Artículo

Jesús de Nazaret y las Condiciones Astrológicas en su Nacimiento.

 

I

Tal vez pudiera considerarse  aventurado, el hecho de atreverse a esbozar este tipo de carta astrológica para unos de los Avatares más importantes que ha tenido la Humanidad y que vino a cambiar completamente el curso de la historia.   Sin embargo, muchas de estas investigaciones  se han realizado ya, con mayor o menos éxito, tanto por astrólogos profesionales cómo por iniciados y estudiosos del hermetismo.   Humanizar a Jesús no lo desacredita, sino por el contrario lo hace más coherente.

Lo que nos mencionan los Evangelios Canónicos acerca del nacimiento y vida de Jesús y que se nos narra en el Nuevo Testamento, serían  las fuentes principales “oficiales” de información para describir la vida de Jesús.      Más sin embargo, otras partes del Nuevo Testamento, como las epístolas paulinas que probablemente se escribieron con una diferencia de 20 a 30 años, también incluyen referencias a episodios clave de la vida del Nazareno y que discrepan, en  muchos aspectos, de los Evangelios antes mencionados, incluso los contradicen.

No obstante, existen otras fuentes, que a mi juicio serían inclusive más confiables que las anteriores y son los denominados Evangelios  Apócrifos, los cuales y en este caso los pertenecientes en su relación con los del Nuevo Testamento, serían  los que más nos interesarían a efectos de este trabajo. Se trata de una complicación de más de 50 libros,  los cuales destacan y hablan de la vida de Jesús y de su Nacimiento entre otros muchos contenidos, muchos de ellos de profundo contenido esotérico e iniciático. Estos serían:  Libro sobre la Natividad de María, Evangelio Árabe de la infancia de Jesús, Historia de José el carpintero,  Declaración de José de Arimatea, Evangelio de los Egipcios, Evangelio de la Verdad, Evangelio de María, Hechos de los Hebreos. Los Milagros de Jesús, etc.

Con una mente amplia y  combinando diversas fuentes tanto canónicas como apócrifas, podemos determinar con cierto grado de exactitud el momento del nacimiento de Jesús.   El otro ingrediente, mis queridos lectores, nos lo aportaría la otra inteligencia o lo que llamamos la intuición o “inteligencia del corazón”, que en casos como en el nos ocupa ahora, sería de  importancia primordial.

II

y sucedió que, habiendo nacido el Señor Jesús en Belén de Judá durante el reinado de Herodes vinieron a Jerusalén unos magos según la predicción de Zaradust”.  Evangelio apócrifo árabe.

El acontecimiento astrológico que nos marca este Natalicio,  es el viaje que realizaran los llamados “reyes magos”, desde diversos territorios del Oriente Medio.  

Estos distinguidos personajes aparte de su condición de realeza,  eran astrólogos y pertenecían a un grupo o hermandad de iniciados que profesaban el Mazdeísmo (que es un antigua religión Persa).  Es por eso que se les menciona como “magos”, ya que la palabra «magoi» es la raíz etimológica de la palabra mago y es el nombre que recibía la casta sacerdotal de la religión Zoroástrica.    

No nos olvidemos, que el cristianismo tuvo como padre al judaísmo, pero su madre fue el mazdeísmo.   Es por eso que el cristianismo ha sido desde sus orígenes, una religión sincrética.   Los apóstoles Marcos y Lucas no hablan de los reyes magos, pero Mateo si los menciona en su Evangelio.  Igualmente, los apócrifos La Caverna de los Tesoros, el Protoevangelio y el Pseudo Mateo si los mencionan ampliamente.      Específicamente en La Caverna de los Tesoros, se  narra que poco antes de que naciera Jesús, dichos magos-astrólogos vieron una  estrella o «brillo astral» muy especial, el cual y según investigaran en sus libros astrológicos, en especial en los llamados Oráculos de Ninrod, encontraron el significado del mismo en base a una antigua profecía.

Se trataba, en este caso,  de la sagrada conjunción astrológica de Júpiter y Saturno, en este caso,  en la constelación de Piscis.    Esta conjunción se repetiría tres veces en un mismo año mayo, octubre y diciembre como veremos en detalle más adelante, ya que en ese lapso de tiempo, tuvieron movimientos normales y también retrógrados (Rx).     Algunos autores, mencionan que esta estrella de gran luminosidad,  pudiera haber sido Sirio, pero discrepo acerca de esa  posibilidad dada la ubicación en la bóveda celeste en ese momento.   

No obstante y debido al brillo de la luz generada por la conjunción mencionada anteriormente y que estaría en la eclíptica (cero grados), es que me oriento por esa teoría.     No nos olvidemos, que en aquellos tiempos no existía la contaminación lumínica que padecemos ahora,  por lo que sería fantástico imaginar la diafanidad del cielo en una clara noche en esas tierras.   Por otro lado, Sirio estaría con una declinación de -4 grados en la curva del Ecuador y su visión no sería tan evidente.

No podemos perder de vista, que los nacimientos de otros Avatares como lo fueron Krishna, Osiris  y Buda, también fueron anunciados por una estrella.

Arriba, bóveda celeste al momento del natalicio de Jesús. A la derecha, flecha con la conjunción Júpiter-Saturno, A la izquierda debajo de la eclíptica, la estrella Sirio.

