a una causa importante y actuaba con decisión por sus creencias, en vez de simplemente guardárselas para sí.    A veces, estaba  tan metido e identificado con sus ideas que no escucha en absoluto a quien que se le oponía filosóficamente.

    Su Marte en Cuadratura con Urano, lo convertía en una persona sumamente inquieta, dinámica y enérgica. Él siempre usted está siempre en movimiento.  Era un alma  extremadamente rebelde y tenía una imprudente indiferencia hacia la autoridad, lo cual le trajo problemas hasta el final de sus días.   Tenía a veces un genio explosivo cuando no se hacía su voluntad.

     Cuenta el Evangelio apócrifo “La infancia de Jesús”, que era muy usual los arranques de ira de Jesús siendo todavía un niño y sus pataletas. En una ocasión jugando con uno de los hijos de Anás, este le rompió uno de sus juguetes y se dice que Él en un arranque de ira lo dejo fulminado en el acto sin tocarlo físicamente.  Esto le valió el odio permanente de este personaje, el cual duró hasta el final de sus días.   Recordemos que Jesús desde su infancia, era  portador de cualidades y energías sobrenaturales que luego encauzaría y potenciaría.

    Tenía una sobreabundancia de energía y necesitaba mucha libertad personal para hacer las cosas a su manera y ritmo.

    SU CRECIMIENTO Y EXPANSIÓN. LAS ÁREAS QUE EL DISFRUTABA.

    Su Júpiter en Piscis, le otorgaba una habilidad especial para identificarse con los demás. El nuca llegó a  pensar en aprovecharse ni herir a nadie. Era un Alma Pura. Se preocupaba en extremo  por el sufrimiento ajeno. También era un Ser muy impresionable o tenía una sensibilidad psíquica altamente desarrollada.        Le atraía mucho  el trabajo social, el ministerio religioso, dar su tiempo y energía a organizaciones de caridad o servir y ayudar a los pobres, necesitados o marginados de alguna manera. Su generosidad y entrega desinteresada eran admirables

    LAS ÁREAS QUE ERAN UN DESAFÍO O DIFICULTAD PARA EL.

    Saturno en Piscis, a veces le otorgaba  una sensación de nostalgia por algo que no podía nombrar o especificar, y por eso,  tenía  una gran atracción hacia el misticismo y la parapsicología.

    Vencer todo sentimiento de temor, culpa, ansiedad, soledad o hipersensibilidad, era una tarea importante para Él.      A veces,  podía experimentar ciertas culpas y miedos difíciles de concretizar, nebulosos, pero que estaban  siempre presentes y que le costaba erradicar

    Júpiter Conjunción Saturno era el rasgo que más le caracterizaba como un Mesías, ya que como dijimos al principio de este trabajo, caracteriza a los Avatares de la Humanidad, esta conjunción se muestra en su carta natal como matemáticamente partil, con lo cual esta energía tan importante concentrada, lo convertían en un Ser excepcionalmente elevado

    LOS ASTEROIDES  EN SU CARTA.

    Lo primero que destaca en su carta, es la conjunción casi partil de los asteroides Vesta (la familia) y Juno (el matrimonio) en Tauro.  Esto corrobora la convicción que nos tenemos, en el sentido que Jesús le otorgaba una gran importancia a la familia y al matrimonio y me confirma que Jesús si contrajo matrimonio.  ¿No os habéis preguntado nunca por que los evangelios canónicos no mencionan nunca en el capítulo de las bodas de Canan quienes eran los novios? y ¿por qué celebraron en esa región?  No nos olvidemos que Maria Magdalena era una acomodada mujer, oriunda de esas tierras…

    Su Palas en Escorpio, le dio  la fuerza de voluntad para llegar hasta el fondo de cualquier asunto. Le proporcionó muchísimo carisma.

    Ceres en Capricornio, lo inclinaba a  proteger y cuidar a los demás proporcionando seguridad, pero de manera práctica, fría y exigente, con pocas demostraciones de afecto. Enseñaba a los demás a ser responsables, organizados, perseverantes.

    LOS PLANETAS TRANS GENERACIONALES Y SU INFLUENCIA EN JESUS DE NAZARET.  PLUTON-URANO-NEPTUNO

    La marcada influencia que ejercieron estos Planetas en el Avatar, marcaron en definitiva el antes y después de una Era, y sus acciones marcarían un hito y cambio en la historia y vida de la humanidad. Especialmente por la oposición de Plutón a Saturno y Júpiter.  Es por eso que este apartado, sería de vital importancia para entender a nuestro Personaje.

    Veamos lo que nos dicen los conceptos astrológicos sobre estos aspectos tan importantes:

    “ La oposición Júpiter-Plutón, da al portador de su carta un carácter mesiánico (sea este de verdadero profeta o nó), con una fuerte tendencia a desear la santidad, pero  a la vez querer imponer sus propios dogmas o creencias religiosas.  Este aspecto astrológico, despierta el algún momento súbitamente a la persona a la vida espiritual. Puede ser burlado o criticado por las personas siempre que declare que su misión es salvar a la humanidad, con lo cual, a veces aleja a las personas que realmente lo podría ayudar.  Estas personas no se conforman con solo observar u recibir impresiones, sino que pueden llegar realmente a formar movimientos de masas y autodenominarse maestros espirituales, exigiendo que los obedezcan. Interés por la naturaleza humana y sus recovecos. El nativo de este aspecto, tiene  mucho que ofrecer para ayudar a la sociedad.

    Sin embargo, la oposición Saturno-Plutón, muestra que la persona que la tiene en su carta natal, puede ser víctima de otros en sus ansias de poder. Puede ser que se involucre en proyectos que a al largo plazo le sean peligrosos hasta incluso, ocasionarles la muerte. Debe mantener especial precaución con algunos de los que forman parte de su proyecto de vida, ya que podrían llegar a traicionarlo. Lucha de poder que originaran envidias y celos y podrían terminar con la persona.   La condición social puede llegar a ser extremadamente dura”.

    ¡Nada más parecido a lo que experimento Jesús en su corta Vida!

    Plutón en Virgo, nos indica que Jesús  nació durante un período  entre personas guiadas por la necesidad de encontrar una norma ética, un claro sentido de lo que está bien y mal. Hay un impulso inconsciente de enderezar todos los males del mundo y crear un mundo de orden perfecto. Existe un sentido de repulsión hacia todo lo feo, sucio o grotesco. Estas cualidades emotivas internas se reflejan en las actitudes y en la vida de lo que fué esa generación. El comportamiento rebelde suele florecer en la adolescencia y tiende a moderarse luego.

    Esta generación de personas no es muy buena para adaptarse y tiende a tener ideas muy fijas sobre lo que «está bien y lo que está mal». Están convencidos de que van a erradicar el mal del mundo. Es verdad que realizar buenas obras es muy recomendable, pero una reacción categórica y estrecha de miras ante temas muy complejos no ayuda mucho. Ésta generación llevaría a cabo grandes transformaciones en las actitudes sobre el Bien y el Mal y se movería entre extremos.

    Neptuno en Escorpio; Jesús nació durante un período de 14 años, entre gente que tienen una sensibilidad psíquica y una imaginación muy intensas.  Existe, también, un sentido profundo de lo místico, y las religiones orientales y la meditación son muy atrayentes a su generación. De ahí los largos viajes de Jesús junto a su Madre al lejano Oriente.

    Urano Trígono Neptuno; Característica clásica de un grado de  intuición y sensibilidad importante por eso es que Jesús era una persona muy inspirada. Logró traer un poco  de “aire fresco” a  la religión, e inspiran nuevos ideales y nuevas metas para las diversas naciones.

    FIN

     

  • Artículo

    El Cielo en retrogradación astrológica, ¿Estamos aprendiendo las lecciones de lo sucedido?

    Hola mis queridos amigos y colegas;

    Han pasado unas semanas en las que no he publicado artículo alguno.  A veces, es bueno concentrarse en ciertos asuntos que has venido dejando pendientes en el tiempo ,  ya que para todo en este plano de existencia que nos ha tocado vivir, existe un momento preciso. Disculpadme mi silencio en este tiempo.

    Me encuentro en este momento trabajando en mi libro titulado «Simbolismo y correspondencias Herméticas de la tradición Occidental» que pronto saldrá a la luz y esto como sabéis consume enorme tiempo y esfuerzo, sobre todo cuando el día a día de las actividades profanas te restan esfuerzos y te devoran.

    Tal vez por esa misma razón, que tiene que ver con el efecto de «retrogradación» de la mayoría de los planetas, situación que estamos experimentando en este momento, es que me ha llegado el llamado de mi Ángel para que me detenga un momento y consulte la bóveda celeste.   A raíz  de esto me he dado cuenta una vez más, que todo tiene su razón de ser en el aquí y en el ahora todo enmarcado en una Divina sincronía.

     

    Pero antes que nada ¿Que es un planeta en estado retrógrado? ¿Que efectos ejerce en nuestra existencia individual y en el colectivo?

    Como sabemos, hay dos sistemas de observación del cosmos en general y de nuestro sistema solar en particular para ser visto o medido tanto astronomica como astrologicamente.   Una de ellas es el sistema Heliocéntrico (el cual toma como punto de referencia para la observacion a nuestro astro rey el Sol) y el otro sistema es el Geocéntrico (situando a la Tierra como punto de observación) el cual es ineludiblemente el sistema que utilizamos en Astrología.   Obviamente y como nosotros  vivimos en la Tierra y no en el Sol, es que tomamos este último sistema como punto de observación y medición para nuestros estudios, ya que como vimos sus conclusiones y efectos son totalmente diferentes.

    Y esto en apariencia elemental asunto, es fundamental para lo que vamos a explicar a continuación ya que aunque los planetas y asteroides en nuestro sistema solar giran alrededor del Sol, la astrología los explica desde nuestro punto de visión posicionados en la Tierra, ya que estas infuencias las recibimos desde nuestro planeta en el cual vivimos todos.

    En resumidas cuentas, si nosotros viviéreamos en el Sol, no tendríamos efecto de retrogradación alguno de los planetas (ya que el Sol es el centro de nuestro sistema), pero al obervarlos desde la Tierra, vemos en ciertas  oportunidades que cuando un planeta llega a un determinado punto de su órbirta alrededor del Sol, desde nuestra perspectiva apreciamos visualmente como si se «estacionara» durante un lapso de tiempo más o a menos prolongado.

    Este efecto por supuesto, depende de cada planeta ya que cada uno de ellos tiene una órbita diferente alrededor del Sol y tiene sus propias retrogradaciones tanto en tiempo como en efecto e intensidad.  Cuanto más cerca del Sol esté dicho planeta, más rápido será su período de retrogradación (por ejemplo Mercurio) y más fugaz sería su efecto. 

    En el momento exacto previo a la retrogradación decimos que el planeta se encuentra estacionario en determinado grado del zodíaco, para luego ir en una especie de «marcha atrás» (que en realidad no es tal astronomicamente ya que los planetas jamás se detienen ni van en retroceso, esto es solo su movimiennto aparente visualizado desde la Tierra). Posteriormente y en esta marcha «en retroceso»,  es cuando decimos que el planeta se encuentra retrogrado para  luego volver al poco tiempo a su posicíon «original» estacionaria por un momento,  y posteriormente seguir avanzando normalmente, momento el cual  decimos que se encuentra directo.

                                                Movimiento helicéntrico (directo)  –   Movimiento Geocéntrico (retrogradación).

    En este sentido y cuando un planeta «retrograda», evidentemente volvería a pasar por los mismos grados del zodíaco que ya transitó en su periplo reciente, por lo que astrologicamente sería como un «repaso» o segunda vivencia que nos otorga dicho planeta, en todos los asuntos que estuvieron relacionados con el signo astrológico respectivo en su momento del tránsito.

    Es por esta razón, que los espacios temporales de «retrogradación» son espacios de revisión de situaciones que ya hemos vivido recientemente.    Son como una especie de «segunda oportunidad» o momento de reflexión que el cielo nos brinda para entederlos mejor, tomar verdadera conciencia de ellos y empezar a resolverlos, es decir, aprender de las lecciones recibidas y tomar acciones.   Como es natural, en dicho momento las energías planetarias no se comportan como es habitual en ellas en su movimiento habitual directo.

    Dicha energía, la empezamos a sentir días o semanas antes (dependiendo del planeta) de empezar dicha retrogradación y cuando el mismo se encuentra en su etapa previa estacionaria, acumula mucha energía cuya magnitud y  efecto dependerá  del signo en que se encuentre en ese momento, pero siempre  la experimentaremos con más intendidad los primeros días de la retrogradación y los primeros días de cuando el planeta se pone «directo», momento en el cual toda la energía acumulada es liberada de golpe.

