Artículo

El giro de los vórtices – Prácticas de Reiki (I)

Introducción.

 Entre los Maestros y Practicantes de Reiki, siempre ha sido motivo de controversia, el criterio para determinar si un sentido específico de giro de los vórtices, aunado a un específico grado de vibración, pudiera traer como consecuencia el diagnóstico de un vórtice o chacra bloqueado, o contentivo de algún tipo de energía discordante y en consecuencia, proceder con un tratamiento específico.

Por medio de este breve trabajo, trataré de explicar cuál ha sido mi experiencia personal como Practicante de Reiki,  con un grupo importante de pacientes (del sexo Femenino y Masculino) en mis sesiones con tratamiento en camilla y utilizando como herramientas de apoyo adicional al Reiki, el uso de la Radiestesia y la Gemoterapia. 

Giro del vórtice. El Principio hermético de Correspondencia.

«Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba».  El Kybalion.

La teoría o principio general nos dice que un vórtice «sano» o «desbloqueado» debería girar en sentido horario (el de las agujas del reloj) ó dextro céntrico, si lo hacen en sentido contrario ó sinestro céntrico, estarían bloqueados.        Este principio general, aseguraría que los mismos asimilan energía girando en sentido horario y que si tienen energía discordante,  estarían bloqueados y  expulsarían la misma girando en sentido antihorario.

Sin embargo, muchos de los Maestros y prácticantes de Reiki, son de la opinión de que

el giro no es indicador de un bloqueo/desbloqueo energético,  ya que dependería de cómo se esté trabajando en ese momento con el vórtice (si canalizando u absorbiendo energía),  estando este aspecto también influido por el género de la persona, el día, la hora y los ciclos horarios en que se efectúa el tratamiento, así como otros varios aspectos que trataré en un trabajo posterior.   Es entonces por esa misma razón, que muchos de mis colegas recomiendan fundamentalmente sentir la energía del vórtice con las manos, canalizando la misma y no fijarse tanto en el sentido del giro.

No obstante y en los personal, como Hermetista y Qabalista, siempre he tratado de buscar una correspondencia o explicación de carácter Macrocósmico o Cosmogónico (si es que eso fuera posible), a todos los fenómenos que nos acontecen en este plano de tiempo y espacio que nos ha tocado vivir ahora, encontrando que en muchos de esos casos, en efecto existen correspondencias.

Basados en este principio Universal de Correspondencia, observamos cómo el Universo en su aún continuo movimiento de expansión,  lo hace en sentido contrario a las agujas del reloj o sinestro céntrico (liberando y expandiendo energía), pero simultaneamente en los cielos, también se producen fenómenos inversos de concentración y absorción de energía, como sería el caso de los llamados «agujeros negros», que si giran en sentido de las agujas del reloj o dextro céntrico.

Giro o expansión del Universo. Sinestro céntrico.

 

 

 

 

 

 

Agujero negro. Giro Dextro céntrico.

En la práctica diariahe podido comprobar que este principio de giro, en un muy alto porcentaje, se cumple en los pacientes tratados.  Debo hacer la salvedad, que el giro es diferente (comenzando con el Mudlahara en ambos casos), en el sexo masculino (giro dextro céntrico) y el femenino (giro sinestro céntrico) y se van alternando en la medida que subimos en los chacras, lo cual también viene aunado a otros factores que analizaremos con más detalle en los apartados que preceden más abajo. 

Cabe destacar que en la realización de las prácticas y obtención de resultados, he venido apoyándome en todos los casos con una magnífica ciencia como lo es la Radiestesia, utilizando específicamente el péndulo,  compuesto en su estructura para cada una las 7 gemas que rigen primordialmente cada uno de estos vórtices.  Este giro del péndulo, lo podemos visualizar en el siguiente gráfico;

 

Giro del pédulo en el vórtice.

 

Cabe destacar que algunos casos de bloqueos o aperturas significativas, el péndulo puede actuar con movimientos rectilíneos en sentido vertical o en sentido horizontal, dependiendo del estado del vórtice, lo que en mi caso por programación y educación del péndulo, significaría bloqueo (vertical)  apertura (horizontal).

Los mismos símbolos sagrados que nos ofrece el Reiki (caso específico del Cho ku Rei), nos enseña también el mismo principio que opera en el giro (dextro céntrico ó sinestro céntrico).

Trazado del simbolo sagrado: Choku rei.

 

Vibración del vórtice.  El Principio hermético de la vibración.

 «Nada está inmovil, todo se mueve, todo vibra»  El Kybalion.

En efecto y al principio hermético de correspondencia visto anteriormente, debemos añadirle el principio de vibración que también opera simultáneamente en cada vórtice.

Esto es debido, a que un vórtice gira y vibra al mismo tiempo, teniendo en cuenta que esa vibración la pudiéramos llegar a interpretar en muchos casos, como la velocidad y profundidad de giro de dicho vórtice.    Por todos es conocido, que a mayor grado de densidad de la materia (vista como soma) o del alma (vista como Psique), o del Neuma (vista como espíritu), menor o mayor será el grado o intensidad vibratoria.    Partiendo de esta axioma, cuanto mas elevado sea el chacra, mayor sera el grado vibratorio en condiciones de apertura, teniendo también en cuenta, que esto nos puede dar también indicaciones  de un vórtice bloqueado o «enfermo».

Ambos indicativos (giro y vibración), nos ofrecen un diagnóstico muy oportuno de cada uno de ellos, dado que un vórtice energéticamente sano, debería girar y vibrar en sentido y con frecuencias elevadas.

Grado de vibración y profundidad del vórtice.