Visto esto, estos reyes-magos partieron “dejando el Este”, para llevar consigo ofrendas de oro (para el Rey), mirra (para el sanador o médico) y óleo (para el sacerdote), ya que ellos sabían que el Mesías que estaba por nacer, pertenecía a la rama iniciática de Melquisedec y que por lo tanto,  poseería esa trilogía única de Rey, Sacerdote y Sanador.     Dichos magos se llamaban; Hormizd (que es una deformación de Ormuz, Dios principal Persa), Jatderegerd (rey de Saba) y Peroz (rey de Seba).

III

En mi opinión y luego de estudiar y consultar diversas fuentes de investigación,  textos Sagrados, canónicos y apócrifos, se llega a la conclusión que  el Maestro Jesús no nació en el año 0 de nuestro calendario Gregoriano.  Su nacimiento aconteció en el año 7 A.C.

Por todos es sabido, que en aquellos tiempos el territorio de lo que hoy es Israel y Palestina, estaba gobernado por Herodes llamado “el grande”, el cual una vez enterado del suceso por venir, ordenó la famosa matanza de los neonatos.

José y  María se vieron obligados huir  a Egipto  y tal y como nos cuenta el Evangelio apócrifo “Pseudo Mateo”, regresaron de aquellas tierras de residencia provisional, cuando Jesús tenía 3 años.    De igual manera, los Evangelios canónicos, coindicen en describir que la Sagrada Familia regresó a Palestina cuando Herodes falleció, (Mateo 2:19-20).    En la historia, también está  claramente documentado, que este gobernante murió en el año 4 A.D.  En consecuencia y si las matemáticas no nos mienten, Jesús nacería en el año 7 del famoso A.C. del calendario Gregoriano (o sea en el -7). 

De igual manera si consultamos los escritos del gran astrólogo-astrónomo Johannes Kepler, nos relata que mediante sus propias investigaciones, llegó a la conclusión de que Jesús nació durante la conjunción de Saturno-Júpiter en la Constelación de los peces, al inicio de esa misma Era.   

La conjunción Júpiter-Saturno, (también llamada de los planetas superiores o “cronatores”), son las que marcan ciclos de tiempo y cambios drásticos en la humanidad.   También indican el nacimiento de Avatares de la humanidad a la largo de la historia que conocemos.

 El astrólogo Messhallah, uno de los fundadores  de la astrología árabe, nos dice en su libro sobre las conjunciones de los planetas:   “La conjunción de Saturno y Júpiter es la conjunción máxima, ésta indica cambios en las sectas, partidos y religiones.”    Es por lo tanto, el antes y el después de una Era.

Una de las características básicas  astrológicas del planeta Saturno, es que simboliza al maestro, el instructor, el mago,  el sacerdote, al hierofante (poder del cielo o espiritual), mientras que la del planeta Júpiter, es el papel del monarca, del regente, rey, emperador, etc (poder de la tierra).

Esto no sería ninguna casualidad, ya que Jesús de Nazaret  nació como sacerdote y rey,  y  está claramente escrito en la Biblia que perteneció  a la misma cadena iniciática que el Gran Profeta Melquisedec (Lucas 3:23) , el cual fue otro Avatar y encarnación anterior de la misma alma de Jesús.    Tal fusión de fuerzas, se  produciría en una constelación como la de Piscis (el pez) el cual es el símbolo por excelencia del cristianismo, es una profecía que ya estaba escrita desde el principio de los tiempos.

IV

“Al llegar a mitad de camino, dijo María a José:  Bájame porque el fruto de mis entrañas pugna por venir a Luz, Y José la ayudó a apearse del asno diciéndole: ¿Dónde podría yo llevarte para resguardar tu pudor? Porque estamos al descampado”  Evangelio apócrifo “El protoevangelio”.

José y María iban camino a Belén procedentes de la Alta Galilea en compañía de uno o dos de los hijos de él, para celebrar el día del Yom Kippur, también conocido como Día de la Expiación, del arrepentimiento y del perdón.   Estas festividades,  sabemos empiezan el día  27 de septiembre y se prolonga por diez días más.  Es el día más sagrado del año judío, conjuntamente con el Año Nuevo o Rosh Hashaná.

 José estaba en Galilea atendiendo un trabajo (solía desplazarse mucho por el país por razones de trabajo) y en esta oportunidad estaba en compañía de sus esposa María.  Pero aconteció, que decidieron  celebrar esta festividad en Belén, a pesar del avanzado estado de gravidez de María.   Querían ir a Belén  ya que José era nativo de esa ciudad y allí tenía su morada permanente, hijos, familia, amigos y ciertas comodidades, lo que no hace sentido que hubiera nacido en un humilde pesebre en esa misma ciudad,  ¿o es que acaso las escrituras canónicas no son confiables?.

 Es por esa razón, que tengo serias dudas que el nacimiento de Jesús se haya producido en Belén, ya que dicho alumbramiento fue un poco anticipado a lo esperado y los pilló en pleno viaje.  Tal vez éste se anticipó por lo duro de los viajes en aquellos tiempos a caballo o a lomos de asno o camello.  Es probable entonces,  que el nacimiento se haya producido en algún sitio entre ambos puntos del viaje,  tal vez luego de haber pasado la ciudad de Nazareth en la baja Galilea,      es por eso que Jesús sería  llamado para la posteridad “de Nazareth”.

 Es muy posible que esto  haya sido así, ya que como dijimos arriba, no tendría lógica que si Jesús nació en una cueva tipo establo y llena de carencias, esto hubiera sido en la ciudad natal de su Padre José, donde como dijimos, poseía familia y comodidades.     No se si el lector recordará, que en la celebración Navideña del año 2017, el Papa Benedicto XVI se refiriera a Nazareth como el lugar de nacimiento de Jesús y no Belén.  Esto también lo menciona Mateo en el Nuevo Testamento.