    Estas influencias si no son bien entendidas y manejadas, pueden crearnos retrasos, estancamientos y errores en nuestras actuaciones cotidianas. Son momentos en los que tenemos que tener una especial precaución en lo que hacemos y decimos, dependiendo del planeta y del signo en que se encuentre.  En resumen, las energías no fluyen o fluyen inadecuadamente, aún dentro de su misma naturaleza habitual.

    Pero ¿Como afecta esto concretamente a nuestra existencia?  Pues bueno, esto va a depender de los planetas Rx que tengáis en vuestra carta natal y sus aspectos (en signo y casa), pero tambien de forma general en el tránsito que estemos experimentando en un momento determinado. Es menester en este caso estudiar vuestra carta individual, para lo cual estoy a vuestra disposición.

    Os muestro la rueda zodiacal del tránsito astrológico del día de hoy;

     

    Como podéis apreciar,  tenemos 5 Planeta en movimiento Rx y además un importante asteroide (Quirón) y el Nodo Lunar.  Un total de 7 energias «repasandonos» la lección, lo cual no es ninguna tontería. Es normal que los planetas coincidan en su retrogradación en ciertos momentos, pero en este momento tenemos 7 de ellos en la misma situación, aspecto que vale la pena mencionar.

    Hablamos de:

    Urano a los 14º de Tauro (estará por 5 meses, retrograda una vez al año y esta en cada signo por 7 años).  Restringe la capacidad de decisión hacia la «independencia» del espíritu y su destino. En este momento, las energías actuan con especial énfasis en los temas relativos a la economía y la estabilidad material (tauro), pero en forma diferente e incluso contradictoria.   ¿ Estamos aprendiendo el valor del ahorro y la prevision material? Ocurrirá algo súbito a nivel e imprevisto a nivel colectivo relativo a lo relacionado con su signo (dinero, medidas económicas, lo material, etc.) Recrudecimiento de crisis económicas globales con efecto temporal.

    Plutón a los 24º de Capricornio (retrograda una vez al año por 5 meses y esta en cada signo entre 10 a 20 años). Nos indica que la colectividad puede regenerarse apartándose del mundo y de los demás momentaneamente,  como de hecho estamos viviendo con la pandemia.  A nivel colectivo nos va a revelar engaños públicos, delitos, conflictos de poder que al estar en Capricornio, van a  estar  dirigidos a los temas relativos a la autoridad constituida (religiosa o política) y a los Gobiernos.   A nivel personal, vuelve a preguntarnos en forma cruda si hemos entendido el mensaje del último año.  Hay que deshacerse de lo que no nos sirve, nos pide que entendamos que ya las cosas no van a volver a ser como eran antes.

    Saturno a los 8º de Acuario (retrograda todos los años por aproximadamente 5 y medio meses).  Nos viene a repasar la dureza de la disciplina, el rigor y las enseñanzas de los últimos tiempos que hemos vivido, y sobre todo al estar situado en el signo de  Acuario, nos vuelve a recordar las limitaciones en nuestra interaccion con grupos, familia y trabajo.  ¿habremos entendido con el aislamiento forzado el valor de la familia y las buenas y sanas relaciones con el prójimo? Lección: «no bajar la guardia».

    Jupiter a los 27º de Acuario (retrograda cada 13 meses aproximadamente durante 4 meses). A nivel colectivo los temas migratorios, politicos, legislativos y de crecimiento tienden a estancarse o ponerse mas lentos en este momento.  A nivel personal, nos está preguntando si luego de lo que estamos pasando (o pasamos), hemos entendido como y de que manera debemos expandirnos y crecer,  sobre todo espiritualmente.

    Neptuno a los 22º de Piscis (retrograda 1 vez al año por aproximadamente 5 meses).  Como siempre, neptuno «el gran escapista» rehuye a la normal comprensión de sus efectos y más cuando está retrógrado. A nivel colectivo nos está preguntando si está cónfusión que estamos viviendo (moral, económica, política, religiosa) no debería llevarnos a una mayor unión y solidaridad.  Este planeta en Rx y en Piscis, es un claro exponente del resurgimiento de enfermedades raras o no antes conocidas tales como pandemias y crisis humanitarias (nada más alejado de la verdad en los actuales momentos). A nivel individual, nos vuelve a preguntar ahora si estamos entendiendo el mensaje subyacente en toda esta crisis, para nuestro crecimiento interno y espiritual. ¿Hemos efectuado una verdadera y profunda introspeccion?

    Y finalmente el importante asteroide Quirón trabajando en la herida a los 12º de Aries (nada más y nada menos…). Nos invita a sanar y a entender el porque de las duras pruebas que estamos pasando a nivel colectivo y personal. Nodo norte Lunar  a los 7º de Piscis sin duda un tema karmático que tenemos que trabajar en el y superar.

    La correcta interpretación del efecto Rx de los planetas tanto en la carta natal como en un tránsito cualquiera, es mucho más compleja de lo que pudiera parecer a simple vista ya que hay que tener en cuenta los aspectos astrológicos que interactuan entre ellos, los signos y las casas.  

    Mis queridos amigos, aceptemos la señal que nos manda la Divinidad y tratemos de entenderla.  No cometamos, los mismos errores otra vez.

    Un abrazo de verdadera Luz para todos.

     

     

  • Artículo

    Zodiaco sideral Vs zodiaco tropical ¿cuál es verdaderamente tu signo?

    Los cielos narran la gloria de Dios, y el firmamento denuncia la obra de sus manos”. Salmo XIX

    Estimados lectores y amigos; 

    Muchas veces habremos oído decir en cierto tono sarcástico, por parte de astrólogos y de algunos conocedores de la materia, la expresión «tu no eres del signo que crees que eres«, lo cual crea una indudable confusión en el oyente que es profano en la materia.  Y esta afirmación no sería del todo falsa, ya que va a depender del enfoque con que lo analices y estudies,  además de la conveniencia con que el astrólogo profesional use un método u otro, ya que cada persona objeto de una carta astrológica, es una individualidad con características muy particulares y diferentes, unos de otros.

    Por otro lado, esta sería una de las razones por las cuales los científicos racionalistas y positivistas (entre los que se encuentran muchos astrónomos), osan burlarse de la astrología ya que llegan a afirmar que desde su punto de vista (el astronómico), nuestros cálculos de la posición de los planetas y las constelaciones en la eclíptica, no coindice con la observación espacial de las mismas si la vemos desde la tierra, toda vez que dado el movimiento de precesión de los equinoccios que tiene nuestra tierra en su movimiento de translación alrededor del Sol, la posición en el firmamento de las constelaciones no estaría hoy día «en el mismo sitio» que hace 2.148 años, con lo cual,  estaríamos confundiendo los signos zodiacales en nuestra interpretación astrólogica (…).

    Lo que no saben estos científicos, es que los astrólogos nos basamos en la verdadera ciencia del estudio de la bóveda celeste (la astrología) que además fue la precursora de la actual astronomía,  y que por si esto fuera poco, utilizamos (o deberíamos hacerlo), tanto el metodo del zodiaco sideral (que se acerca más a la concepción astronómica del cielo), como el zodiaco tropical, que se acerca más al aspecto psicológico y mundano en que el hombre se encuentra hoy día en su hogar, el planeta tierra.

    Por otro lado, he considerado oportuna la presente fecha para tratar este tema, ya que nos encontramos precisamente en el punto vernal del zodiaco el cual marca el inicio del equinoccio de Primavera y el mismo, es el punto de inicio de la interpretación astrológica por ser el inicio del año astrológico.   Por lo tanto, en las siguientes líneas trataré de mostrar al lector, en una explicación lo mas sencilla posible, sus diferencias y la conveniencia de la utilización de uno u otro método dependiendo de las circunstancias y de la persona objeto del estudio.

    Un equinoccio en astronomía, es un momento en el tiempo en el cual se puede obsevar directamente sobre el Ecuador y para esta fecha (Primavera),  este fenómeno natural.   Se produce en el Hemisferio Norte alrededor del día 20 de Marzo (el día y hora exacto depende de la ubicación geogáfica del observador en la Tierra), en el cual tanto el día como la noche tienen la misma duración.  Por lo tanto, son los dos puntos en los que se interceptan los círculos del Ecuador y la eclíptica.

    Para las antiguas civilizaciones (y en especial los Sumerios y Caldeos que fueron sus primeros descubridores y fundadores de la astrología hace más de 3.200 años), el inicio de la Primavera señalaba el inicio del año,  dado que era el momento en que la vida volvía a surgir en la naturaleza.  Es por esta razón, que el inicio o punto «cero» del zodíaco en la eclíptica (lo que los astrologos llamamos «cero de Aries»), lo establecieron usando este punto vernal equinoccial.

    No obstante, el primer grado del zodiaco sideral (u Oriental) se mide extactamente desde un punto en oposición perfecta (180°) de la estrella Spica, mientras que el zodiaco tropical ( u occidental), se presenta cuando el Sol alcanza la posición arriba indicada, pero en el punto ecuatorial.  Esta es una de sus diferencia fundamentales desde el punto de vista astronómico, además, éste sería el punto de referencia para nuestro análisis de cada uno de ellos, aun cuando ambos tengan su comienzo en la rueda zodiacal en el mencionado «cero de Aries.

    Otra de las diferencias, estriba en que el zodíaco Sideral (también llamado Oriental), está formado igualmente por las 12 constelaciones de la astrología tradicional, pero se diferencia del zodíaco tropical, en que el sideral considera dentro de sus cálculos matemáticos,  el lento «desplazamiento» (continuo y gradual) de estas mismas constelaciones zodiacales  vistas desde la tierra, fenómeno solo aparente o visual, ya que las mismas constelaciones se encuentran (hasta donde nosostros sabemos), siempre en el mismo sitio en el firmamento. 

    ¡Y este es el gran problema!, ya que si nos basamos en la teoria de la relatividad de Einstein (tiempo y espacio), el dilema que se nos presentaría, sería el determinar si todo el Universo está en movimiento o no, con lo cual, no tendríamos puntos de referencia y cualquiera de las anteriores teorias astronómicas  sería invalidada.   Es por esa misma razón, que nuestra observación debe basarse en la teoría y observación bajo el concepto de  ciclos y no de puntos fijos en el firmamento.  Es por lo demás y por este mismo motivo, que alrededor de este tema siempre se han tejido muchas críticas y desacuerdos, ya que no se sabe a ciencia cierta donde comienzan y terminan las constelaciones, toda vez que no solamente son construcciones «artificiales» en nuestra mente (creadas por nosotros), sino que en muchos casos se solapan unas con otras  y varían enormemente en tamaño, haciendo muy dificil conocer su verdadera posición espacial.

    Si seguimos analizando las diferencia entre ambos zodíacos (tropical y sideral), podremos entender mejor su naturaleza y por lo tanto, su aplicabilidad práctica a la hora de levantar una carta astrológica.

      El zodíaco sideral (tambien llamado como dijimos al principio Oriental por ser utilizado sobre todo por la tradición Védica e Hindú), es el más antiguo de todos.   Tiene como referencia a las constelaciones y sigue las normas tradicionales antiguas de la interpretación astrológica, situando siempre al observador desde su visión en la tierra mirando hacia el cosmos que se le abre ante sus ojos.      Su forma de cálculo, es un poco más compleja que el zodíaco tropical ya que como mencionamos arriba, se debe tomar en cuenta el movimiento de precesión del globo terráqueo (como demostraremos en unos sencillos cálculos más adelante).   El astrólogo lo debería utilizar,  para interpretaciones astrológicas mas orientadas hacia la evolución del alma y del espíritu y es de mayor trascendencia en el análisis del YO como ser transcendental en el tiempo, ya que su énfasis está en el cielo.    No en vano fue el primer método de interpretación creado y  no está en sincronía con las estaciones del año, sino en la contemplación ancestral de las estrellas.  Esto quiere decir que antaño, se hacía más natural mirar al cielo y verlo desde un enfoque astronómico y luego unirlo a la astrología, lo cual es un acto de suprema belleza, inteligencia y sincronía.