 

Haciendo referencia al tema de las frecuencias vibratorias, ya algunos expertos en la materia (en los que por supuesto no me incluyo), han elaborado gráficos y cuadros específicos en los que han plasmado (luego de diversas pruebas y estudios), el grado de cada uno de ellos medidos físicamente en Hercios (Hz).  Desconozco totalmente la metodología o procedimientos utilizados para verificar esto, por lo que se solo me limito a mencionarlo;

Frecuencia media de vibración de un vórtice «sano».

 

Polo del vórtice.  El Principio hermético de la polaridad.

« Todo es dual, todo tiene polos; todo su par de opuestos; los semejantes y desemejantes son los mismos; los opuestos son idénticos en naturaleza, difiriendo sólo en grado; los extremos se tocan; todas las verdades, son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse »   El Kybalion.

La comprensión de este cuarto principio hermético, es fundamental para poder entender el siguiente principio hermético que aplica en el Reiki, como lo es el Principio de Género.

En efecto, el Ser Humano (ya sea hombre o mujer), tiene una polaridad que en este caso la vamos a enfocar estrictamente desde el punto de vista enérgetico, como positiva (+) o negativa (-) que es también medida como carga electromagnética.

Basados en el entendimiento de este principio, y partiendo de que la polaridad del 1er. vórtice (Kundalini) femenino es YIN ó sinestro céntrica y  que la del hombre es YANG o dextro céntrica, podremos apreciar en el Principio hermético siguiente el sentido de giro de los vórtices dependiendo del sexo, partiendo siempre del vórtice 1ro. el cual tendría una polaridad Yin (-) para la mujer y Yang (+) para el hombre.

Polaridad partiendo de la Kundalini según el sexo.

Algunos autores y especialistas, lo manejan bajo el concepto que nos ofrece el Tao del Yin Yin y el Yang, siendo el fenómeno masculino de tipo electromagnético y el femenino de tipo gravitacional.

 


Género del vórtice.  El Principio hermético del Género.

«El género está en todo; todo tiene sus principios masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos.»   El Kybalion.

En el Universo todo se manifiesta como género femenino o género masculino, y si el Ser humano es «polvo de estrellas» y fue creado a imagen y semejanza de Dios, en  nuestro cuerpo debe de estar representado energéticamente este principio.

Como hemos visto anteriormente, los vórtices giran en un sentido en el género femenino y en otro en el género masculino.  Los grandes Maestros afirman  que la kundalini tiene 2 conductos o canales adicionales, uno a cada lado de los vórtices.  En el género masculino, el canal derecho está más energizado,  por lo que impulsaría a los vórtices a girar en sentido dextro céntrico mientras que en el género femenino, el izquierdo haría que giraran en el sentido contrario por ser el canal izquierdo más potenciado.

 

Esto lo pudiéramos visualizar gráficamente como sigue:

 

Cada vórtice gira en sentido distinto al siguiente y al anterior. Estos mismos Maestros afirman que con la kundalini, hay 2 conductos más (ida y pingala) que serpentean entre los vórtices, provocando estas «corrientes» que entonces los mismos giren de esta manera. Esta corriente será más pronunciada, y por lo tanto su efecto en el vórtice mas intenso, en la medida en que este despertar de la Kundalini haya sido intenso.

Como se podrá observar en las imágenes, la kundalini del género masculino gira en sentido dextro céntrico (+), en el vórtice siguiente Svadhisthana en sentido sinestro céntrico (-) y así sucesivamente hasta llegar al vórtice 7mo. Sahasrara que cierra girando también dextro céntricamente.

Caso contrario se observa en la imagen, que en el género femenino, la kundalini comienza girando en sentido sinestro céntrico para culminar en el vórtice 7mo. girando sinestro céntricamente.

El sentido de cambio de giro de un chacra a otro explicado anteriormente tiene tiene también otras diversas acepciones. El del género masculino gira hacia la derecha, y expresa con más énfasis las cualidades: Conquista y dominio en el ámbito material y sexual.    Por contrario , el primer vórtice del género femenino,  tiene un sentido de giro sinestro céntrico, lo que la hace más sensible para la fuerza engendradora del elemento  tierra, que fluye a través del centro sacro 1ro. . En el segundo vórtice se invierten los giros: el sentido de giro dextro céntrico en la mujer, indica una mayor energía en la expresión de los sentimientos,  el sentido de giro sinestro céntrico del hombre,  llega a interpretarse como lo receptivo, a menudo incluso como actitud pasiva y asi alternativamente con los demás.

El estar en conocimiento del sentido de giro de los vórtices, nos permitirá incluirlos mas fácil y eficientemente en algunas formas de terapia, como por ejemplo la Aromaterapia  en donde se podrían aplicar los aromas a través de  un movimiento circular en el sentido correspondiente, o también con las gemas (gemoterápia) giros en el mismo sentido que tienen los centros energéticos para desbloquearlos a ayudarlos en su giro.

Agradecimientos;

A mi colega Sol Monasterio por algunas de las imágenes reproducidas.

Astrólogo, Esoterista y Terapeuta Holístico por vocación y convicción. Ha realizado diversos estudios y cursos de la mano de reconocidos Maestros de estas disciplinas. Profesional graduado en el C.A.V. (Centro Astrológico Venezolano), E.S.T. (Escuela Superior de Tarot) y el Centro Internacional de Qabalah, en diversas ramas de la Astrología, Mancias (Tarot, Runas, Oniromancia), Radiestesia, Reiki, Angeologia y Qabalah Hebrea. Inscrito en la Federacion Española de Reiki y en la Sociedad Española de Astrología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.