 Por esa razón, la carta natal la levantaré desde este emplazamiento aunque astrológicamente y por la ubicación geográfica en que se desarrolló el viaje, no sería mucha la diferencia con respecto a otros puntos.

De tal manera que, este nacimiento se debió haber producido aproximadamente entre los días comprendidos entre  el día 24 de septiembre y el 7 de octubre del año 7 A.C. según el calendario Gregoriano.     Estas fechas han sido contempladas por mi persona,  luego de un análisis de varios factores.    Si la celebración del Yom Kippur, comenzara el 27 de septiembre y la Sagrada Familia estaba en Galilea y querían llegar al comienzo de la celebración, serian aproximadamente unos 300 km. los cuales se recorrerían (José a píe el y María a lomo de un asno) en unos 5 a 7 día de camino, previos al comienzo. 

De igual manera,  hemos tomado 10 días después de esa fecha que sería la duración de esa celebración.      Sobre este particular, se han producido una enormidad de planteamientos en cuanto a esa fecha.     Muchos investigadores mencionan que esa conjunción astrológica se produjo tres veces en ese año (mayo, octubre y diciembre) y cada uno da su planteamiento y teoría.  Otros afirman que sería en el mes de marzo, etc.

Lo que si mi persona tiene en claro, es que definitivamente no sería el 25 de diciembre como indica la tradición católica, ya que antes de que naciera Jesús, ya se celebraba esta festividad en los territorios ocupados por el imperio Romano.     El día de Navidad en realidad es una fiesta pagana y que después la disfrazaron de cristiana. La misma empezó a celebrarse a partir del año 354 D.C. por decreto del emperador romano Justiniano y por una conveniencia meramente política y social, colocó el nacimiento de Cristo ese día para aprovechar la celebración de varias fiestas religiosas.

V

Ya en esta parte de este breve estudio, es menester precisar el supuesto día y hora de este nacimiento.  Hasta el momento, nos hemos basado en una rigurosa investigación histórica y bibliográfica (tanto de los evangelios canónicos como apócrifos) y también un poco de sentido común.     No obstante y para este tipo de investigaciones, es absolutamente necesaria la combinación de razón en intuición (lo que denominábamos “inteligencia del cerebro” sumada a la “inteligencia del corazón”).  

Después de sopesar todo esto, algo me he llevado a concluir que el probable nacimiento de Jesús, sería el día 29 de septiembre del año 6 A.C. alrededor de  las 17:00 horas aproximadamente.  Pero vamos a desmenuzar esta afirmación;

¿Por qué el 29 de septiembre?

Un Avatar de las características de Jesús de Nazareth  es probable que haya nacido en una conjunción Júpiter-Saturno (de cuyas características astrológicas hablaremos más abajo) y algo en el corazón me dice que fue cuando esta conjunción fue absolutamente partil (alineación matemáticamente exacta), y que se produciría a los 17°23’ (para ambos planetas) en el signo de Piscis y en la casa 12 (que además es la constelación de Piscis).  Además el ASC (ascendente del signo zodiacal), también estaría en Piscis en ¡ conjunción con el evento anterior ¡.  Es demasiada le sincronicidad que se produce en este magno evento.

Por otro lado, es muy importante destacar en este punto, que el grado 17 en el signo de Piscis es considerado un grado crítico en cualquier carta natal. Es por eso, la especial relevancia que tendría en esta carta con esa especialísima conjunción.       Aparte de lo anterior, las escrituras nos relatan que antes del alumbramiento, José tuvo que localizar de emergencia un lugar donde guarecerse y que en aquel momento había pastores y ganado pastoreando (ya a finales del verano), cosa que no hubiera acontecido en diciembre con las bajas temperaturas que existen esa región (a veces bajo cero en esos meses de inviernos) y que hubieran obligado a recluir el ganado en los establos, no a la intemperie para ser vistos, tal y como relatan las escrituras.

pero, ¿Por qué el año 6 A.C. y no el 7 como mencionado anteriormente y como mencionan las escrituras?   

Antes del año que marcó el inicio de nuestra Era (el año 0), se utilizaba el llamando calendario Juliano, introducido por Julio César en el año 46 a. C. es decir, desde la fundación de Roma.      El mismo, fue el resultado de una reforma del calendario romano y  entró en vigor en el 45 a. C., poco antes de la conquista romana de Egipto.     Era el calendario predominante en el mundo romano, y posteriormente en la mayor parte de Europa y en los asentamientos europeos de América y otros lugares, hasta que fue sustituido progresivamente por el Calendario Gregoriano, promulgado en 1582 por el Papa Gregorio XIII.

Por esta razón es que Jesús nació, como vimos, antes del año 0 de nuestra era.   ¿Pero que implicaciones tiene esto en nuestros cálculos para el levantamiento de la carta natal?  Bueno, sería de 365 días, que es la diferencia entre el calendario Juliano  y el Gregoriano.

La enciclopedia astronómica nos dice:   “En términos astronómicos, el calendario juliano se atrasa con respecto al año trópico aproximadamente un día cada 128 años lo que equivale a 11 minutos 14 segundos de exceso por año. Para el calendario gregoriano, la cifra es de un día cada 3324 años.2 La diferencia en la longitud media del año entre el calendario juliano (365,25 días) y el Gregoriano (365,2425 días) es del 0,002%”.

pero, ¿Por qué a las 17:00 horas?