    El zodíaco tropical, es sin duda el más práctico de todos,  ya que es de creación y utilización más moderna y hace especial énfasis en el aquí y en el  ahora, en lo mundano y de mayor impacto de lo le pasa al ser humano en el momento actual y su devenir («lo que se le viene encima») y lo que le rodea, influyéndole y afectándole.    Es por lo tanto, de un claro enfoque psicológico y transpersonal.      Como dije, es de relativa reciente data y es por eso también que se le denomina «Helenístico», ya que fué propuesto por Ptolomeo en el siglo II y fué imponiendose en Occidente a través del tiempo.  El mismo iguala al mencionado grado «cero de Aries», cosa que el método sideral como vimos no hace. 

    Para calcularlo, es mucho más sencillo que el sideral, ya que solamente lo que se necesita es la posicion del Sol, la eclíptica (que como vimos es la representación del gráfico que deja la órbita de la tierra alrededor del Sol) más el punto del Ecuador terrestre.  Por lo tanto, no toma en cuenta la posición de las Constelaciones  ya que pone el énfasis en la Tierra solamente, lo cual a mi juicio genera un error de cálculo desde el punto de vista astronómico.

    Pués bien, entremos ahora en algunos cálculos matemáticos sencillos (no se asuste el lector), para estudiar como podemos levantar una carta sideral (o al menos entender como se hace o los elementos que intervienen), para lo cual debemos de partir entendiendo los tres movimientos propios de nuestro Planeta Tierra en su translación en la órbita alrededor del Sol.  Estos movimientos propios del planeta, adicionales al de translación, son los de rotación, precesión y nutación.

    El primer movimiento es el más conocido de todos y llamado de translación, el cual lo efectúa la Tierra en su órbita alrededor del Sol que en promedio dura 365 días de nuestro calendario Gregoriano, aún cuando astronomicamente este período pueda variar.

     

      Los otros movimientos de rotación, precesión y nutación son movimientos que efectúa la Tierra sobre su propio eje, al mismo tiempo que lo hace en su órbita de translación alrededor del Sol.  Definamos ahora  brevemente los movimientos de rotación y nutación, para luego centrarnos en el de precesión, que es realmente el que nos interesa a efectos del levantamiento de una carta sideral.  

    El movimiento de rotación, es el que hace la tierra girando sobre su propio eje a la vez que se traslada por la ecliptica, el cual tiene una duración aproximada de 24 horas dando origen al día y a la noche.  

    La nutación (del latín nutare, ‘cabecear’ u ‘oscilar’) es un movimiento ligero irregular en el eje de rotación de objetos más o menos simétricos que giran sobre su propio eje.     Los ejemplos más comunes,  son los tan de moda  giroscópios, los trompos con los que jugabamos de niños y en en un sentido Macrocósmico, los planetas.    Para el caso de nuestro Planeta hogar, el mismo se produce debido a las fuerzas externas de atracción gravitatoria y electro-magnética  que experimentamos  con la Luna y el Sol con respecto a la Tierra.     Esta oscilación es muy parecida al movimiento que hace una peonza (trompo).   La nutación hace que cada 18,6 años  el eje de rotación de la Tierra oscile hasta unos 9″ de arco en el zodíaco.

    Por otro lado  lo que más nos interesa en el levantamiento de la carta sideral, es el movimiento de precesión (en astronomía llamado «precesión de los equinoccios»), el cual consiste en el cambio gradual en la orientación de eje de rotación de la tierra, trazando un cono.   Como dijimos arriba, el mismo describe el movimiento de una peonza recorriendo una circunferencia completa cada 25.776 años cuyo período se conoce como «año Platónico».   Este movimiento es de 1° cada 71,76 años x 360°= 25.776 años arriba mencinados.  

    Este movimiento de precesión era ya conocido ancestralmente por los primeros astrónomos y astrólogos Baibilonios, especficamente por Cidenas que ya lo habría descubierto en el año 340 A.C. y que fuera estudiado posteriormente por Hiparco de Nicea y posteriormente ampliado por Claudio Ptolomeo en el año 147 A.C.

    A partir de el punto vernal anteriormente visto, estos antiguos obervadores del cielo dividieron la eclítica  en segmentos de 30° para delimitar y «crear» (en forma artificial por cierto),  los 12 signos del zodíaco.     No obstante y debido al fenómeno de precesión de los equinoccios  mencionado, se genera una diferencia entre el zodiaco sideral y el tropical de aproximadamente 24°,  si tomamos en cuenta que cada signo tiene aproximadamente una duración de 30 días.    Es por esta misma razón que en forma simple,  podemos decir (aunque mas adelante veremos los detalles mediante ciertos cálculos), que un muy elevado porcentaje de las personas «pertenecerían» a otro signo (el inmediato anterior), dentro del zodíaco sideral en contraste con el zodíaco tropical.

    En vista de que los Polos terrestres se mueven a ese ritmo y en dirección contraria al movimiento de translación de la Tierra, es que se denomina «pre-cesión» el cual es producido básicamente por la atracción ejercida por las fuerzas gravitacionales del Sol y la Luna, como djimos.    Desde el punto de vista físico-geográfico, el movimiento de rotación de la Tierra sobre su propio eje, origina un ensanchamiento tanto en los puntos ecuatoriales como polares de aproximadamente unos 24 Km y gracias al mismo.  Si no existiera esta configuración, la atracción gravitacional Luna/Sol no produciría un punto de fuerza sobre nuestro Planeta y por lo tanto, no se produciría modificación alguna de la dirección del eje terrestre.

    Dado el anterior fenómeno, es que ya a principios de la Era Cristiana, al Sol lo veíamos  proyectándose al comienzo de la Primavera en la constelación de Aries (el carnero) y actualmente 2.000 años despues (si trabajamos en números redondos para una mejor comprensión),  ha girado un ángulo de 27,92° (50,2511 x 2.000)  y se proyecta en el signo de Piscis (el pez símbolo del cristinianismo) y se proyectará posteriormente en Acuario y así sucesivamente transcurrido el ciclo antes visto.    Este ángulo de 27,92° sería de capital importancia para entender por que existe una diferencia entre el signo levantado entre una carta tropical y sideral, ya que al estar muy cercano a los 30°, abarca practicamente un signo astrológico completo.  De ahi, que entre unas cartas y otras el signo del individuo pudiera cambiar.   Es en el arco de 2,08° (30°  menos 27,92°), en donde caerían el reducido grupo de casos en los cuales el signo del zodiaco sería igual tanto para el zodíaco tropical como para el sideral.

    Desde el punto de vista estrictamente atrológico y también práctico, este fenómeno de origen  astronómico nos establece otro parámetro de análisis y visón astrológica más amplia, utilizando los 25.776 años que es el movimiento completo  del eje de nuestro Planeta y la precesión del punto exacto de precesión equinoccial en le órbita.

    Este análisis no es del todo conocido (inclusive por muchos astrólogos), sin embargo, nos facilita una visión complementaria espacio-temporal más amplia, que aún cuando se basa en los 12 signos, en esta oportunidad es bajo el el concepto de «eras astrológicas».

    Conclusiones.

    • Si una carta no nos convence desde el punto de vista tropical, si lo debería de hacer bajo la visión de la carta sideral. Si tampoco fuera así, es probable que los datos del necimiento no sean los corresctos y sea necesario proceder con un estudio de «rectificación» de la fecha-hora del natalicio.
    • Nunca deberemos determinar si una carta «es mejor o peor que la otra», ya que ambos conceptos son válidos.
    • Ambas cartas son perfectamente compatibles y las dos funcionan.

    Pongamos por ejemplo la carta natal del autor de éste articulo;

    Carta natal (zodíaco tropical).

    Carta natal (zodíaco sideral).

    En este caso, se evidencia claramente que los signos son diferentes ya que bajo la carta tropical, el Sol de José Antonio estaría en la cúspide del signo de Escorpio, pero baja la carta sideral estaría a los 8° del signo de Libra.  Pero ahora surge la pregunta crucial: ¿en que signo me siento identificado?.   Pues debo decirles que,  ¡en ambos me siento identificado!,  ya que dependiedo del contexto, la edad, el entorno y la situación de vida especifica en determinado momento me he sentido marcadamente en uno de los dos en particular, aun cuando en mi carta progresada me vea marcadamente Librano.

    Espero que con este artículo, os haya aportado un poco más de luz sobre este interesante tema.

    Un abrazo a todos.

     

     

     

     

     

     

     

     

  • Artículo

    Alma, Ego y Espíritu.

                                                               El Alma. William-Adolphe Bouguereau.

    Dios dijo: «Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo». Génesis 20.

     

    Mucho se ha escrito acerca de esta triada, pero al mismo tiempo, también muchas confusiones se han tejido en torno a ella.  En ocasiones muchas personas, autores e inclusive estudiosos del esoterismo y de los temas Sagrados, tienden a definir dicha trilogia bajo una misma denominación o consubstanciadas de una misma naturaleza, situación que a nuestro entender,  no sería la adecuada.

    Etimologicamente, la palabra Alma o ánima,  proviene del latín «ánima» y del griego «psyché» que significa «alma humana», y en ese sentido, Alma es sinónimo de psique, pero también lo sería como concepto de individualidad única, en cuanto a que  se refiere a la existencia de una entidad inmaterial que, de acuerdo a las afirmaciones y creencias de las diferentes tradiciones y orientaciones filosóficas y religiosas, poseen ciertos seres.

    El Alma es el producto espiritualizado del cuerpo.   La descripción de sus características y cualidades,  varía significativamente en cada una de las tradiciones tanto Occidentales como Orientales.   En la anterior definición dada arriba, residiría el punto medular de este concepto ya que basados en la misma, cualquier ser vivo  que de alguna manera «sienta», ya sea este animal (alma de grupo o de especie) , conceptualizando dentro del concepto «animal»  al ser humano como ente racional, serían portadores por lo tanto,  de un Alma.     Partiendo de esta premisa, cuanto más elevado sea ese ser en la escala evolutiva (o dicho de otro modo cuanto más desarrollado sea su sistema nervioso central), mas desarrollada o elevada sería su Alma (desde un punto de vista primitivo), ya que la misma poseería un mayor grado de vibración, partiendo desde una simple célula hasta el ser humano mas desarrollado.

    De acuerdo con la tradición occidental hebreo-cristiana, el Alma (en hebreo נפש, néfesch y en griego  ψυχή, psykhḗ) es la principal cualidad que indentifica a la materia viviente, diferenciandola por lo tanto,  de un ser no-moviente (inerte) a un ser dotado de movimiento.   Es por eso, tal y como indicamos al inicio de este escrito, que el Libro Sagrado del Génesis lo   describe claramente.      En este contexto, el Alma viene a ser como el soplo de vida exhalado por la Divinidad hacia el Ser, que en ese momento queda impregnado de una vitalidad y existencia de caracter Superior, dentro de todo el contexto de la Creación.  Es el principo de todo y existe como paso previo antes de la manifestación de todo lo creado.

    Soplo / Soplo de Vida / Soplo de Vida Luminoso.

    En el hebreismo qabalístico, la rúaj o ruah רוּחַ , que significa «viento, álito o respirar» e incluso mente (su gematria es 214),  es una esencia original y misteriosa, imprevisible, omnipresente.   Es el aire o prana, la realidad divina y luminosa, en la que se asienta todo lo que existe.   Nada puede cobrar vida si no esta cubierto por la ruah.   Cuando Yahvéh inspiró sobre el hombre su soplo de vida (Génesis 2:7), éste se convirtió en ser viviente.     El hombre vive, mientras Yahvéh no retira su rúaj. (Job 27,3).    Por lo tanto, podemos afirmar que este término marca, en forma fundamental,  la relación entre todas las criaturas y su creador.

    Al no ser el Alma una realidad sensible, tangible o material,  no ha podido  ser estudiada complementamente por la ciencia  y por lo tanto, la misma no afirma  su existencia, aún cuando recientes estudios están arrojando luz acerca de este asunto.    Sobre este tema, se ha demostrado científicamente que cuando el Alma abandona el cuerpo (una vez cortado el «hilo de plata»), el cuerpo denso o físico pierde cierto peso.    Como bien saben todos los videntes y estudiosos del aura energética que recubre a los seres vivos, el primer campo o área etérea es denominada cuerpo vital o ectoplasma.  El mismo es común tanto en los animales como en las plantas, por lo que por esa misma razón,  la posesión de un alma no es exclusivad del ser humano, aún cuando la perteneciente a este último tenga unas características superiores y especiales que la diferencian del resto de seres.

