Artículo

Acerca de la astrología y lo que la Biblia dice.

 

        Tanto en la vida en la general, como en la astrología en particular, todas las cosas están en un constante cambio. Tenemos momentos buenos y momentos malos, épocas en que las cosas van peor o van mejor.  Pero lo que si es absolutamente seguro, es que nada permanece nunca en el mismo estado.   Toda cosa cambia o se transforma de acuerdo a un Plan Divino.

Cuando tratamos de forzar un acontecimiento o situación y si somos tenaces y constantes, es probable que consigamos aquello que buscamos o queremos (gracias a nuestro libre albedrío que por cierto también es algo que nos otorgó el Creador), pero a veces,  eso mismo que alcanzamos no es realmente lo que necesitamos o lo que nos «conviene». 

Esto no significa que debamos esperar que «el cielo nos arregle las cosas», sino más bien pensar, discernir, calcular, que podemos hacer para mejorar nuestros ciclos vitales.

De acuerdo entonces con este principio, la astrología nos enseña que hay un tiempo para cada cosa, o como coloquialmente se dice,  «el tiempo de Dios es perfecto«.

En el libro de la Ley, esto queda soberbiamente expresado cuando se escribió lo siguiente;

» Para todas las cosas hay una estación y todo lo que existe debajo del cielo tiene su tiempo: tiempo de nacer y tiempo de morir; tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar y tiempo de curar; tiempo de destruir y tiempo de edificar; tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo para estar de luto y tiempo para estar de fiesta; tiempo de esparcir las piedras y tiempo de allegar las piedras; tiempo de abrazar y tiempo de alejarse de abrazar; tiempo pare recibir y un tiempo para perder; tiempo de guardar y tiempo de arrojar; tiempo de romper y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar; tiempo de amar y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra y tiempo de paz«.

Eclesiastés, Cap. III, I.

 

Astrólogo, Esoterista y Terapeuta Holístico por vocación y convicción. Ha realizado diversos estudios y cursos de la mano de reconocidos Maestros de estas disciplinas. Profesional graduado en el C.A.V. (Centro Astrológico Venezolano), E.S.T. (Escuela Superior de Tarot) y el Centro Internacional de Qabalah, en diversas ramas de la Astrología, Mancias (Tarot, Runas, Oniromancia), Radiestesia, Reiki, Angeologia y Qabalah Hebrea. Inscrito en la Federacion Española de Reiki y en la Sociedad Española de Astrología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.