En este punto es donde se pudieran generar más dudas y esto cambiaría el ascendente astrológico, el cual varía dependiendo de la hora de nacimiento.  En este punto, nos basamos en las siguientes premisas de sentido común:

  1. Por la noche o en la oscuridad, en aquellas tierras era peligroso transitar (los ladrones y criminales han existido siempre).
  2. Si José tuvo oportunidad de dejar a María en su lugar protegido (después de ubicarlo y posiblemente rentarlo) y correr en busca de una partera, es muy probable que esto hubiera sido de día y al final de una dura jornada de viaje.

VI

Luego de este preámbulo, estamos ahora en capacidad de levantar las carta natal de Jesús de Nazaret;

 

El ASCENDENTE ASTROLÓGICO (ASC) DE JESÚS de NAZARETH.

(Descripción de su visión ante la vida y como  lo veían  los demás.  De qué forma se presentaba el ante la gente y la cara que mostraba al mundo).

Al tener a Piscis (el símbolo de la Cristiandad) en el Ascendente, Jesús se mostraba como una  persona gentil y sensible con una profunda comprensión de las personas y una actitud muy tolerante, y sin prejuicios hacia la vida (tal y como demostró al casarse con María Magdalena y en haber estudiado las religiones esotéricas en sus viajes al lejano Oriente).

No le gustaban los ambientes competitivos y ruidosos, detestando intensamente los conflictos.   Esto le hubiera dado la falsa imagen de ser algo pasivo ante las circunstancias mundanas, a esperar, a mirar, a observar, a sentir y conocer mucho.   Dejar que las cosas se hagan o resuelvan por sí mismas a su manera y con la intervención de otras fuerzas superiores Divinas.       Jesús tenía profundos sentimientos religiosos y espirituales hacia la vida, no necesariamente ortodoxos (discrepaba de muchas costumbres Judías y de la propia tradición, como por ejemplo el respeto al Sabat).  También fu un crítico de muchos aspectos de otras religiones que conoció en sus viajes junto a su Madre, lo cual le valió enemistades con muchos sacerdotes de esos cultos.  No obstante, poseía un sentido innato e instintivo hacia la inmensidad y unicidad de toda vida, que le hacía ver claramente  muchas de las aspiraciones y luchas humanas mundanas como algo de poca importancia, en comparación con el plano Divino.   

Las características de este ascendente astrológico, lo hacía ver muy compasivo y no soportaba ver ninguna criatura viviente sufrir, sea humana, animal o incluso una planta.  De niño lloraba fácilmente y le perturbaba profundamente el sufrimiento ajeno, físico o emocional. El mundo de su imaginación y fantasía eran muy reales para El, un lugar a donde podía escapar del mundo externo.    Como Jesús era una persona generosa y tolerante, las personas con problemas de todo tipo gravitaban a su alrededor, porque intuían su naturaleza compasiva.

 Desde el punto de vista racional, Jesús era  tan inteligente como cualquier otra persona, pero Él  no poseía una visión racional y lógica de la vida.   Tratar de llegar a Él a través de argumentos lógicos era a menudo inútil y frustrante.  Le guiaban siempre sus sentimientos, intuición y corazón, y no su cabeza, cosa que solía  sorprender o enfurecer a sus seguidores y apóstoles, que se regían en casi su totalidad bajo el puro entendimiento racional.

Él realmente reconocía que la vida es mucho más que lo que podemos explicar intelectualmente o lo que podemos encerrar nítidamente en categorías bien definidas. Esto le hacía poseer una cualificación especial hacia temas tales como los fenómenos psíquicos, la telepatía, la parapsicología, etc.     Sus actitudes no eran tan estructuradas y rígidas como las de otra gente, y esto le permitía ver muchos y diferentes puntos de vista y aceptarlos todos como válidos, como lo demostró en sus muchos años de viaje en compañía de su Madre, visitando países del lejano Oriente y conociendo otra formas de adorar a Dios y culturas milenarias,

Siguiendo con el estudio de su ascendente astrológico, tenemos las siguientes características relevantes;

Júpiter Conjunción con el ASC.

Jesús de Nazareth irradiaba seguridad, bienestar y optimismo que inspiraba en sus seguidores confianza y buenos sentimientos en los demás. Él se quería a si mismo al sentirse portador de una alma muy especial y de la importancia de su rol. Se apreciaba a sí mismo y lo demostraba.  Era especialmente cuidadoso son Su Alma  con el templo de la misma, su cuerpo.  Sin embargo y como todo ser humano, a veces solía exagerar y sobre estimarse.

Saturno Conjunción ASC.

 Él tenía un porte maduro, solemne y muy serio.  Poseía un gran dominio de sí mismo, mucha auto disciplina y un altísimo nivel de conciencia. No obstante, le podían obstaculizar ciertos sentimientos de inhibición e insuficiencia.  A veces y  ya desde niño, daba la impresión a los demás de ser autoritario.

Medio Cielo Astrológico.

El hecho de que Jesús tuviera su  MC en Sagitario, refleja su búsqueda y la expansión de la conciencia y de la sabiduría, que traería como consecuencia una suprema elevación espiritual.   La naturaleza muy  intuitiva de sagitario,  lo convertía en  hábil visionario y le confería una  intuición profética.   Es decir, El tendía a conocer de modo innato como se desarrollarían los acontecimientos en el futuro.  Es por eso que era abierto, creativo y expansivo.     Existía también en El una gran capacidad de atesorar sabiduría, la cual sabría  utilizar en el momento oportuno.   Este tipo de perfil lo tienen las personas que no se dejan convencer fácilmente, al mismo tiempo, necesitan convencer a los demás para que los acompañen en sus planes.