    Este aura o cuerpo vital, es la primera que recubre el cuerpo físico o denso ( de uno a cinco centímetros) y es la que le da la vitalidad y energía, haciendo que todos los órganos funcionen.   En ella reside la memoria y allí todo órgano es creado previamente antes de su formación física, bajo una forma etérica.   Allí también es previamente sanado o se enferma, para luego pasar a afectar el cuerpo denso.  

    Cuando con motivo de la muerte este cuerpo vital desaparece, con el «se nos va»  el Alma, retirándose la misma por la cabeza y dejando al cuerpo denso inanimado.      Este vehículo superior (conjuntamente con el aura o cuerpo de deseos y el mental que se le superponen), abandonan el cuerpo físico con un movimiento en espiral que es facilmente apreciable por los videntes, llevándose consigo el Alma del que llamamos átomo-simiente.  No es un átomo físicamente hablando, sino las fuerzas que obran a través de él.  

    El resultado de las experiencias pasadas en el cuerpo y mente de la vida de la persona que acaba de fallecer, se ha impreso sobre este átomo especial que es único y que subsitirá en todo organismo, luego de su muerte.    El mismo, ha permanecido estable no solamente a  través de una sóla vida, sino que ha formado parte de todos los cuerpos físicos o densos empleados por el Ego de esa Alma en particular,  en re encarnaciones anteriores y lo será en las posteriores, en torno del cual se contruirá el nuevo cuerpo denso que será empleado por ese Ego en particular, eterno, único e indivisible.

    Es por esa razón que mucho estudiodos confunden al Alma con el Ego, siendo ambos de una misma naturaleza/substancia inmaterial e inmortal, pero possedores de características, objetivos y funciones diferentes. 

    Podríamos decir, por lo tanto, que el Ego es la caraterística fundamental (que identifica) a cada Alma individual, como una suerte de sello, huella o personalidad única en el Universo, por lo que podríamos llegar a afirmar que no existen dos Almas iguales,  verbigracia al Ego que la habita. El Alma y el Ego siempre trascienden y se re encarnan, hasta su elevación final y fusión con el Supremo.

    Con motivo de la muerte, dicho átomo es retirado únicamente para despertar de nuevo en la aurora de una nueva vida, sirviendo así de nucleo central en torno al cual se construirá el nuevo cuerpo físico, que será empleado por ese mismo Ego y que en su nueva re encarnación, tendrá que llevar a cabo la ruta de vida que le haya sido asignada, de acuerdo a lo realizadp en su encarnación anterior y a lo decicido por ese mismo Ego durante su permanencia en el Bardo (purgatorio para los cristianos), y por los Angeles registradores y los Maestros ascendidos.

    Anatomicamente, dicho átomo «simiente» está situado en el cuarto chakra o vórtice (cardíaco o Anahata), específicamente en el ventrículo izquierdo del corazón, cerca del ápice.   

     

    Al ocurrir la muerte, dicho átomo-simiente sube por el nervio pneumogástrico, abandonando el cuerpo físico, junto con las otras auras (emocional y  mental), escapándose a traves de la fisura de los huesos parietal y occipital del craneo.  Es por esa razón, que cuando el cuerpo muere, en ese momento las personas sensibles o videntes, pueden observar como una especie de bruma se eleva por encima de la cabeza.  

    Cuando esta Alma (cuerpo vital) junto a los cuerpos de deseo y mental dejan al cuerpo físico o denso, permanecen todavía conectados por algún tiempo (de uno a tres días) al cuerpo físico,  mediante un cordón o hilo, vibrante y plateado, muy parecido a dos números seis (6) puestos al revés el uno del otro, colocados horizontalmente y conectados por las extremidades.

      Un extremo está unido al corazón (cuarto chakra), y cuando se produce la ruptura del mismo,  se produce la paralización del corazón.  Este hilo no se rompe hasta que el panorama de la vida que acaba de terminar haya sido completado y se impregne en los vehículos superiores que irán al primer cielo (como si fuera una película).      Es por esa razón que el cuerpo físico NO debe ser cremado, embalsamado ni mutilado hasta pasados al menos tres dias, ya que si bien fisicamente no siente, si «siente»  el cuerpo vital y el resto de los vehículos etéricos que se van,  y por lo tanto, paralizaría o retrasaría el reconocimiento e impregnación de los acontecimientos de la vida ya terminada y que servirán de base para escribir el libreto de la nueva vida por venir.

    Al re encarnar esta nueva Alma portadora del Ego correspondiente, en un nuevo cuerpo, el Alma ya es depositaria del nuevo cuerpo vital desde el momento en que la concepción es llevada a cabo y el nuevo ser comienza a formarse en sus primeras semanas.    No así sucede con el Ego, el cual  aunque es pre existente y ya definido, no empezaría a manifestarse sino a entre los 4 a los 7 años, teniendo el recién nacido y el infante durante ese tiempo,  el Ego asimilado de ambos padres el cual influenciará (junto con la nueva ruta de vida asignada) con su propio Ego inmortal que trae de sus sucesivas encarnaciones, con el objeto de perfeccionarse y  elevarse espiritualmente cada vez en mayor grado cuando sea un adulto.

    Ya dada  la encarnación en un nuevo cuerpo denso, el Ego empieza a operar por medio de la sangre y de su calor, y también por medio del aire que entra en los pulmones (el soplo de vida del que hablábamos al principio de este escrito).   Esto es debido, a que que el Alma  de la carne está en la sangre, asegurando así la admisión del Espíritu del que hablaremos a continuación.  Es por esa razón (entre otras), que en muchas creencias religiosas y filosofías se prohíbe comer carne y menos si es portadora de sangre.   En el versículo 14 del capítulo 17 del Levítico hebreo, se prohíbe a los Judios comer carne, por que el Alma de toda carne reside en la sangre.  Es decir, podemos afirmar  que el Ego se transmite y reside en la sangre como manifestación dentro del cuerpo denso o físico.

    Espíritu.

    «Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.» Génesis 1-2

    Del latín «spirĭtus», Espíritu es el don sobrenatural que el Creador  concede a algunas criaturas y es la virtud que alienta el cuerpo para que viva y actúe.   Por lo tanto, el Espíritu es la Gracia que Dios o que un Ser Superior da al hombre para diferenciarse del resto de los animales, aún cuando ambos tengan un alma,  aquel individual y elevada y estos un alma «primitiva»  grupal o de especie.

    El Espíritu humano es un componente de origen Divino y cuyo génesis y derivación primera, es de procedencia Divina y no humana, es por eso que solamente los humanos tienen Espíritu.

    Lo filosófico, artístico, de conocimiento, psicológico creado por el ser humano, ( que sería la parte espiritual o mental de la humanidad), se lo debemos al Espíritu.     A veces este concepto, también es indebidamente  usado con el mismo significado de Alma humana, y a veces es utilizado para referirse al impersonal, universal o mayor componente de la naturaleza humana en contraste al Alma o psique, que puede referirse al Ego o un elemento de naturaleza aún inferior.     El Espíritu humano engloba también a  nuestro intelecto, emociones, miedos, pasiones  y creatividad, lo cual nos hace totalmente diferentes del resto de los seres vivos, tal y como dijimos más arriba.   Es por lo tanto,  el componente celestial de los humanos, la parte que es impersonal o Universal.

    Reciban todos un abrazo de Luz.

    J.A.L. :.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  • Artículo

    29 de Enero 2021 y días venideros ?Confrontaciones?

    Hola mis queridos amigos y seguidores.

    Tal vez habéis estado oyendo hablar mucho esta semana  de la famosa Luna en Leo, la cual tuvo su máximo explendor el dia de ayer 28 de enero al encontrarse en su fase llena, la cual llamamos en este tránsito puntual «Luna de lobo«,  por ser la primera del 2021.

    Si bien la luna en esta fase se caracteriza entre otras muchas cosas, por la creatividad, el romance, las emociones intensas y el trabajo creador,   tambíen tiene su lado negativo que se expresa en estallidos de violencia y en actos desmedidos, a veces inexpicables.    En esta opotunidad, esta luna se encuentra en cuadratura (tensión y roce) tanto con el medio-cielo astrológico MC (identidad social o imagen pública), como con el planeta Marte (acción, impulso), lo cual puede causar que  esas emociones generadas por los efectos de la Luna, se vean canalizadas en forma inadecuada o hasta agresiva.

    Por si esto no fuera suficiente, este trásnsito lunar se encuentra en oposicion astrológica (confrontación) en el eje Leo/Acuario, con el ya archi conocido stellium de planetas (Jupiter, Saturno y ahora el Sol) creando aún más tensiones.  Como dijimos, esta Luna al estar en cuadratura con el MC afecta sobre todo a las masas de población y al inconsciente colectivo, el cual se encuentra un tanto crispado en estos momentos, como habéis podido notar.   Tratemos en estos días de controlar nuestras emociones, ya que nosotros tambien formamos parte de este colectivo, lo queramos o no. No obstante y que este tránsito lunar durará pocos días,  dejará su efecto.

    Sin embargo, es menester centrarnos primodialmente en el resto de los planetas y en su estado cósmico, ya que he venido a llamar a este mapa celeste que expongo ahora, «la carta de las cuadraturas».

     

    En efecto y adicionalmente a la incidencia Lunar anterior, no podemos perder de vista el stellium que se nos sigue presentando en el signo de Acuario, con la ya conocida conjunción entre los cronatores Jupiter-Saturno, ahora tambien en conjunción con el tránsito del astro rey.    

    Este grupo lo vemos conformando en este preciso momento,  una cruz cósmica (formación compuesta por la cuadratura de 4 de ellos o su conjunto, más dos oposiciones), especialísimo aspecto este que genera tremendas tensiones.

    Si prescindimos del efecto pasajero Lunar, no obstante observamos que en las próximas semanas,  se seguira manteniendo la llamada T cuadrada (doble cuadratura originada entre uno(s) planeta(s) unidos por la oposición de dos de ellos), que sin tener la enorme tirantez del fenómeno anterior, no dejan de ser sumamente tensas y disarmónicas.  Por un lado, seguimos manteniendo la cuadratura de Jupiter-Saturno-Sol (que de por si ya generan efectos muy fuertes como el de una caldera en ebullición), con Marte y Urano,  y por el otro lado cuadratura con el MC (medio cielo).  A este efecto, debemos sumarle tambien el Planeta Jupiter que aún cuando no está en conjunción con los anteriores, esta también en el mismo signo de Acuario

    En palabras comprensibles para todos, esto vendría a ser una suerte de «tomenta perfecta» para que los eventos que deben salir a flote se produzcan, ya sea por las buenas o por las malas (cuadratura con Marte) y que los mismos se exterioricen a la luz publica (representada por la cuadratura con el el MC).   Estas confrontaciones, originarán caidas de antiguos poderes establecidos y pugnas entre los que van a entrar, ademas de intentos de control a la población.

    No podemos perder de vista el predominio del elemento aire en esta configuración (tenemos 4 planetas en Acuario regido por el elemento aire), lo cual nos indica que estas batallas se desarrollaran primordialmente por las redes y medios de comunicación (que se transmiten por el aire) y además, producto de las acciones de grupos de presión, población disconforme, acciones de grupos políticos, etc.

    El planeta Urano (que es el que rige estos temas), lo vemos en conjunción con Marte y en cuadratura con los que están en Acuario (Jupiter, saturno y el Sol), lo cual nos indica que el control de los medios de comunicación y las redes se volverán más censuradoras y controladoras, sensación ésta que ya estamos viviendo.   Tambien los Gobiernos se tornarán, en su mayoría, más controladores, autoritarios y más cínicos en sus actuaciones.

    Saldrán a la luz pública escándalos que tengan que ver con la abusos de tipo económico y/o político motivados por causas antes mencionadas, (no en vano, hemos estado escuchando denuncias de ventas con sobreprecio a las élites y grupos selectos, de las vacunas COVID-19 y entregas preferenciales, denuncias de abuso en el control de las redes) etc. No nos olvidemos que Urano sigue en Tauro, que simboliza las posesiones y riquezas.    La pandemia continuara en forma virulenta en las próximas semanas, pero se evidenciará un descenso en la curva a partir del mes de Abril 2021.

    La conjuncion de Marte y Urano, en oposición al MC y en cuadratura con los actuales planetas en Acuario, nos traerá en las próximas semanas y meses el resurgimiento de antiguas rencillas civiles, choques sociales y el re surgimiento de posiciones politicas de tipo extremista e incluso fascista, ya sea de un lado o de otro ( ya esta situacion la está empezando a vivir  los EEUU y se originará también en otros países).

    Adaptémonos a los nuevos tiempos, seamos conscientes y precavidos y no nos olvidemos nunca que estamos en este plano para servir al prójimo.

    Un abrazo para todos.

     

     

     

  • Artículo

    La venida del próximo Avatar y el inicio de una Nueva Era. (III parte).

    » 3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?  Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.  Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañaránY oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.  Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.   Y todo esto será principio de dolores.» Mateo 24:3-8

    «Siempre que haya un debilitamiento de la Ley y un crecimiento de la ilegalidad en todas partes, entonces Yo me manifiesto.»  «Para la salvación de los justos y la destrucción de aquellos que hacen el mal, para el firme establecimiento de la Ley, Yo vuelvo a nacer edad tras edad».  Bhagavad Gita, libro IV, Aforismos 7 y 8,

  • Artículo

    El final de nuestro Ciclo Cósmico y el inicio de una Nueva Era. (II parte: El punto de inflexión y los acontecimientos por venir desde una visión astrológica).

    «No sea que levantes los ojos al cielo y veas el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército del cielo, y seas impulsado a adorarlos y servirlos, {cosas} que el SEÑOR tu Dios ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos». Deuteronomio 4:19

    Mis estimados lectores, amigos,  Hermanos;

    Me complace mucho hacer una nueva entrega (II parte) acerca de este tema, el cual es una continuación a mi publicación anterior de hace algunos días que como recordarán, hacia referencia al final de nuestro actual Ciclo Cósmico y el inicio de una Nueva Era (la de Acuario).

     Este devenir,  vendría a marcar la ocurrencia de ciertos eventos de capital importancia, algunos de ellos ya en pleno desarrollo y experimentación como comprobaremos en las siguientes líneas.     De igual manera, esta nueva publicación viene a ser el colofón de mis  escritos astrológicos anteriores en este mismo espacio, fechados en Enero 8 y 9 respectivamente.   Dicha continuación del tema,  la enfocaré en esta oportunidad desde el punto de vista astrológico,  pero tomando en cuenta todo lo demás que nos dice la Tradición Recibida.

    En este 2020, el gran tema astrológico será la triple conjunción Saturno-Jupiter-Plutón.     No obstante, tendrá una especial relevancia los efectos que se produzcan entre Jupiter-Saturno,  hechos que abrirán sus puertas el 21 de Diciembre 2020 bajo el signo de Acuario (signo de Aire).     Esta conjunción marcará un gran punto de inflexión:  El nacimiento de una Nueva Era, no solamente porque estos dos grandes cronatores son considerados por la astrología clásica como factores determinanes de los grandes cambios históricos, sino por que como explicamos detalladamente en el capítulo anterior, son el final de una Era y además representan las postrimerías del Kali-Yuga, dando cierre a nuestro actual Manvantara o Ciclo Cósmico.

    Sin embargo, según algunos místicos y hermetistas modernos, teósofos y filósofos de la Nueva Era, el mundo ha estado en la Era Acuario desde la segunda mitad del siglo XX.   Esto se explica por el hecho de que, en el momento del nacimiento de Jesús El Cristo, el punto vernal cambió de la constelación de Aries a la constelación de Piscis y de allí, aproximadamente 2020 años después a la Era de Acuario.

    Acuario es un signo relacionado con los cambios bruscos y radicales.  Rige cuestiones como la electricidad, la aviación, las tecnologías de vanguardia, los inventos impactantes, la informática, el Internet ya que no en vano su regente es Urano.     En el ámbito más directamente humano, Acuario también se vincula con valores de libertad, de solidaridad e igualdad, así como con la rebeldía y el espíritu contestatario y revolucionario ante  los poderes conservadores.

    La conjunción de estos planetas se producen cada 20 años y señala el inicio de un período marcado por los significados del signo en que se se encuentre en cada uno de los tránsitos.     Este encuentro,  determina los sucesos globales en el muy corto lapso de perioricidad de dos décadas, sin embargo,  siempre ha sido observada y altamente respetada por los astrólogos desde hace más de 3.000 años, por lo que su efectividad no debería estar cuestionada.

      No obstante esta conjunción que experimentaremos en breve, no es una conjunción cualquiera, ya que duranta las últimas 10 conjunciones de esta misma naturaleza,   las mismas se han producido bajo un común  Elemento agua (el Agua).    Es por esta razón,  que ahora se origina una particularidad adicional y es que se gesta un cambio del elemento alquímico (del elemento Agua al elemento Aire ), evento que se produce cada 200 a 240 años.

    En este sentido, cabe destacar que el  Aire es el elemento por el cual se transmite la comunicación en todas sus formas (naturales o tecnológicas), las nuevas ideas y tendencias (algunas revolucionarias y de caracter vanguardista), el pensamiento, etc.  aspectos estos que generan cambios en el modelo actualmente establecido, el cual estaría llegando al final de su ciclo.

    También se caracteriza por la capacidad creativa y el auge de tecnologías avanzadas, condición que se verá muy favorecida en ese preciso momento por la posición de Urano en la carta del 21 de Diciembre, ya que éste planeta se encuentra  desde hace algún tiempo  en el signo de Tauro , el cual otorga concreción y materialización en nuestro dia a dia, para poder palpar concretamente estos avances tecnológicos.

    Se trata pués, de dos tipos de energía muy diferentes que se expresan en nuestro mundo con efectos que no son compatibles entre sí y que generan agitación y confusión en la colectividad, tanto psíquicamente (inconsciente colectivo) como materialmente, ya que Piscis es un signo guiado por la sensibilidad y las emociones (el Agua), y Acuario se basa en ideas y conceptos (el Aire) casi siempre alejados de las emociones. 

    Como podemos apreciar en las generalidades del cuadro de más abajo, será un inicio de Era marcado por fuerzas Cardinales muy encadenadas a la materialidad terrenal y que al principio, generarán mucha acción.

    A continuación y basado en lo hechos y antecedentes expresados en la 1ra. parte de esta investigación y escritos anteriores, voy a exponer la carta astrológica del tránsito del proximo 21 de Diciembre a las 12 horas según el meridiano de Greenwich.     He levantado esta carta bajo esas características, dada la sincronicidad de varios factores de relevante importancia (tanto astrológicos como basados en la intuición), que considero sumamente relevantes y que resumo de la siguiente manera:

    • Conjunción partil (en grado, minuto y segundo), de Jupiter y Saturno en el signo de Acuario y además, en la casa 11 (Acuario) para esa hora prevista.
    • Momento exacto del inicio del Solsticio de invierno ( Sol en los 0 grados del signo de Capricornio -cúspide- y en la posición exacta del mediocielo), en conjunción también partil con Mercurio.
    • Gran «T cuadrada» con cúspide en Urano (arriba mencionado) en el signo de Piscis, que hace cuadraturas con los nodos lunares, lo cual indica una lección Kármica para la Humanidad entre el Nodo Sur (karma) y el Nodo Norte (Dharma o lecciones de aprendizaje).

     

     

    Pasemos a analizar este tránsito planetario y su significado.   Primero que nada,  analicemos el estado cósmico de los planetas, comenzando como es natural,  por el Astro Rey que estará peregrino ese día en su entrada al signo de Capricornio (Solsticio de Invierno).

    Destaca aquí la conjuncion exacta (partíl) de Mercurio – Sol en la cúspide de Capricornio.  Es menester notar,  que la conjunción es el único aspecto posible entre el Sol y Mercurio, ya que siempre viajan juntos en la bóveda Celeste.    Mercurio rige la comunicación, los patrones de pensamiento, la racionalidad y el razonamiento.     También la educación primaria y secundaria, la zona donde vives, hermanos, primos, transporte de corta distancia, noticias e información.      Mercurio es rápido, vivo, adaptable, variable, sin emociones y curioso.     Por otro lado el Sol es el Ego, la Voluntad y la Energía fundamental .  Es por esta razón, que  el Tránsito Sol Conjunción Mercurio es el mejor de todos los aspectos para la efectiva  comunicación.  

    Por otro lado, cuando estos dos planetas fusionan sus ernergías ( y además en el MC – Medio Cielo), esta energía se irradia en toda la carta astrológica y magnifica su efecto.  Claro, todo va a depender del resto de los aspectos tanto del Sol como de Mercurio.

    Un aspecto no armonico y hasta conflictivo, va a a ser la cuadratura del Sol con la Luna.  Este uno de los aspectos más difíciles de todos en astrología  y  en este caso en particular,  pudiera no canalizar adecuadamente esas energías tan grandes derivadas de esa conjunción Sol-Mercurio.   De esta manera, es probable que se experimenten muchos altibajos, con algunas confusiones y malentendendidos en la comunicación, especialmente con superiores y figuras de autoridad.       Las emociones negativas pueden llegar a magnificarse , y luego expresarse en forma explosiva  a través del Ego personal y colectivo.   Esto puede poner a la gente  irritable y puede llegar a ponerse  muy combativa.   Si además, lo sumamos al estado cósmico de Marte el cual como veremos mas abajo estará bastante sólido, puede ser exposiva.     Por lo tanto, la gente puede estar a la defensiva y con reacciones fuertes.  

    Esto puede suceder a pesar de que Mercurio se encuentre en buena relación con el planeta de la Nueva Era (Urano),  ya que ambos se encuentran en un armónico trígono.

    Los cronatores Júpiter y Saturno, también  se encontrarán peregrinos para esa fecha en el  signo de Acuario y además, en la cúspide de dicho  signo en pleno y fuerte comienzo.   No nos olvidemos que Jupiter ha sido considerado siempre el planeta de la expansión y del crecimiento (benéfico), mientras que Saturno el de la contracción y el endurecimiento (supuestamente «maléfico»), pero también es un gran maestro.

    Ambos planetas en conjunción,  han marcado hitos de importantísima trascendencia en la historia de la humanidad y no lo dice mi persona, sino los más grandes astrólogos que ha tenido nuestra historia.    

    Esta conjunción a dado origen a eventos  de grandiosa trascendencia tales como el nacimiento de algunos avatares de la historia como son Buda, Moisés o Jesús de Nazareth ( ver mi anterior publicación de este mimso espacio titulada «Jesús de Nazareth y las condiciones celestes en su nacimiento».   No obstante y en la otra cara de la moneda,  también a desencadenado  eventos que han marcado el inicio de pandemias y choques religiosos, culturales y políticos.  

    Debemos añadir a lo anterior, que  esta especial conjunción tambien coincide en ambos Planetas con la triple conjunción con Plutón.  Bajo esa interpretación,  los eventos se desencadenan con especial intensidad y virulencia (tal y como es la naturaleza de Plutón), pudiéndose producir catastrofes naturales, graves conflictos socio-políticos y pandemias como las que estamos padeciendo en este momento.     Es posible que estos efectos unidos al inicio de una Nueva Era, siembren en la humanidad la simiente de un nuevo despertar y un cambio de los paradigmas.   No obstante y como todo en el Universo, será un cambio gradual.

    Los tres planetas estan de igual manera aspectados en sextil con el asteroide Juno y el ASC (ascendente),  lo cual les otorga un caracter de colaboración y «confabulación» mutua,  para identifcarse con esos valores de re afirmacion de sus energías y mostrarlas a todo el mundo  (ASC).

    También esta misma  conjunción, marcará el fin de la era  clásica industrial  y el nacimiento de otra etapa, gradual pero constante, que será la Era de la comunicación digital, tal y como lo podemos evidenciar en la conjunción exacta o partíl Sol-Mercurio en el Mediocielo (cuspide de capricornio) y en el transito de Urano por Tauro (aplicación práctica de la tecnología).

    No podemos dejar de lado,  el quincuncio que muestra Plutón con la parte arábiga del Infortunio , lo cual nos indica la enfermedad y muerte en su mas genuina expresión.     Además, el mismo se produce con el nodo sur Lunar.    Esto nos indica un claro  enfoque Kármico (como lo es el del quinquncio), en la forma de una lección que debe aprender la humanidad, tal y como nos lo está demostrando ahora la epidemia del COVID-19. 

    Pero este tipo de fenómeno pandemico no es nuevo bajo la configuración celeste.   La gran peste negra de la Edad Media (siglo XV), ocurrió bajo una conjunción similar y no coincidencialmente, esa epidema se originó en China.    De igual manera, la epidemia del cólera se origino también en China y en India y recorrió Europa con fatales resultados entre los años 1.817 a 1.824 (hace apenas 200 años) y tuvo muy serias repercusiones de caracter internacional tanto en la política como en la sociedad, originando conflictos entre los paises y las regiones de un mismo país y entre ricos y pobres, tal y como se está evidenciando ahora  en la Comunidad Europea y otras potencias con el tema del covid-19.