Es por eso que Jesús era un tanto dogmático en sus ideas.    La búsqueda de la aventura estaría  presente en todos los órdenes de la vida. La conexión con el extranjero y los viajes es muy común en esta posición del MC, no siendo raras las residencias en otros países o los abundantes viajes.  Su vida poco conocida (desde su niñez hasta los 30 años), transcurrió en viajes por todo el Oriente medio y lejano en compañía de María, su Madre.

ACERCA DE SU YO PROPIO E ÍNTIMO Y SUS VERDADERAS MOTIVACIONES.

Jesús de Nazaret nació con su Sol en la cúspide del signo de Libra, y además en la misma constelación de su nombre o casa. Jesús era un Librano “Puro”.

 En cuanto a su Planeta “dispositor” o co-regente de la carta, después de efectuados los cálculos éste sería Plutón, con todo lo que ello conlleva.

Su elemento es el Aire por lo de Libra (de ahí sus profunda espiritualidad), Cardinal y sumamente Activo. Polaridad positiva.    No obstante, el elemento Agua también tiene un peso específico muy alto en su carta. Él fue bautizado con agua y la religión que luego se creó con su legado espiritual, también bautiza con agua.     Con respecto a sus energías Planetarias, aun cuando en éste y los subsiguientes capítulos son descritos con lujo de detalles, vemos que están concentradas en el hemisferio Norte de la carta, lo cual nos indica a una persona completamente abierta al Mundo y al servicio de los demás.

Tenía en su vía “combusta” (15 grados de Libra a los 15 de Escorpio), tanto a Mercurio, Neptuno, Venus y la “cola del dragón” lunar.  Esto definitivamente marcaría su vida, toda vez que vino a cumplir una labor de Karma importante y tormentosa (nodo sur) que por su verbo y prédica (mercurio) lo condujo por intereses ocultos (Neptuno) a la muerte prematura.

Sus Planetas, estarían dignificados  como sigue;

Sol: Caído.

Marte : Peregrino.

Venus: Exiliado.

Mercurio: Peregrino.

Luna: Exiliada.

Saturno: Peregrino.

 Jupiter: Peregrino.

Lo cual nos indica una energía planetaria que si la vemos en forma global, es bastante conflictiva toda vez que no posee ningún planeta domiciliado o exaltado.    Apreciamos algo interesante en su carta, al oservar que tiene interceptadas las siguientes casas: La 8 en su signo (escorpio) encerrando la energía de Venus y Neptuno en las transformaciones, la muerte y todo lo oculto, de ahí que su futuro de redención fuera eminente en ese sentido.   La 9 en Sagitario con Marte, que indica que tos su vida, energía y esfuerzo estuvo canalizado con un solo objetivo: la redención de la humanidad.  La  3 en tauro, con Vesta y Juno, cuyos efectos ya comentamos arriba.

No obstante, la armonía y el equilibrio eran sus notas claves. Jesús comprendía instintivamente la necesidad de acomodar los deseos e intereses de los demás, y era extremadamente  justo y equitativo.    Poseía mucho tacto, diplomacia y sentido social y hacía todo lo posible para evadir la discordia y el conflicto. Expresaba un buen sentido de cooperación y un excelente sentido de adaptabilidad, y a menudo, lograba con encanto y discreción lo que hubiera sido imposible de forma directa y enérgica.

 Para Él, poder congeniar con otros y complacerles, asistirles y curarles era extremadamente importante. Prefería compartir y hacer cosas en grupo que hacerlas a Solas, es por eso que casi siempre estaba rodeado de sus Apóstoles y de gente que lo seguía.

Era muy idealista y romántico,  sobre todo lo relativo a la relación de pareja y al matrimonio.  Él no la buscó, pero encontró una pareja que era parecida a Él intelectualmente y la encontró en María Magdalena, capaz de mantener una relación mental, intelectual, a la vez que sea física y emocional. Esto lo vio en esta joven, rica y culta Cananita, con unas creencias religiosas muy particulares.

Jesús era un amigo (y amante) considerado y consciente, y disfrutaba también de los símbolos tradicionales del amor: el cortejar, las flores, etc. Las relaciones eran como un arte para usted, algo que requiere tiempo, atención y esfuerzo creativo. Le gustaba que su pareja sea sutil y con cierta clase, nunca grosera, aburrida o brusca.     La justicia e igualdad, tanto en su vida personal como en el mundo, serán de capital y extrema importancia para Él.    Si luchaba por algo, casi siempre era por alguna cuestión que el veía que era injusto y desigual y por eso (entre otras cosas), le supuso su muerte prematura.   El equilibrio le era muy importante y creía en la moderación en todas las cosas y su carácter y origen divino y espiritual, evitando el fanatismo o los extremos de cualquier tipo.

Como dijimos anteriormente, su Sol también se sitúa en la casa 7 por lo que estaría domiciliado en su propia casa y muy a gusto con todo lo anterior.  Esto refuerza todo lo que hemos mencionado.  Esto le permitía poner mucha energía creativa en sus relaciones con los demás.  Sentía e intuía en forma natural lo que necesitaban los demás.  El trabajar con la gente en condiciones de igualdad para generar comprensión mutua, armonía y satisfacción, era un área en la cual se desenvolvía muy bien,  Se le daba muy bien aconsejar y negociar.