    Ahora, casi dos siglos después (200 años), se nos presenta bajo la forma de otro virus aún más silencioso y letal como lo es el covid-19. 

    ?Pero que nos dice la cifra de 200 años?, pues bueno algo de mucha significación, ya que son 200 los años en los que aproximadamente cambian en el zodíaco los elementos fuego, tierra, agua y aire, de uno a otro en su ciclo.  

    En la epidemia del cólera teniamos en el zodiaco a el elemento Agua – signo de Piscis ( y el vacilo del cólera se transmite por el agua…), ahora el covid-19 está bajo el elemento Aire – signo de Acuario, y este virus,  !y no coincidencialmente se transmite principalmente por el aire!.   Además y para matizar este efecto, la parte arábiga del Infortunio, se encontrará el 21 de diciembre en Geminis (los pulmones).

    Pero sigamos con el análisis astrológico.

    Por otro lado, el planeta Marte se nos presenta  con un aceptable estado cósmico comodamente domiciliado en su signo Aries y tambien en colaboración con la parte del Infortunio, energia que junto a la que vimos de Plutón, puede llegar a ser bastantes cardinal para todo lo que es la salud y la vida.

    También existen otras inarmonias, una de ellas para el planeta Urano, el cual transita Tauro en un estado cósmico caído, formando una cuadratura con nuestra gran conjunción Jupiter – Saturno, lo cual nos anuncia ciertos movimientos imprevisibles que a lo largo del 2021 podrán  alterar en formar repentina el orden establecido, al más puro estilo Uraniano.  

    La conjunción con  Lilith (la Luna negra), nos cofirma que esas manipulaciones y cambios repentinos pueden producirse bajo el manto de ciertos intereses  velados y de intenciones no muy sanas.

    Todo parece indicar pués,  el nacimiento de una época marcada por un nuevo orden Mundial bajo el mando de grandes poderes socio-politico-económicos restrictivos de las libertades  y la democracia, amparados en la ignorancia de una gran masa de la población y en el monopolio y control de los medios de comunicación (Urano).

    Ya lo estamos viendo en los EE.UU con la reciente victoria de los «demócratas» y el resurgimiento velado de una especie de izquierda (pero con dinero),  que maneja a placer los medios de comunicacion y la redes sociales, las cuales están empezando, por primera vez en la historia, a ser controladadas y restringidas por esos sectores.    Esta situación la estamos viendo en este momento de forma evidente, en paises como España, Venezuela (en sumo grado) y en otras partes del Mundo.

    Finalmente, observemos el estado de Venus, el planeta de la belleza  y el amor, que además y como casi todos los demás planetas, estará peregrino

    Como vemos en el cuadro de más abajo, sus aspectos nos relatan también una carga kármica importante, dados los quincuncios con Lilith y Urano y su afinidad con Quirón.  Nos está diciendo que la humanidad a torcido y tergiversado el concepto del Amor en su genuina y verdera expresión, por lo cual,  va a sufrir ciertas heridas (quirón)  y deberá experimentar consecuencias dolorosas.

    Como hemos podido apreciar en el  transcurso de este estudio, nos esperan en el corto plazo unos tiempos bastante delicados de cambios y confrontación.     Pero este devenir,  no podría ser de otra manera al encontranos en las postrimerias del Kali Yuga, por lo que eso ya esta escrito tal y como nos relatan las Sagradas Escrituras;

    » 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores serán estos.
    9 Mas vosotros mirad por vosotros: porque os entregarán en los concilios, y en sinagogas seréis azotados: y delante de presidentes y de reyes seréis llamados por causa de mí, en testimonio á ellos.
    10 Y á todas las gentes conviene que el evangelio sea predicado antes.
    11 Y cuando os trajeren para entregaros, no premeditéis qué habéis de decir, ni lo penséis: mas lo que os fuere dado en aquella hora, eso hablad; porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu Santo.
    12 Y entregará á la muerte el hermano al hermano, y el padre al hijo: y se levantarán los hijos contra los padres, y los matarán.
    13 Y seréis aborrecidos de todos por mi nombre: mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo.
    14 Empero cuando viereis la abominación de asolamiento, que fué dicha por el profeta Daniel, que estará donde no debe (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea huyan á los montes;
    15 Y el que esté sobre el terrado, no descienda á la casa, ni entre para tomar algo de su casa;
    16 Y el que estuviere en el campo, no vuelva atrás á tomar su capa.
    17 Mas ¡ay de las preñadas, y de las que criaren en aquellos días!
    18 Orad pues, que no acontezca vuestra huída en invierno.»
     
    MATEO 13:8-18

    Después de la tormenta, llega la calma.  

    La Era de Acuario después de que pasemos esta etapa tan dolorosa y tumultuosa que caracteriza a la decadencia total características de las postrimerias del Kali Yuga, la humanidad (nuestros hijos o lo más probable los hijos de nuestros hijos),  vivirán un largo período en el cual la espiritualidad, la paz y la armonía, seán la forma común de vida, en una hermandad adecuada y bajo la tutela de un nuevo Avatar de la descendencia de Melquisedec.

    Pero esto será el tema de nuestra próxima entrega.

    «Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud».   EXODO 15:26

     

     
  • Artículo

    El final de nuestro Ciclo Cósmico y el inicio de una Nueva Era. ( I parte: El actual 7mo. Manvantara).

    «Todo fluye, fuera y dentro; todo tiene sus marcas; todas las cosas suben y bajan; la oscilación del péndulo se manifiesta en todo; la medida de la oscilación hacia la derecha es la medida de la oscilación hacia la izquierda; el ritmo compensa».  El Principio del Ritmo – 5ta. Ley Hermética. El Kybalion.

    Los ciclos cósmicos. Grabado antiguo.

    En esta nueva entrega, tengo el gusto de presentar a mis lectores y amigos, un breve trabajo de investigación acerca del significado de nuestro actual Ciclo Cósmico (el cual está llegando a su fin), y las importantes consecuencias que esto ocasiona tanto a nuestra individualidad como a la Humanidad.    No es una ninguna casualidad que  estén sucediendo desde hace décadas, pero con más intensidad en nuestros actuales días, una serie de acontecimientos socio- politicos, culturales, morales, sanitarios, que no tienen parangón en la historia moderna de la Humanidad.

      A tal efecto y para un mejor entendimiento y seguimiento del cumpimiento de esta Ley Natural cíclica, dividiré mi presentación en tres (3)  partes.     La 1ra. parte (la que ahora os presento), es una breve introducción para el entendimiento de lo que  son los Ciclos Cósmicos y nuestro actual Manvantara (el séptimo), que nos servirá para una mejor comprensión de lo que significa el ingreso a la Nueva Era (la de Acuario) y sus consecuencias.   En la 2da. parte (que publicaré próximamente), expondré desde la visión astrológica el panorama que se nos  presentará en varios escenarios de vida (esto complementará los trabajos astrológicos que os he venido presentando en el transcurso de este año en este misma «web»).   Finalmente y en una 3ra. parte (que también publicaré en breve), os contaré mis apreciaciones acerca de los signos que se nos están presentando y que revelan la inminente llegada de un Nuevo Avatar.

     

    egún las doctrinas Tradicionales, pudieramos definir al Ciclo Cósmico como al conjunto de una serie de «fenómenos» y acontecimientos que se desarrollan en una relación tiempo-espacio determinada, entendiendo que este concepto de tiempo no es el exclusivamente convencional, sino el tiempo cosmológico o cualitativo, es decir, no se desarrollaría en una forma rectilínea o uniforme, sino en una forma cíclica.    Esto significa, que la manifestación Universal y con ella la de la misma Humanidad, se cumplió en el pasado y se cumplirá en el futuro en una forma siempre cíclica y no rectilinea, pero volviendo siempre este Ciclo al punto de partida,  tal y como así lo  expresan la mayoría de las tradiciones.

     No obstante, existe una constante en cada uno de estos Ciclos y es que en la medida que el mismo avanza, se va produciendo una decadencia espiritual cada vez mas pronunciada, hasta llegar a la materializacion más absoluta, que culmina en una disolución en forma de una verdadera atomización del Mundo o como lo llamaría R. Guenon, el «mundo de la multiplicidad«.    Este efecto tiene su Causa en que en cada Edad o Era  del ciclo, se va produciendo un alejamiento gradual del «estado primordial» o esencial que poseía el hombre Primordial, el cual estaba unido inalianablemente a un Principio de caracter Espiritual.  Este Principio, ya en la actualidad se ha casi perdido salvo en contadas excepciones que forman una élite de iniciados todavía existente,  los cuales serán los promotores del cambio hacia la Nueva Era que se nos avecina.

    Otras tradiciones Occidentales, incluyendo tanto a la Qabalah Hebrea como a la Cristiana, mantienen una concepción cíclica del devenir de los tiempos. Inclusive, ya en la parte exotérica, los mismos textos canónicos como el Apocalipsis y la epístolas de San Pablo, mencionan los «tiempos finales» y «el cielo nuevo y la tierra nueva».

    Según la Tradición Indo Oriental, el actual Ciclo Cósmico o Manvantara (Vaivasvata) en el cual nos encontramos sería el séptimo (ya habrían pasado seis), por lo cual faltarían siete (7) más para un total de 14, que conformarían un Kalpa, que viene siendo un solo dia en la Vida de Brahma o del Creador.

    Nuestro actual Ciclo Cósmico o Manvantara (y cualquier otro anterior o posterior), está dividido en 30 Eras, teniendo cada Era (ó casa astrológica ),  una duración aproximada de entre 2.000 a 2.160 años. Estó es así por que al menos en nuestro sistema solar, en la bóveda Celeste se mantienen en forma inalterable las mismas constelaciones y casas-signos astrológicos en un número de 12,  (12 casas x 30 eras= 360), que serían todos los grados de una circunferencia perfecta o el tiempo que la tierra emplea en su devenir por el sistema solar.

    De esta manera, podemos determinar que un Ciclo Cósmico o Manvantara estaría compuesto por 64.800 años (2.160 años x 30 Eras).

    1 era (casa-signo astrológico): 2.160 años.

    1 ciclo cósmico: 64.800 años (30 eras)=1 Manvantara.

    1 Kalpa: 14 Manvantaras (1 día de Brahma) que equivale a 907.800 años en el cual la Divinidad está «dormida» y todo lo que tiene que suceder, sucederá.

    1 Pralaya: Un número aun indeterminado de Kalpas. Es a su finalización cuando Brahma «despierta».

    El Pralaya representa la medianoche cósmica, es el  momento del «final» de los tiempos en el que el Cosmos se repliega sobre sí mismo, diluyendo de nuevo  lo creado en un vacío que lo contiene todo.   Hay una ley en el Universo que hace que los periodos de actividad o manifestación (Manvantaras) se alternen con periodos de inactividad o sustracción (Pralayas) en un infinito devenir de Creación de Mundos y Universos, concepto de dificil entendimiento al ser humano.   Esta alternancia se aplica en los diferentes grados del Universo, tanto en el macrocosmos, como en el microcosmos, ya que «como es arriba es abajo y como es abajo es arriba».

    Pero comenzemos desde la «segmentación» espacio-temporal más elemental de la que acabamos de hablar o la Era (casa astrológica), para un mejor entendimiento.

    La Era astrológica se origina del movimiento de precesión de los equinoccios (que es la escuela de la astrología Sideral).  Este movimiento de precesión (nutación) es otro diferente pero adicional,  al de traslación y rotación de la tierra.     Para entenderlo mejor, imaginemos que la tierra es como un gran trompo inclinado, que gira en un circulo con una duración de aproximadamente 25.920 años.    Este circulo fue dividido por los antiguos caldeos (inventores de la astrologogia), en 12 partes representadas por los 12 signos del zodiaco (Eras).    Si como vimos anteriormente, cada casa-signo dura aproximadamente 2.160 años y lo multiplicamos por las 12 casas-signos del zodiaco,  nos arroja esta duracion del horoscopo sideral de 25.920 años o «Gran Año».   En el transcurso de ese ciclo, el punto vernal (o punto de Aries), recorre en movimiento retrógrado los doce signos zodiacales dando lugar a esos determinados periodos o eras de 2.160 años que acabamos de ver, en los que se modelan ciertos y determinados valores socio-culturales (dados por los planetas personales y sociales alli esxistentes) y algunas tendencias psicológicas colectivas únicas (dados por los planetas tras personales o generacionales), que estarían simbolizadas por el signo zodiacal sideral de cada periodo en cuestión.

    Visto el concepto de Era, pasamos ahora a disgregar el Ciclo Cósmico o Manvantara.  

    Nuestro actual Ciclo Cósmico comenzó en el año 62.800 A.C. y finalizará en este año 2.020 D.C.  en un punto de inflexión que tendremos este mes de Noviembre y cuyo estudio astrológico,  será precisamente el contenido de la II parte de mi trabajo y que publicaré muy en breve.

    Pero volviendo a la duración del Ciclo, y si dijimos que el mismo tiene una permanencia de 64.800 años y que el nuestro comenzó  aproximadamente 62.780 años A.C., implica que la diferencia es de 2.020 años, periodo de tiempo transcurrido desde el nacimiento del  mayor Avatar de nuestra era, Jesus de Nazaret.     Este punto será tratado en la parte  3ra. de esta investigación, ya que este mes de Noviembre de 2020, marcará un antes y un después de extrema importancia para la Humanidad.

    Estas Eras y períodos internos de nuestro actual Manvantara, se articulan en 4 diferentes Yugas  (en el marco del hinduismo un Yuga o iuga – ‘Era’ en sánscrito – es cada una de las cuatro eras en la que está dividido un maja Iuga o ‘gran era’).     A su vez, cada uno de esos Yugas está compuesto por un numero determinado de Eras o casas-signos que en la medida en que avanza el tiempo se va estrechando cada vez más la duración de cada Yuga,  indicando con ese devenir su inminente final.    Esto significa en la práctica, que en la medida en que se acerca el final de cada Ciclo, los Yugas se presentan con una MENOR duración temporal pero con una MAYOR  intensidad en la magnitud de sus eventos, sean estos de catacter natural, social o sanitario.

    1er. Yuga (Krita o edad de oro) = 12 Eras o casas astrológicas.

    2do. Yuga (Trita o edad de plata) = 9 Eras o casas astrologicas.

    3er. Yuga (Dwapara o edad de bronce) = 6 Esras o casas astrológicas.

    4to. Yuga ( Kali o edad de hierro) = 3 Eras o casas astrológicas.

    Es muy importante destacar, que cada una de esas «capas»  o Eras  las cuales están claramente identificadas con su respectivo signo astrologico y descienden en la proporcion de el número Sagrado 3.   También el lector observará que se encuentran clasificadas en grupos de tres (ver gáficos de más abajo), lo cual no podría ser de otra manera,  toda vez que la cuadriplicidad astrológica (signos Cardinales (C), Fijos (F) y Mutables (M) así lo establecen) en cada una de sus agrupaciones.    También es importante apreciar que cada uno de esos Yugas, siempre comienza con un signo Fijo (F) lo cual indica un período de estabilidad en cada uno de sus inicios y terminan en uno Mutable (M), que indica un periodo de cambio y adaptabilidad.

    Para que podamos tener una idea en la temporalidad de la ubicación de nuestro actual Manvantara (estamos en el 7mo. como indicamos al principio), el «Homo Sapiens» ya vivía en este Planeta hace 195.000 años ( hace 3 Manvantaras aproximadamente). 

    Cronología del 7mo. Manvantara actual  (64.800 años);

    Krita-Yuga(Edad de Oro)   25.920 años (12 eras) – 62.800/36.880 a.C.

    Tambien llamado Yatya-Yuga, es el período de oro de la humanidad y el principio de este ciclo cósmico, también fué el de más larga duración.  El método de liberación espiritual en esta primera Era fué el dhiana ‘meditación’.   En este Yuga más elevado, todas las personas podían experimentar la espiritualidad por intuición directa.  El velo entre los reinos de lo material y lo transcendental era casi transparente, porque era un período libre de cualquier tipo de infelicidad o miseria.  Todos eran Santos y las ceremonias «religiosas» estaban dirigidas a un mismo fin.  A este período deberá arribar la humanidad en el principio de un nuevo Ciclo Cósmico.

    Tretâ-Yuga (Edad de Plata) 19.440 años (9 eras) –  36.880/17.440 a.C.

    En este edad de plata, comienza el ritmo cíclico de decadencia.  Es la edad en donde el acercamiento a la Divinidad se efectúa en base a ritos y ceremonias ya sean estos de caracter mágico o religioso.  El método de liberación espiritual es el iagñá ‘sacrificio de animales en un altar’. 

    Dwâpara-Yuga(Edad de Bronce) – 12.960 años (6 eras) – 17.440/  4.480 a.C.

    En este Yuga, el método de liberación espiritual es archana ‘adoración de ídolos’. La decadencia espiritual continua su caida, es la edad de las dudas.

    Kali-Yuga (Edad de Hierro) –   6.480 años (3 eras) –  4.480/  2.000 d.C.

    «En el kali-iuga, habrán numerosos gobernantes luchando por el poder. Ellos no tendrán carácter. La violencia, las mentiras y la inmoralidad estarán a la orden del día. La piedad y la naturaleza del bien se desvanecerán lentamente. La pasión y la lujuria serán la única atracción entre los sexos. Las mujeres serán objetos de placer sexual. La mentira será la línea límite de subsistencia. La gente culta será ridiculizada y puesta en vergüenza; en el mundo la ley del más rico será la única ley».
    El  Vishnú puraná.

    Con esta descripción que nos hace este texto Sagrado del Hinduísmo, podemos hacernos una clara idea descriptiva de la época que estamos viviendo, y nada mas lejos de la realidad.   No sólo estos textos nos describan de esta manera el Kali-Yuga, sino también otros textos Sagrados del Cristiniamos (Apocalipsis) y algunas Suras del Corán.  

    Estamos sumergidos en la Era del conflicto, de la confusión y de la multiplicidad. Una Era de guerras, odios, conflictos, caída de las instituciones obsoletas (ya sean éstas de caracter religioso o político) y de debilitamiento de los principios morales. Tiempos de pandemias que cada vez se hacen más virulentas y de mas dificil control (no perdamos de vista que la pandemia del cólera fue apenas hace 200 años y ahora se repite en forma cíclica bajo el covid-19), arrojando en ambos casos,  una mortandad significativa a pesar de los avances científicos de cada época.

    No obstante, en algún momento cercanó llegará a su fin para dar paso a una nueva Era, en la cual se gestará el inicio de un nuevo Manvantara o Ciclo Cósmico.       Estos cambios no son repentinos (por eso tal vez no se notan de golpe), por el contrario se gestan muy lentamente en una sucesión de acontecimientos cada ve más lamentables y alejados de la Primordialidad que nos caracterizó en la Edad de Oro.

    Cronología del «Kali-Yuga » o «Edad de Hierro» actual  (disgregación de sus estapas);                      

    Sandyhâ (crepúsculos)

    Edad de Oro – 4.480 a.C. / 1.888 a.C. –  4.480 a.C.  /  4.156 a.C.

    Edad de Plata – 1.888 a.C.  /     56 d.C.

    Edad de Bronce – 56 d.C. / 1.352 d.C.

    Edad de Hierro –  1.352 d.C. / 2.000 d.C. – 1.676 d.C. / 2.000 d.C.

    Actualmente nos encontramos en plena transición de la Era de Piscis a la Era de Acuario, una transición que según todos los indicios,  debió iniciarse a principios del siglo XX y que tendrá un importante punto de inflexión el año 2020, especificamente a finales de este año (Noviembre), dadas las muy especiales condiciones astrológicas que se presentarán. 

    No obstante, este será el contenido de mi próxima entrega la cual os pido no dejéis de leer.

    Abrazo de verdadera Luz para todos.

    Om Mani Padme Hum

     

  • Artículo

    El Arcángel Miguel y su interpretación esotérica

    “Y en aquel tiempo se levantará Miguel, príncipe Grande, que es el defensor de los hijos de tu pueblo, porque vendrá un tiempo tal, como nunca se ha visto desde que comenzaron a existir las naciones hasta aquel día y muchos de aquellos que duermen en el polvo de la tierra, despertarán; unos para la vida eterna y otros para la ignominia…” Daniel XII: 1, 2.

    egún nuestro actual calendario Gregoriano, recientemente (el 29 de septiembre) se conmemoró el día de San Miguel Arcángel.  No obstante, esto no deja de ser una fecha establecida bajo una visión exotérica, toda vez que de acuerdo a lo comunicado por las fuerzas celestes de nuestro sistema Solar, la especial influencia energética de este Arcángel está dirigida y definida compartiendo los signos de Capricornio y Acuario (regidos por Saturno), y que se encuentran comprendidos desde el 26 de Diciembre al 3  de febrero.

    Miguel,  (Mijael-Mikael). (MYKAEL), מיכאל en árabe, ميخائيل (Mījā’īl); en griego antiguo, Μιχαήλ Mijaíl; en latín, Michael o Michahel,  posee el calificativo de  «Quien como Dios»  ó «Semejante a Dios«,

    • Mi (מִי) = ¿quién?
    • kha (כָ) = como
    • El (אֵל) = Dios

    También se le concibe como Jefe de los «ejércitos» de Dios y un  guerrero espiritual, lo cual nos da una idea de su elevado grado.   Se le puede invocar bajo el código numérico 613 y la gematria de su nombre en Hebreo es 101 (2).     

    Se le menciona en diversos pasajes de la Biblia cristiana y también en algunos textos sagrados de otras religiones,  ya que su gran poder (recordemos que los Arcángeles y Ángeles son personificaciones de energías Universales), está relacionada con las fuerzas del Sol y del Fuego, elementos que intervinieron en la primeras etapa de la creación (para los que sean creacionistas ó formación para los que no lo sean), del Universo, específicamente el 2do día que fué el Germen del Cuerpo Vital, otorgado por los SEÑORES DE LA SABIDURíA.

    Sello Mágico del Arcángel Miguel.

    Desde el punto de vista exotérico y considerando que el Arcángel Miguel fue uno de los tres Ángeles que anunciaron el nacimiento de Isaac (junto con los Arcángeles Gabriel y Rafael) y protegió al pueblo de Israel durante su marcha por el desierto, actualmente el judaísmo lo invoca  como guardián de sus sinagogas.  En la liturgia del Yom Kipur,  el sermón termina con las palabras:

    Miguel, príncipe de misericordia, orad por Israel”. 

    En los textos de el Talmud, su relación con los otros ángeles se compara a la del Sumo Sacerdote con el pueblo de Israel,  de la misma forma que el arcángel Miguel habría sido el interlocutor inmediato de Moisés en el monte Sinaí

    La veneración del Arcángel Miguel en el Cristianismo (es el Arcángel protector de la Iglesia católica), se basa en su mayor parte en lecturas del Nuevo Testamento y haciendo referencia a las que se refieren a él en el Antiguo Testamento,  en el Apocalipsis se lee:

    «Hubo un gran Combate en los cielos. Miguel y sus Ángeles lucharon contra el Dragón. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya lugar en el Cielo para ellos. Y fue arrojado el Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.» (Apocalipsis 12, 7-9)

    En la Menorah, Miguel está situado en el brazo extremo izquierdo y se identifica con el planeta Mercurio y la sephira Hod.                      

    Miguel Arcángel está rodeado de un muy profuso simbolismo qabalistico y esotérico.   

    Desde el punto de vista qabalistico y del Árbol de la Vida, Miguel está representado por la sephira Hod (HVD) הודד  la cual significa la Gloria y el Esplendor, la vía de iluminación a través de la mente, mente concreta e intelecto, esoterismo y magia, estudio, razón. 

    De los 7 cielos, pertenece al 2do.Cielo, que es el de los Ángeles Mensajeros, de las 4 regiones inferiores del Mundo o Cuerpo de Pensamientos (Campo Mental) y controlador de los archivos akásikos y del conocimiento Universal.

    Dentro de la Qabalah Hebrea, Miguel tiene una estrecha correspondencia con los 5 Mundos (4 mundos y un sub mundo) en los cuales se subdivide en el Árbol de la Vida la creación, a saber;

    SENDEROS EN ATZILUTH (Mundo ARQUETIPICO- Plano Espiritual) אצילות. Pertenece al grupo de los ELOJÍN / ZEBAOT (Elohim Tzabaoth) אלהים עבות siendo su color el morado.   Gematria:646+499=1145 (2).   Apreciar el árbol a la izquierda en su sephira Hod, mundo 1ro.