Otra característica importante que refuerza esa personalidad, era su Sol en sextil Marte, que lo hacía ser una persona activa, vital, enérgica y positiva. Era un hombre de iniciativa y confianza en sí mismo.

ACERCA DE SUS  INTERESES Y HABILIDADES MENTALES

Al tener a Mercurio en Libra y además domiciliado en su casa,  uno de sus puntos fuertes era su especial  habilidad de ver los dos lados de un mismo asunto, y de negociar y lograr acuerdos y reconciliaciones.  Era objetivo y algo despegado de prejuicios emocionales y por ello haría un excelente consejero y mediador.  Su pasión por ser justo y buscar la armonía o por lo menos la coexistencia pacífica entre la gente, y su diplomacia era una ventaja para cualquier situación social en la que se encontraba. Tenía también, una fina sensibilidad artística y puede trabajar en un ambiente artístico o cultural.

Le fascinaban los intercambios verbales, entrevistas, discusiones, debates, consultas, negociaciones, en dar, recibir y compartir información (¡ya desde niño discutía temas de alto alcance espiritual y teológico con los rabinos¡.  Le atraía la gente inteligente y conversadora con la cual podía comunicarse y de la cual podía aprender.   Le encantaba el  tener un público que escuchara sus ideas ( a veces rayando el edonismo), pero también sabía apreciar la elocuencia de los demás.

Al poseer también otra conjunción especialísima como lo es la de la Mercurio con Neptuno (la cual es también una característica de los Avatares y seres de alto nivel espiritual), su mente no funcionaba de forma lógica y lineal por lo cual y para que lo entendieran, solía expresar sus pensamientos en un lenguaje sencillo y cotidiano en forma de metáforas y parábolas.

 Los símbolos, las imágenes, el arte o la música expresaban mejor sus ideas. Su alto nivel de consciencia e imaginación lo llevaban en  viajes astrales a través de los cuales  podía luego desarrollar la habilidad de transmitir algunas de sus percepciones y compartirlas.    Era muy sensible a los pequeños detalles y poseía una excepcional intuición y facultades psíquicas.  Jesús era un gran Mago y Psíquico, además de sanador. Tenía una fuerte inclinación hacia lo ideal y místico y bastante dificultad para fijar su atención en actividades mundanas y prácticas.    Le atraían muy poderosamente los temas metafísicos y espirituales, lo cual fue uno de los motivos para que desapareciera de la vida pública durante bastantes años y recorriera aprendiendo, diversos países de Oriente, todo lo relativo  a las ciencias y las artes de la Magia, la Alquimia, la Sanación etc. lo cual puso en práctica a su regreso a su tierra natal.

ACERCA DE SUS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS.

Jesús de Nazaret tenía su Luna en Capricornio, lo cual lo hacía una persona muy seria y responsable.   El trataba en todo momento  de “llevar el mundo sobre sus hombros, En muchas oportunidades aparecía a los ojos de los demás, dando la impresión de aspereza y dureza con una actitud hacia sus preocupaciones y sentimientos personales. Pero en realidad, no existía en el mundo un mejor amigo que Él.   Sus sentimientos y lealtades eran muy arraigadas, pero a menudo no permitía que nadie supiera cuánto las quería.  

Su Luna, presenta estar bien aspectada en prácticamente todas su facetas.  Al tener la Luna en la 11va casa, Jesús encontraba mucha realización emocional en estar relacionado con grupos,  organizaciones, actividades comunitarias y en especial, con sus Apóstoles, ya que  hacía de ellos sus amigo0 y su familia y sentía un parentesco íntimo con la gente que compartía ciertos ideales o creencias que Él apreciaba.  Esta Luna en sextil con Venus, le hacían experimentar que los pequeños actos de cariño y consideración son esenciales para la felicidad y éxito y sabía cómo hacer que otros se sientan aceptados, amados y estimados.

 Disfrutaba de muy buenas relaciones con las mujeres y era especialmente aceptado por ellas, ya que en muchas ocasiones se le veía hablando con ellas de muchos temas tanto terrenales como espirituales, lo cual le traía fuertes crítica de la comunidad judía en general de aquel tiempo, poseedora de muchos prejuicios para el sexo femenino.      También esta afortunada Luna, le tenía en  Sextil  con Júpiter, lo cual lo presentaba ante los demás como una persona “informal”, abierta de mente, agradable y tolerante, dispuesta a pasar por alto los errores de los demás, a olvidar el pasado, y a empezar de nuevo en clave positiva.  Deseaba y amaba que los demás se sintieran cómodos y felices, siendo siempre en extremo generoso.

Otro sextil característico de su Luna es aquel que se forma con Saturno, lo cual le otorgaba un plante y equilibrio interior que le permitía actuar de manera eficiente durante los traumas y momentos de mucho estrés emocional.   Mantenía la perspectiva y la objetividad sobre asuntos con mucha carga emocional, muchas veces para disgusto de aquellos que desearían que reaccionara más intensamente. Sus Apóstoles, a veces se desesperaban por ver como nunca reaccionaba intensa o impulsivamente, a excepción del incidente cuando desalojó a los mercaderes del templo, faceta de su personalidad que veremos más adelante.

 Él era definitivamente un punto de apoyo y fuente de lealtad para sus  seres queridos. El cumplimiento de su deber y del papel que tenía asignado en el mundo, era de capital importancia para Él.       Nunca rechazaba una responsabilidad y era capaz de sacrificarse si creía que si alta misión así se los exigía.    No se incomodaba por eso, sino que lo aceptaba como Alto destino y misión en la vida.

Su influencia Venusina (Planeta Venus) era muy profunda y marcada, este Planeta lo tenía también muy bien aspectado.    Al tener dicho planeta en Escorpio y además en la casa de este (ocho).   Sentía un amor, intenso, profundo y apasionado pero en una forma muy diferente a la netamente material y carnal que conocemos.  Le atraían las personas a quienes les rodeaba un aura de misterio. Él amaba completa e intensamente a sus semejantes.   Le gustaba rodearse de un ambiente de belleza (Venus en trígono con Júpiter) y tener amistades agradables, disfrutando mucho en ayudar a las personas. Gozaba de  buen humor y un corazón muy generoso.

Para Jesús, el amor, la lealtad y la fidelidad  eran valores muy importantes (Venus Trino Saturno).   Es cauteloso a la hora de entregar su corazón pero fiel a quien consiguiera ganarlo.     Sus gustos eran sumamente sencillos, incluso austeros, y no le gustaba la frivolidad.  Le interesaban sobre todo las cualidades interiores y el carácter de las personas mucho más que las apariencias externas y eso el lo sentía desde lejos, dadas sus especiales facultades extrasensoriales y Psíquicas  No sentía ningún interés por las relaciones casuales o superficiales.

 SUS EMPUJES Y “AMBICIONES”

Con su Planeta Marte en Sagitario, Jesús era un incansable caminante y un ambicioso emprendedor, como le demuestra sus constantes viajes (tanto cortos como largos), en los cuales adquirió enorme sabiduría.  Siempre  tenía una estrella lejana que seguir, una nueva empresa que emprender, o nuevas posibilidades que explorar.    Siempre iba hacia arriba (literalmente hablando), en sentido espiritual. Apuntaba muy alto y no se contentaba con una vida tranquila y segura.  Le gustaba traspasar sus propios límites, para ver hasta donde conseguía llegar; también le gusta arriesgarse.

Era de pensamiento positivo, esperaba siempre el éxito en lo que emprendía y se tomaba con filosofía sus fracasos, sabiendo que solo eran pruebas pasajeras, que ante decían su Grandiosa Misión.   Era  flexible y se recuperaba en seguida de las desilusiones, casi siempre con algo nuevo que  intentar.    Su entusiasmo y confianza eran contagiosos y le permitía recabar la ayuda y el apoyo que necesitaba para sus proyectos.  Al tener a este mismo Planeta en la 9na, casa, era poseedor de sobrenatural energía y de fuertes y convicciones apasionadas y luchaba por ellas.   Estaba siempre dispuesto a dedicar mucha energía y fuerza a una causa importante y actuaba con decisión por sus creencias, en vez de simplemente guardárselas para sí.    A veces, estaba  tan metido e identificado con sus ideas que no escucha en absoluto a quien que se le oponía filosóficamente.

Su Marte en Cuadratura con Urano, lo convertía en una persona sumamente inquieta, dinámica y enérgica. Él siempre usted está siempre en movimiento.  Era un alma  extremadamente rebelde y tenía una imprudente indiferencia hacia la autoridad, lo cual le trajo problemas hasta el final de sus días.   Tenía a veces un genio explosivo cuando no se hacía su voluntad.

 Cuenta el Evangelio apócrifo “La infancia de Jesús”, que era muy usual los arranques de ira de Jesús siendo todavía un niño y sus pataletas. En una ocasión jugando con uno de los hijos de Anás, este le rompió uno de sus juguetes y se dice que Él en un arranque de ira lo dejo fulminado en el acto sin tocarlo físicamente.  Esto le valió el odio permanente de este personaje, el cual duró hasta el final de sus días.   Recordemos que Jesús desde su infancia, era  portador de cualidades y energías sobrenaturales que luego encauzaría y potenciaría.

Tenía una sobreabundancia de energía y necesitaba mucha libertad personal para hacer las cosas a su manera y ritmo.

SU CRECIMIENTO Y EXPANSIÓN. LAS ÁREAS QUE EL DISFRUTABA.

Su Júpiter en Piscis, le otorgaba una habilidad especial para identificarse con los demás. El nuca llegó a  pensar en aprovecharse ni herir a nadie. Era un Alma Pura. Se preocupaba en extremo  por el sufrimiento ajeno. También era un Ser muy impresionable o tenía una sensibilidad psíquica altamente desarrollada.        Le atraía mucho  el trabajo social, el ministerio religioso, dar su tiempo y energía a organizaciones de caridad o servir y ayudar a los pobres, necesitados o marginados de alguna manera. Su generosidad y entrega desinteresada eran admirables

LAS ÁREAS QUE ERAN UN DESAFÍO O DIFICULTAD PARA EL.

Saturno en Piscis, a veces le otorgaba  una sensación de nostalgia por algo que no podía nombrar o especificar, y por eso,  tenía  una gran atracción hacia el misticismo y la parapsicología.

Vencer todo sentimiento de temor, culpa, ansiedad, soledad o hipersensibilidad, era una tarea importante para Él.      A veces,  podía experimentar ciertas culpas y miedos difíciles de concretizar, nebulosos, pero que estaban  siempre presentes y que le costaba erradicar

Júpiter Conjunción Saturno era el rasgo que más le caracterizaba como un Mesías, ya que como dijimos al principio de este trabajo, caracteriza a los Avatares de la Humanidad, esta conjunción se muestra en su carta natal como matemáticamente partil, con lo cual esta energía tan importante concentrada, lo convertían en un Ser excepcionalmente elevado

LOS ASTEROIDES  EN SU CARTA.