      

     

      SENDEROS EN «BRIATH». Creativo. 7 días del Génesis (Mundo CREATIVO- Plano Mental.)  En este mundo, se le asimila a su propio nombre como el Arcángel Mijael  מיכאל ya que son las fuerzas Arcangelicales las que mueven este Mundo.
    Este plano  de Consciencia está asignado al MENTAL  a los  AGNI y Agniswattas, que son Omnipotencia, perfección, fe y voluntad.   Su punto cardinal, elemento, estación son:  Sur-Este / Merion-Oriente / Invierno, por lo que su ubicación como  símbolo debería cumplir con lo anterior, allí donde lo presentemos.  Día de la semana: Miércoles.  Su color es el anaranjado, (ver en el árbol a Hod, mundo 2do).

    SENDEROS EN «YETZIRATH» . Mundo Formativo / Emocional,   (Mundo Formativo- Plano Astral). En este plano, Miguel se encuentra en correspondencia con los coros de Ángeles ó Beni Elohim. (BNY ALHYM) במי אלהם   gematria: 52+ 636=688.    Estos Ángeles son los hijos de los Dioses,  encargados de la construcción del mundo físico.    Poseen contacto telepático con los humanos.  Su color es el rosado y en este plano, lo ubicamos en la sephira  del gráfico de al lado.    Sub plano de existencia: 6to.,  zonas de intercomunicación, de sensibilidad y de imaginación creadora.

    SENDEROS EN «ASSIAH». Plano Sensible (Mundo Físico – la materia).  En este Mundo mas denso, se hace referencia al cuerpo celeste (planeta) que identifica a este Arcángel, siendo el mismo Mercurio (Kojak כוכב ) y se identifica con la sephira Hod del Árbol de al lado. 

    En el mundo de las fuerzas elementales o sub-planos, lo catalogaríamos asociado a las fuerzas del  6to. DEVA. Las hadas y Ondinas del Agua.

    Miguel tiene bajo su tutela y consejo a la alta jerarquía de los Arcángeles y a un selecto grupo de Ángeles, función que comparte con Metatrón y que fuera dada directamente por Dios.   Estos Ángeles, estarían identificados con los Nombres de Dios del 57 al 64 (de 72), Y-YH-AHYH-YHVH (72) ó Semhamforah y que mencionamos a continuación: Nemamiah, Yeyael, Harajel, Mitzrael, Umiabel, Yahhel, Anauel, Mejiel.

    Otra correspondencia hermética y Qabalistica del Arcángel Miguel, es la especial relación del mismo con la letra sagrada del alefato REISH – RESH ר , siendo el Ángel Reshel (RYShAL). Gem:. 541 (1) el que está bajo su mando para las influencias de esta letra.   Al estar esta letra del alefato regida por nuestro Astro rey, el Sol, es por lo que en algunos casos,  se le atribuye a ésta luminaria la regencia del Arcángel, la cual sería compartida como su fuente de su particular poder, conjuntamente con Mercurio y Saturno.

    El Rayo ó Llama que se desprende de su espada (corriente de energía), según St. Germain y también según mi   propia creencia, es la 2da llama o azul. 

    Por otro lado y según la tradición Indo Oriental, la era de nuestro  7mo. Manvantara (Chatur Yuga). (14.000 años s/ St. Germain) es en la cual Miguel inicia el desarrollo de su su acción.  Es la era 4ta. del Dwapara-Yuga, en donde las dudas y la  pérdida del sentido de la Divinidad empezaron a erosionar nuestro espíritu.   De ahí su importante labor en estos momentos de oscuridad en la humanidad y que darán paso a la Luz. 

         En este sentido, el Arcángel Miguel es ante todo el enemigo de Satanás,  el cual está personificado en nuestro plano,  por la fuerza de Adremelej (en ocasiones Samael).   Y como todo en el Universo está sujeto a la Ley hermética o principio de la dualidad,  existe la contrapartida a la Luz emanada de Miguel.   Esta energía de la oscuridad estaría agrupada en el  OVLM HAShIH, (Olam Ha-Assiah)- Quinto Mundo  (sub-mundo), ה עשיה, perteneciente a los 72 Demonios del Rey Salomón & Qlipoth. 

    El Qliphoth (demonio o ser de la oscuridad)  de la sephira Hod,  en el reino de la mente está identificado por la mentira, la astucia o el engaño.  Al mismo tiempo, el demonio de Hod se correlaciona con las ideas de inconstancia, vacilación, falta de determinación y de las fluctuaciones negativas de nuestra mente. El Qliphoth de Hod se llama también  ‘ Samael ‘, que se puede traducir como ‘ The Deceitful Ones’ (alemán, ‘ Die Täuscher ‘) o ‘ Poison of God ‘ (en alemán, ‘ Das Gift Gottes’‘).   

    Sello Adremelej

    Paradójicamente, el Arcángel Miguel también es el Ángel de la muerte ya que se afirma que le ofrece a las almas la oportunidad de redimirse antes de morir.  Otra labor es la de pesar las almas en una balanza perfecta en el día del Juicio Final, es por eso que se le compara con Anubis de la Mitología egipcia.

    En alquimia, su simbología es el Fuego .

    Finalmente y haciendo referencia a las mancias que interpretan su influencia, vemos que en el Tarot está representando por los cuatro ochos; ocho de bastos, ocho de copas, ocho de espadas y ocho de oros.

     

               

        

       

    Y en la Runas, es Sowilo / Sigel (Fuerza del Sol y del fuego,vida,Poder, fuerza,vitalidad y acción, totalidad, integridad, energía vital, naturaleza). 

    En su relación con la anatomía humana  y a efectos terapéuticos, su correspondencia sería con los pulmones y el sentido del gusto. Su gema es la alejandrina y el topacio, ideales para la terapia e invocación de este Arcángel.

    Dentro de sus correspondencias con los cuerpos etéricos ó auras, el Arcángel Miguel está especialmente contenido en el 4to cuerpo ó Mental, indispensable para lograr la comunicación con El.   Sus cualidades serían:  Comunicación, Verbo, pensamiento superior, fenómenos telequinéticos,  hipnosis, etc.

    Despidámonos de esta especial fuente de Energía Divina y Poder, con la siguiente oración:

    «San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha.Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del diablo. Que Dios manifieste sobre él su poder, esa es nuestra humilde súplica; y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas.»

  • Artículo

    כוביד – 19 (covid-19) y lo que nos dice la QABALAH.

     

    La Qabalah (tradición recibida) es la llave o clave mediante la cual podemos develar los misterios y secretos contenidos en el Antiguo Testamento (Torah)  y también, conocer el principio (causa) y consecuencias (efecto) de todos los fenómenos trascendentales que nos rodean.   El Creador nos habla a través de la Qabalah, pero estamos tan desconectados de El y tan conectados a la materia, que somos incapaces de oír Sus mensajes. 

    Es ahora a través de la pandemia que está padeciendo la humanidad (el COVID-19), que el Creador nos está enviando un nuevo mensaje y nada más útil que la Qabalah,  a través de una de sus herramientas de interpretación (la gematría), para poder develar el mensaje.

    כוביד es la escritura de COVID en Hebreo y vamos a descomponerla en sus significados individuales agrupados para poder entender de mejor manera el mensaje.    Al principio de la palabra, tenemos que está compuesta por la letra del alefato jav-kaph כ la cuál tiene un valor cardinal de 20, y la letra vav ו con un valor de 6, dándonos ambos una suma de 26, cuyo número sabemos que es también el del nombre de Di#s o el TETRAGRAMATÓN  יהוה.

    En el comienzo del otro extremo de la palabra, tenemos a la letra Iod י con un valor de 10, también la letra dalet ד con un valor de 4, lo cuál nos arroja una suma de 14

      Según el Sepher Sephiroth (el libro de los números), el 14 tiene también asociadas palabras que significan espiritualmente lo mismo, tales como “espina אטד y “sacrificioדבח , es decir, por ese alejamiento de El, vamos a padecer un sufrimiento temporal.

       Es importante tener en cuenta, que la letra Iod י que antecede significa “mano abierta” lo que obviamente nos habla de la acción directa de la Mano de Di#s. 

    כוביד

    כו+ב+יד=26+2+14=42

    En este punto es conveniente destacar que el nombre de Di#s está atrás de letra Bet y no adelante (recordemos que el hebreo se lee de derecha a izquierda), lo cual nos dice que hemos dejado a  Di’#s  «atrás» en vez de ante ponerlo a todo (con lo cual estaría delante de Bet).  Esta situación,  evidentemente no nos puede generar nada bueno, pero lamentablemente así es como esta actuando la humanidad desde que se separó de lo Espiritual y Primordial.

    Uniendo a estos dos grupos de letras (en medio de ellas),  tenemos la letra bet ב con valor de 2.  Esto nos indica un puente entre algo, es la dualidad, la polaridad y no en vano es la primera letra con la que empieza el Génesis ( Bereshit).     Es decir, se estaría uniendo al creador, con lo que está experimentando la humanidad en este momento.

    Volviendo al sepher sephiroth, tenemos también significados  con el valor 42, como las palabras “calamidad” בלהה , “pérdida” בלי y también “la tierra, Malkuth” חלד . 

    Pero también y por otro lado,  el número 42  es la expansión del Nombre de Di#s, son las cuarenta y dos letras de proceso de la Creación y las primeras 42 letras del Génesis, que originan la Aná Bejoaj, que es una de las oraciones más poderosas para poder conectarnos con el poder de la Creación.     Ésto pareciera a simple vista una dicotomía , pero si lo analizamos en profundidad y asociamos la palabra «expansión» con la palabra «calamidad» nos damos cuenta del mensaje y de lo que estamos paciendo en este planeta aquí y ahora.   

    También con ésto, se nos quiere expresar que debemos volver a los orígenes,  (ya que fuimos creados a imagen y semejanza de El) y que hemos mantenido la «imagen» pero hemos perdido la «semejanza».

    Si continuamos con el estudio y analizamos ahora el número 19  que precede a la palabra COVID, podemos pulir el entendimiento final del mensaje.

    Éste número tiene asociados significados sagrados de la misma gematría, como por ejemplo Eva (Javah) חוה  que como sabemos, es la Madre de todos, la madre externa y la madre tierra que nos devuelve todo lo malo que le hemos dado.   

    También a éste 19 se le asocian significados con el mismo valor gemátrico como: «enemigo» אויב  y «Job«איוב , que como se nos relata en el Antiguo Testamento, en el libro que lleva su mismo nombre (Libro de Job) , es sometido a duras pruebas establecidas por satanás con permiso de Di#s, para demostrar la fidelidad e integridad de Job ante El.  No en vano, satanás (etimológicamente significa el enemigo, el que separa), el cual,  también tentó a Eva y los hizo caer de la Primordialidad de la que gozaba Adam Kadmon. 

    Nada más cercano a la realidad que estamos viviendo.

    Ahora bien, si al número 42 antes obtenido le sumamos ahora el número 19, llegamos al número 61.

    כו+ב+יד=26+2+14=42+19=61

    Que según el mismo libro de los números, este 61 tendría entre otros, significados:  «yo,  yo mismo» אני.

    No hace falta ser muy imaginativo, para darnos cuenta que lo que el Creador nos está diciendo es que vamos por muy mal camino.   Al dejarlo a El atrás (lo espiritual y lo esencial), estamos sufriendo las consecuencias de ese alejamiento, en nuestro propio YO («yo,  yo mismo» אני), que es nuestro ser físico en este plano, y por lo tanto estose transmuta a nuestra Alma,  ya que lo que «es afuera es como lo que es adentro», tal y como nos dice el principio hermético de correspondencia.

    No debemos olvidarnos, que somos seres espirituales dentro de un cuerpo material y no al revés, por lo cual, ese alejamiento del Espíritu u de EL,  se esta viendo reflejado en la carne (materia).

    El Creador nos está dando a entender,  que estamos a tiempo de rectificar el camino que llevamos  antes de que sea muy tarde, pero lamentablemente somos tan ignorantes, que siempre lo entendemos con las lecciones que nos da la materia, muchas veces con el ingrediente de desolación y muerte, pero lamentablemente,  después se nos olvida todo rápido.

    Ojalá en algún momento,  esa Luz Original y Primordial que siempre hemos llevado dentro de nuestro inconsciente, se nos haga consciente y podamos retomar la senda que dejó el Hombre Primordial. 

    Tengo la esperanza de que una nueva y buena Era está por comenzar.  Es muy probable que esta generación no la verá, pero sin duda llegará.

    Mateo 13:9-18 9.  «El que tiene oídos para oír, oiga»

    Abrazo de Luz para todos.