Lo primero que destaca en su carta, es la conjunción casi partil de los asteroides Vesta (la familia) y Juno (el matrimonio) en Tauro.  Esto corrobora la convicción que nos tenemos, en el sentido que Jesús le otorgaba una gran importancia a la familia y al matrimonio y me confirma que Jesús si contrajo matrimonio.  ¿No os habéis preguntado nunca por que los evangelios canónicos no mencionan nunca en el capítulo de las bodas de Canan quienes eran los novios? y ¿por qué celebraron en esa región?  No nos olvidemos que Maria Magdalena era una acomodada mujer, oriunda de esas tierras…

Su Palas en Escorpio, le dio  la fuerza de voluntad para llegar hasta el fondo de cualquier asunto. Le proporcionó muchísimo carisma.

Ceres en Capricornio, lo inclinaba a  proteger y cuidar a los demás proporcionando seguridad, pero de manera práctica, fría y exigente, con pocas demostraciones de afecto. Enseñaba a los demás a ser responsables, organizados, perseverantes.

LOS PLANETAS TRANS GENERACIONALES Y SU INFLUENCIA EN JESUS DE NAZARET.  PLUTON-URANO-NEPTUNO

La marcada influencia que ejercieron estos Planetas en el Avatar, marcaron en definitiva el antes y después de una Era, y sus acciones marcarían un hito y cambio en la historia y vida de la humanidad. Especialmente por la oposición de Plutón a Saturno y Júpiter.  Es por eso que este apartado, sería de vital importancia para entender a nuestro Personaje.

Veamos lo que nos dicen los conceptos astrológicos sobre estos aspectos tan importantes:

“ La oposición Júpiter-Plutón, da al portador de su carta un carácter mesiánico (sea este de verdadero profeta o nó), con una fuerte tendencia a desear la santidad, pero  a la vez querer imponer sus propios dogmas o creencias religiosas.  Este aspecto astrológico, despierta el algún momento súbitamente a la persona a la vida espiritual. Puede ser burlado o criticado por las personas siempre que declare que su misión es salvar a la humanidad, con lo cual, a veces aleja a las personas que realmente lo podría ayudar.  Estas personas no se conforman con solo observar u recibir impresiones, sino que pueden llegar realmente a formar movimientos de masas y autodenominarse maestros espirituales, exigiendo que los obedezcan. Interés por la naturaleza humana y sus recovecos. El nativo de este aspecto, tiene  mucho que ofrecer para ayudar a la sociedad.

Sin embargo, la oposición Saturno-Plutón, muestra que la persona que la tiene en su carta natal, puede ser víctima de otros en sus ansias de poder. Puede ser que se involucre en proyectos que a al largo plazo le sean peligrosos hasta incluso, ocasionarles la muerte. Debe mantener especial precaución con algunos de los que forman parte de su proyecto de vida, ya que podrían llegar a traicionarlo. Lucha de poder que originaran envidias y celos y podrían terminar con la persona.   La condición social puede llegar a ser extremadamente dura”.

¡Nada más parecido a lo que experimento Jesús en su corta Vida!

Plutón en Virgo, nos indica que Jesús  nació durante un período  entre personas guiadas por la necesidad de encontrar una norma ética, un claro sentido de lo que está bien y mal. Hay un impulso inconsciente de enderezar todos los males del mundo y crear un mundo de orden perfecto. Existe un sentido de repulsión hacia todo lo feo, sucio o grotesco. Estas cualidades emotivas internas se reflejan en las actitudes y en la vida de lo que fué esa generación. El comportamiento rebelde suele florecer en la adolescencia y tiende a moderarse luego.

Esta generación de personas no es muy buena para adaptarse y tiende a tener ideas muy fijas sobre lo que «está bien y lo que está mal». Están convencidos de que van a erradicar el mal del mundo. Es verdad que realizar buenas obras es muy recomendable, pero una reacción categórica y estrecha de miras ante temas muy complejos no ayuda mucho. Ésta generación llevaría a cabo grandes transformaciones en las actitudes sobre el Bien y el Mal y se movería entre extremos.

Neptuno en Escorpio; Jesús nació durante un período de 14 años, entre gente que tienen una sensibilidad psíquica y una imaginación muy intensas.  Existe, también, un sentido profundo de lo místico, y las religiones orientales y la meditación son muy atrayentes a su generación. De ahí los largos viajes de Jesús junto a su Madre al lejano Oriente.

Urano Trígono Neptuno; Característica clásica de un grado de  intuición y sensibilidad importante por eso es que Jesús era una persona muy inspirada. Logró traer un poco  de “aire fresco” a  la religión, e inspiran nuevos ideales y nuevas metas para las diversas naciones.

FIN

 

Astrólogo, Esoterista y Terapeuta Holístico por vocación y convicción. Ha realizado diversos estudios y cursos de la mano de reconocidos Maestros de estas disciplinas. Profesional graduado en el C.A.V. (Centro Astrológico Venezolano), E.S.T. (Escuela Superior de Tarot) y el Centro Internacional de Qabalah, en diversas ramas de la Astrología, Mancias (Tarot, Runas, Oniromancia), Radiestesia, Reiki, Angeologia y Qabalah Hebrea. Inscrito en la Federacion Española de Reiki y en la Sociedad Española de Astrología.

One Comment

  • Vilma Salazar

    Ya quisiera yo tener toda ese conocimiento y sapiencia!! Mis respeto querido amigo, por tu dedicación y la manera tan bonita de llevarnos por el hilo conductor de la Astrología y la vida de Jesús de Nazaret.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.